Publicaciones
f Revista FAC
f Temas de Cardiología
f NotiFAC
f InfoFAC
f Diario Institucional
f Libros
f Temas Libres de Congresos de FAC

 

Inicio > Publicaciones > Libros
Libro

Federación Argentina de Cardiología. Sus primeros 30 años

Editorial Federación Argentina de Cardiología, 1995

Dr. Florencio B. Garófalo

Volver al índice

Imprimir sólo la columna central


Capítulo I
La Cardiología Argentina hasta 1965

Si se desea hacer una referencia sobre la historia de la Cardiología Argentina no se puede dejar de consultar la muy interesante monografía realizada por el Dr. Alberto Demartini sobre la "Historia de la Sociedad Argentina de Cardiología" (1). Si bien se puede no coincidir en algunas apreciaciones, comentarios y/o opiniones vertidas en ella, los datos históricos investigados por el Dr. Demartini son de sumo valor para todos los cardiólogos argentinos. Por ello, mucho de lo aquí mencionado con respecto al desarrollo de la Cardiología Argentina fue obtenido de dicha monografía.

La Cardiología Argentina puede decirse comenzó a principios de siglo, en 1901, cuando el Prof. Dr. Abel Ayerza describió el cuadro de insuficiencia cardíaca asociada con cianosis que denominó "cardíacos negros" aunque algunos años antes, en 1893 el Dr. Amador Lucero, escribió su tesis doctoral sobre "Cardiopatología Infantil". En 1912, uno de los discípulos de Ayerza, el Dr. Francisco Arrillaga, publicó el considerado primer libro cardiológico argentino: "Esclerosis secundaria de la arteria pulmonar - Cardíacos negros".

Aún en esa época, la discusión cardiológica era solo una inquietud académica. Recién cuando el Prof. Bernardo Houssay trajo al país en 1912 el primer electrocardiógrafo puede considerarse que nace la Cardiología en Argentina.

A fines de la década del '20, ya existían importantes centros médicos que efectuaban estudios cardiológicos, debiendo destacarse la realización en el Servicio del Prof. Tiburcio Padilla por dos de sus colaboradores, Dres. Pedro Cossio y Isaac Berconsky del primer cateterismo cardíaco en América y tercero en el mundo después de Forssmann y Jiménez Díaz.

En el interior del país también cundía la inquietud por la Cardiología. En 1937 se inauguró en la Cátedra del Prof. David Staffieri de la Facultad de Medicina de Rosario un dispensario destinado a la atención de enfermos cardíacos que estaba bajo la dirección el Dr. Luis Gonzalez Sabathié y en 1938 se inauguró otro en Mendoza bajo la conducción del Dr. Aníbal Castro Aubone.

En el año 1934, un grupo de jóvenes médicos de Buenos Aires, fundamentalmente los Dres. Blas Moia y Eduardo Braun Menéndez, decidieron crear la Revista Argentina de Cardiología, cuyo Comité de Redacción integraban solamente los profesionales dedicados preferentemente a la incipiente especialidad. Y con ello también nació la inquietud de crear una Sociedad Científica que los nucleara y cuya finalidad fuese propender al desarrollo de la Cardiología.

Luego de varios intentos frustrados, en 1937 se creó la Sociedad Argentina de Cardiología (S.A.C.), con la designación de solo 16 Miembros que fueron elegidos por un Tribunal de Honor integrado por 6 Profesores de la Universidad de Buenos Aires. Entre los Miembros Fundadores estaban, del interior del país, los Dres Oscar Orías de Córdoba y Luis Gonzalez Sabathié de Rosario.

Siguiendo sin lugar a dudas los criterios sustentados por otras Sociedades Científicas nacionales y extranjeras de la época, sus normas estatutarias fueron muy estrictas. El número de socios era limitado (no podían ser más de 50), y se incorporarían a razón de 2 por año como máximo,  siempre y cuando no fuera objetado su ingreso de acuerdo al sistema de "bolilla negra".

La capacidad científica de quienes integraban la Sociedad (Dres. Blas Moia, Pedro Cossio, Antonio Battro, Eduardo Braun Menendez, Oscar Orías, Alberto Taquini, Luis Gonzalez Sabathié) hizo que con el correr del tiempo la producción cardiológica se enriqueciera y alcanzara un nivel reconocido en el extranjero.

También con el tiempo comenzó a crecer la Cardiología en el interior del país en base al entusiasmo de jóvenes cardiólogos, en su mayoría discípulos de aquellos. Comenzaron a crearse distintas Sociedades de Cardiología: Mendoza (1947), Tucumán (1951), Córdoba (1952), Rosario (1955), La Plata (1955) y del Sud las cuales fueron filiales de la Sociedad Argentina de Cardiología.

