Institucional
f Confederales Regionales
f Mesa Directiva
f Mesas Directivas Anteriores
Comunicaciones de Mesa Directiva
Novedades Institucionales
Mensajes del Presidente
Ex-Presidentes
Sociedades y Delegaciones
Secretarías
Comités Científicos
Claustro Docente
Consultoria de Gestión
Campaña "100.000 Corazones" 7ma. Edición 2013
Fundación Cardio
Estatuto
Normativas
Historia
Indice Temático
Direcciones de contacto
Rediseño del sitio

 

Inicio > Institucional > Mensaje del Presidente de FAC
Imprimir sólo la columna central

Sexto Mensaje del Presidente de FAC
Primer Mensaje - Segundo Mensaje - Tercer Mensaje - Cuarto Mensaje - Quinto Mensaje

Es éste, el último mensaje que les hago llegar, en mi carácter de Presidente de la Federación Argentina de Cardiología.

Ha transcurrido vertiginosamente el tiempo de esta gestión. Durante el año 2004, muchos emprendimientos, proyectos, modificaciones a estructuras preexistentes y decisiones institucionales ocuparon mi tiempo y el de los integrantes de la Mesa Directiva.

Durante la gestión, hubieron grandes alegrías y largas discusiones. Coincidencias fáciles y discrepancias profundas y sutiles alrededor de las acciones programadas y concretadas. Sin embargo, al momento del balance y la reflexión, las sensaciones placenteras y de satisfacción son las que predominan y estoy seguro que serán las que persistan.

Las instituciones, los grupos humanos y los equipos de trabajo, aprenden de los errores y reconocen los factores negativos que atentan contra la modernización y el crecimiento, pero sin duda alguna, se nutren y crecen del optimismo y de la utilización de los hechos positivos.

Tener la posibilidad y el honor de conducir una Institución científica como la FAC, pone en juego la pasión y la ansiedad por concretar las ideas que siempre me acompañaron. Las realizables y las utopías, y llevan a veces a la contradicción y a la trampa, de enfrentar las ideas con los hechos en un mundo materialista y economicista.

Poder aplicar en el terreno de la realidad los proyectos que surgen de estas ideas, significa construir el ámbito, la organización y las estructuras adecuadas para llevarlas a cabo, y para que una vez creadas se recreen, crezcan y persistan con la solidez que merece su importancia.

Resultaría fácil crear y desarrollar cualquier proyecto, contando con estructuras rectoras, ricas y contenedoras, que simplemente nos permitan ejecutar lo que creemos justo y necesario. Pero esto no es así, al menos en nuestra Argentina de hoy, donde mucho está todavía por hacerse, y donde casi todo, surge de inspiraciones y raptos de trabajo, dedicación y creatividad.

Cuando se comprometen voluntades en proyectos sin contención y dudoso sustento, se corre el riesgo de que la frustración supere a la creatividad.

Creo que sólo controlando la ansiedad y planificando la organización y obtención de recursos humanos y materiales adecuados, pueden lograrse objetivos sólidos, duraderos y sustentables.

De esta gestión que ahora termina, me hubiera gustado lograr construir aquellas cosas que siempre desee para la FAC. Residencias médicas, acceso a la información científica internacional rápida y efectiva para todos, reabrir las becas de formación profesional en sitios de nuestro país y el exterior, que tanto trabajo costó conseguir en todos los años anteriores. Pero no pudimos hacerlo, ya que la falta de recursos económicos suficientes y de continua y previsible obtención, resultó un obstáculo real.

Decidimos entonces dirigir nuestros esfuerzos a la obtención de más y más organización, dirigida a evitar que la improvisación y la ansiedad generaran éxitos efímeros, vulnerables con los vaivenes de nuestra economía y política nacional.

Muchos de los proyectos desarrollados durante este año, no lucen ni resplandecen todavía. En el primer mensaje de este año, decía que muchos de los proyectos iniciados serian concretados por los vicepresidentes que continuarían con la tarea de gestión, y así será. Muchos esfuerzos de este año fructificarán en los años venideros, de la misma manera que yo he tenido la suerte y el honor de ver fructificar el esfuerzo de muchos que me precedieron desde distintos sitios de trabajo en la conducción de la FAC. La realización del Congreso Mundial de cardiología en el 2008 es un clarísimo ejemplo de ello.

Estoy, al igual que todos los integrantes de la Mesa Directiva, conforme con esta visión de nuestra gestión.

Debo agradecer a todos los que me acompañaron en la Mesa Directiva por su dedicación, compromiso y trabajo. Su sincera colaboración en la discusión y análisis de los proyectos y por su lealtad en la observación de las reglas que nosotros mismos nos impusimos.

A todo el personal administrativo de FAC, los viejos y los nuevos, por llenar de contenido las estructuras que nos atrevimos a crear y que sin su trabajo e ideas hubieran estado vacías.

A todos los dirigentes de las Sociedades federadas, las de siempre y las que este año se incorporan, por que con su discusión, consenso y disenso nos colmaron de apoyo y buenas ideas.

No tengo dudas de que la renovación y el crecimiento de nuestra Institución continuará sin pausas y que los dirigentes que sigan a mi gestión la superarán con creces, lo que me llena de alegría y orgullo.

Gracias a todos por su apoyo, trabajo y aliento.

 

Dr. Ricardo Ronderos
Presidente FAC 2004

La Plata, 23 de noviembre de 2004

 
 

Búsquedas

Revista de FAC


gogbut

Contenidos Científicos
y Académicos


gogbut

Accesos rápidos

Revista de FAC
www.fac.org.ar/revista


XXXII Congreso Nacional de Cardiología 2014

VIII Congreso Virtual de Cardiología 2013

Campaña "100.000 Corazones" Edición 2013

Webmail

Ayuda

English

Principios del sitio


Espacio Publicitario




Actualización: 08-Jun-2018 - DHTML JavaScript Menu By Milonic.com