En la década del 60, a pesar de los años transcurridos y del auge que iba adquiriendo la Cardiología en todo el país, la estructura societaria de la S.A.C. no fue modificada en lo sustancial. Si bien ya no existía la "bolilla negra", solamente podían ingresar a la Sociedad 4 miembros de Capital y sólo 2 del interior del país por año, siempre y cuando fueran aceptados por la Asamblea, con el agregado que estos últimos debían viajar a Buenos Aires para presentar sus trabajos científicos, desconociéndose así su actividad en las Sociedades a las que pertenecían.

Las distintas Sociedades de Cardiología del interior actuaban con cierta autonomía, y si bien eran filiales de la Sociedad Argentina de Cardiología, no tenían ninguna participación en la política cardiológica nacional ni internacional. Las sedes y autoridades de los Congresos eran designadas desde Buenos Aires, como así también los participantes en las distintas actividades científicas. La representación de la Cardiología Argentina en el exterior era asumida exclusivamente por los cardiólogos de la Capital Federal. Las Autoridades que conducían la Sociedad eran elegidas casi exclusivamente entre los miembros residentes en Buenos Aires como lo demuestra el hecho que desde su creación en 1937, solamente el Dr. Luis Gonzalez Sabathié de Rosario (miembro fundador de la Sociedad) llegó a la Presidencia en 1956 casi 20 años después de su fundación, y solamente 3 cardiólogos del interior formaron parte alguna vez de la Mesa Directiva de S.A.C. desde 1937 a 1964 (el Dr. Fernando Gaspary de Rosario como tesorero en 1960-61, el Dr Moisés Sloer de Rosario como vocal en 1963 y el Dr. Rodolfo Romero de La Plata como vocal en 1964 para completar un mandato).

Todo ello trajo cierto descontento y malestar entre los cardiólogos del interior quienes se sentían de alguna manera discriminados y marginados por los de la Capital Federal.

La situación se agravó sin lugar a dudas luego de la realización en Rosario en 1963 del V Congreso Argentino de Cardiología organizado por la S.A.C. Las principales autoridades del mismo eran de la Capital (Presidente el Dr. Julio Berreta, Secretario el Dr. Antonio Perreta y vocales los Dres. Héctor Mosso y Abel Bengolea). El Dr. Roberto García Turiella, en ese momento Presidente de la Sociedad de Cardiología de Rosario, fue quien tuvo prácticamente la responsabilidad de su organización, trabajando intensamente junto a la mayoría de los cardiólogos rosarinos (Dres. Luis Velles Aguirre, Osvaldo Robiolo, José Gonzalez García, Fernando Gaspary, Maximiliano Voogd, Pedro Tuero, Eduardo Bruera, etc); sin embargo era solamente vocal del Comité Organizador.

A continuación de las sesiones de este Congreso, se llevaron a cabo las Primeras Jornadas de U.S.C.A.S. (Unión de Sociedades de Cardiología de América del Sur) y a pesar de realizarse en el interior del país, los únicos representantes argentinos y asistentes a las distintas reuniones realizadas fueron también todos de Capital Federal.

Inmediatamente surgió la idea de plantear a las Autoridades de la S.A.C. una serie de inquietudes que permitieran una mayor participación y reconocimiento a los cardiólogos del interior del país. Además, las distintas Sociedades de Cardiología resolvieron realizar en Salta por primera vez una actividad científica en forma independiente de la S.A.C.

La Sociedad de Cardiología del Noroeste Argentino, recientemente creada, asumió la responsabilidad de organizar en agosto de 1964 las Primeras Jornadas Cardiológicas del Interior del País "Dr. Luis Gonzalez Sabathié" en las que participaron exclusivamente cardiólogos de distintas Sociedades de Cardiología del interior. En dicha reunión, se intercambiaron ideas, se unificaron criterios y se resolvió solicitar a la S.A.C. un cambio en la estructura de la Sociedad, en busca de una mayor participación en las decisiones y conducción de la Cardiología Argentina considerando que un sistema federativo era el más adecuado, justo y equitativo.

Así se lo hicieron saber a las autoridades de S.A.C. en una nota en la cual le solicitaban una reunión con el fin de tratar las inquietudes de los cardiólogos del interior, considerando que "era urgente y fundamental una modificación de la estructura de la Sociedad Argentina de Cardiología".

Ante tal situación, la S.A.C. resolvió llamar a Asamblea Extraordinaria, la cual se reunió el 2 de octubre de 1964 y a la que asistieron los miembros titulares residentes en el interior: Dres Ricardo Podio y Justo Salas de Córdoba, Ramón Rojas y Kirchbaum de Tucumán, Jorge Suarez de Mendoza, Pedro Tuero, Osvaldo Robiolo, Eduardo Bruera, Luis Velles Aguirre, Maximiliano Voogd y José Gonzalez García de Rosario, quienes propusieron la creación de una organización federativa de Sociedades de Cardiología, moción que fue rechazada después de ásperas discusiones.

Vista la decisión de la Asamblea de S.A.C., a fines de octubre de ese año, delegados de las Sociedades de Cardiología de Rosario, Córdoba, Tucumán, Mendoza, La Plata, del Sud y del Noroeste, se reunieron en Córdoba (ver Anexo I) creando el Comité de Coordinación de las Sociedades de Cardiología del Interior del País y resolvieron intentar nuevamente un acercamiento, para lo cual una delegación viajó a Bs. As. a principios de noviembre para reunirse con la Comisión Directiva de la S.A.C. (ver Anexo I). En dicha reunión se resolvió formar una comisión mixta integrada por los Dres Bernardo Malamud, Bernardo Lozada, Julio Berreta y Jorge Gonzalez Videla por la S.A.C. y los Dres Justo Salas de Córdoba, Fernando Gaspary de Rosario y Jorge Suarez de Mendoza por las Sociedades de Cardiología del interior, con el fin de redactar un proyecto de cambios a los Estatutos de la S.A.C. A pesar de algunos intentos, esta nueva comisión no llegó a reunirse por distintas circunstancias.

A fines de 1964, la Mesa Directiva de la S.A.C. propuso a sus socios una serie de reformas que contemplaban algunos de los requerimientos solicitados, pero en realidad no introducían modificaciones sustanciales a la estructura de la Sociedad como era el deseo de las Sociedades del interior.

La propuesta consistió basicamente en:

1. No aceptar la estructura de tipo federal
2. No sería necesario viajar a Bs. As. para presentar los trabajos científicos y de esa manera poder acceder a ser miembros titulares de la S.A.C., ya que se crearía una comisión evaluadora de los trabajos que se presentaran en las Filiales, integrada por igual número de miembros del interior y de la Capital Federal.
3. Desaparecerían las categorías de Miembros de Capital y Miembros del Interior, y en adelante todos serían miembros de la S.A.C.
4. Algún miembro de las Sociedades del Interior podría ocupar la Presidencia de la S.A.C. cada 3 años.
5. Se aumentaría a siete el número de miembros de la Mesa Directiva de la Sociedad Argentina de Cardiología, de los cuales cinco representarían a la Capital Federal y los dos restantes al Interior.
6. Se permitiría que alguno de los Congresos a realizarse en el Interior tuviese como Presidente a un cardiólogo perteneciente a las Sociedades de Cardiología del interior.
7. Se nombraría en algunas oportunidades un cardiólogo del interior para que conjuntamente con un cardiólogo de la Capital Federal pueda concurrir como representante de la Sociedad a los Congresos a realizarse en el extranjero.

Esta propuesta, enviada por el Dr. Julio Berreta y que figura transcripta textualmente en el libro de actas de la F.A.C. (ver Anexo I) si bien representaba cambios en algunos aspectos, los cuales inclusive eran muy resistidos por un porcentaje muy elevado de miembros de la Capital, substancialmente significaba que el poder de decisión seguiría casi exclusivamente en manos de los cardiólogos de Buenos Aires.

El 23 de enero de 1965 el Comité de Coordinación de las Sociedades del Interior se reunió en Córdoba (ver Anexo I) donde analizó dicha propuesta y si bien resaltaron las diferencias sustanciales con respecto a lo propuesto por ellos a la S.A.C en lo que llaman BASES MINIMAS aprobadas en octubre del año anterior, resolvieron llamar a Asamblea Extraordinaria para el 6 de marzo, solicitándole a todas las Sociedades que analizaran en su seno lo enviado por la S.A.C. y sus delegados llevasen a esa reunión opinión concreta al respecto.

En la Asamblea, los representantes de todas las Sociedades de Cardiología del interior consideraron que "las mismas no satisfacen las aspiraciones de los cardiólogos del interior ya que no introducen las modificaciones substanciales a la actual estructura de la S.A.C. que postulan las Sociedades del Interior del país" y "con el ánimo de no romper las tratativas realizadas hasta el momento y fundamentalmente con el pensamiento puesto en la preservación de la unidad de la familia cardiológica argentina", se resolvió elaborar un nuevo proyecto de reformas estatutarias que introducían algunas modificaciones a la propuesta anterior que son aprobadas por unanimidad y elevarlas de inmediato a la S.A.C.

De acuerdo a este nuevo proyecto se solicitaba que la Sociedad Argentina de Cardiología estuviese constituida por todas las Sociedades de Cardiología existentes en el país, es decir transformarla en una sociedad de sociedades con espíritu federativo.
Además "DECLARAN que en caso de no ser aceptadas por la Sociedad Argentina de Cardiología las bases propuestas tendientes a modificar la estructura de la misma, quedará constituida automáticamente desde el día 20 de abril de 1965 la FEDERACION DE SOCIEDADES CARDIOLOGICAS ARGENTINAS". (Ver Anexo I)

Asimismo declararon que las distintas Sociedades de Cardiología del Interior no prestarían apoyo al VI Congreso Argentino que estaba programado realizarse en La Cumbre en 1965 hasta tanto no se obtengan la correspondiente respuesta a las modificaciones estatutarias propuestas.

La Comisión Directiva de la S.A.C. en conjunto con los ex presidentes de la Sociedad resolvió con fecha 12 de abril de 1965 la desafiliación de todas las Sociedades desechando por lo tanto la propuesta enviada por los cardiólogos del interior e inclusive las modificaciones a los Estatutos contenidas en la propuesta antes enviada por la misma Comisión Directiva.

Rotas así las tratativas, el 3 de julio de 1965 en la ciudad de Córdoba, reunidos los delegados de todas las Sociedades de Cardiología del interior, (excepto los de la Sociedad de Cardiología del Sud, Dres. Roberto Galicer y Horacio Gonzalez Esquivel, quienes sostuvieron que aun no estaban agotadas todas las instancias para lograr los cambios propuestos) Dres. Ricardo Podio y Justo Salas por Córdoba, Alfredo Zabala Jurado y Jorge Suarez por Mendoza, Felipe Castro Forgia y Juan C Barbeito por San Juan, Floreal Ferrara y Julio Cúneo por La Plata, Felipe Lanari Zubiaur y Miguel Alonso por Noreste, Ramón Rojas, Edmundo Albaca, Nallib Dib y Francisco Peralta por Noroeste, Pedro Tuero y Luis Velles Aguirre por Rosario, Gerardo Palacios, Raul Juarez Peñalva, Adolfo Poliche y Carlos Fernández por Tucumán se creó la FEDERACION ARGENTINA DE CARDIOLOGIA. (Ver Anexo II).

Se establecieron 2 organismos de gobierno: el Consejo Federal, integrado por los Delegados de cada una de las Sociedades Federadas con representación igualitaria, y la Mesa Directiva.

Hasta tanto se redactasen los Estatutos definitivos se estableció que los delegados asistentes a esta reunión integraran el Consejo Federal Provisorio y la Mesa Directiva Provisoria estuvo integrada por:

Presidente
Dr. Ricardo Podio
Córdoba
Vicepresidente
Dr. Alfredo Zabala Jurado
Mendoza
Secretario
Dr. Justo Salas
Córdoba
Tesorero
Dr. Carlos Baudino
Córdoba
Vocales
Dr. Pedro Tuero
Rosario
Dr. Julio Cúneo
La Plata
Dr. Raul Juarez Peñalva
Tucumán
Dr. Ramón Rojas
Noroeste
Dr. Felipe Lanari Zubiaur
Noreste

Además se designó una Comisión integrada por los Dres. Pedro Tuero (Rosario), Floreal Ferrara (La Plata) y Jorge Suarez (Mendoza) encargada de la redacción de los estatutos definitivos que deberían ser enviados a cada Sociedad para que propongan sugerencias o modificaciones y luego tratados en la reunión a realizarse el 25 de noviembre siguiente.

Se estableció además un plan de trabajo consistente especialmente en realizar el Primer Congreso Nacional de Cardiología de la F.A.C. en la ciudad de Tucumán en el segundo semestre de 1966 en adhesión al 150 Aniversario de la Independencia Argentina y las Primeras Jornadas Nacionales de Cardiología los días 26-27-28 de noviembre de 1965 en la Pcia. de Córdoba coincidiendo con la Reunión del Consejo Federal de donde surgirían las Autoridades definitivas.

Por otro lado se resolvió que todas las Sociedades Federadas comunicasen oficialmente a la S.A.C. su desafiliación.

(1) Dr. Alberto J. Demartini. Historia de la Sociedad Argentina de Cardiología. Desde su fundación hasta 1969. Buenos Aires, 1987


Búsquedas

Revista de FAC


gogbut

Contenidos Científicos
y Académicos


gogbut

Accesos rápidos

Revista de FAC
www.fac.org.ar/revista


XXXII Congreso Nacional de Cardiología 2014

VIII Congreso Virtual de Cardiología 2013

Campaña "100.000 Corazones" Edición 2013

Webmail

Ayuda

English

Principios del sitio


Espacio Publicitario




Actualización: 03-May-2012 - DHTML JavaScript Menu By Milonic.com