Publicaciones
f Revista FAC
f Temas de Cardiología
f NotiFAC
f InfoFAC
f Diario Institucional
f Libros
f Temas Libres de Congresos de FAC

 

Inicio > Publicaciones > Libros
Libro

Federación Argentina de Cardiología. Sus primeros 30 años

Editorial Federación Argentina de Cardiología, 1995

Dr. Florencio B. Garófalo

Volver al índice

Imprimir sólo la columna central


Capítulo II
Creación de la F.A.C.
Presidencia del Dr. Ricardo Podio
Presidencia del Dr. Pedro Tuero
Presidencia del Dr. Fernando de la Serna

Creación de la F.A.C.

Puede considerarse que esta etapa abarca desde 1965 a 1970. Es un período de la vida de la F.A.C. de grandes esfuerzos por parte del grupo de hombres resueltos a llevar adelante esta empresa.

Pudieron contrarrestarse todos los inconvenientes y trabas que se interpusieron en el camino diagramado por quienes tuvieron la visión de crearla, quizás favorecidos por el descreimiento de muchos de sus detractores que consideraron que la F.A.C. podría ser algo efímero.

Prácticamente la F.A.C. inició sus actividades en la ciudad de Carlos Paz, (Córdoba), más específicamente en el Castell Hotel de esa ciudad, con las sesiones de las Primeras Jornadas de Cardiología que se realizaron del 24 al 28 de noviembre de 1965.

Estas Jornadas resultaron ser realmente importantes por la gran concurrencia, especialmente de cardiólogos jóvenes de todo el país. Si bien muchos ya habían participado activamente en las actividades científicas realizadas en Salta el año anterior, en esta oportunidad, numerosos miembros de las distintas Sociedades del país pudieron, además de discutir y presentar experiencias, compartir inquietudes y proyectos generándose un clima de compañerismo y amistad que aun perdura con el tiempo.

Si bien en esos momentos, esa "segunda generación" de cardiólogos de la F.A.C. (entre ellos los Dres. Norberto Santamarina, Emilio Kuschnir, Cesar Serra, Julio de la Riva de Córdoba, Alfredo Gonzalez Martín, Rodolfo Calvo, Ignacio Chionetti, Enrique Espetxe de Mendoza, Fernando de la Serna, Carlos Fernández, Adolfo Poliche de Tucumán, Juan Plastino de La Plata, Héctor Balbarrey, Florencio Garófalo y Carlos Crespo de Rosario por ejemplo) no tuvo activa participación en la faz política, con el correr de los años, la gran mayoría ha tenido relevante intervención en el desarrollo de la F.A.C..

Luego de 16 horas de sesiones discontinuas  el Consejo Federal integrado por representantes de las Sociedades de Cardiología de Córdoba, Rosario, Tucumán, Mendoza, San Juan, La Plata, del Noroeste y del Noreste, eligió la Primera Mesa Directiva de la F.A.C.:

Presidente
Dr. Ricardo Podio
Córdoba
Vicepresidente
Dr. Ignacio Maldonado Allende
Córdoba
Secretario
Dr. Justo Salas
Córdoba
Tesorero
Dr. Carlos Baudino
Córdoba
Vocales
Dr. Alfredo Zabala Jurado
Mendoza
Dr. Pedro Tuero
Rosario

Además, se aprobaron los primeros Estatutos de la Federación, se creó el Premio Estímulo de la F.A.C. y se designaron las Autoridades del I Congreso Nacional de Cardiología de la F.A.C. que al año siguiente se realizaría en la ciudad de Tucumán desde el 18 al 24 de setiembre en conmemoración del Sesquicentenario de la Independencia.

Presidente del Dr. Ricardo Podio
1966-67


Fue ardua la labor que desarrolló esta primera Mesa Directiva. Sin infraestructura adecuada y prácticamente sin recursos económicos, puso en marcha todos los mecanismos para hacer funcionar esta nueva Institución.

Se comenzó a gestionar la personería jurídica de la F.A.C., la cual dado los numerosos trámites y exigencias requeridas recién pudo obtenerse gracias al intenso trabajo realizado por el Dr. Osvaldo Robiolo durante su presidencia el 3 de marzo de 1980 a través de la Inspección General de Personas Jurídicas de la Provincia de Santa Fe.

Se entablaron contactos con las Sociedades de Cardiología de países vecinos, especialmente Uruguay, Brasil y Chile, con el fin de comunicarles la creación de la F.A.C.

Se comenzó a trabajar en pos de la publicación de una Revista Científica de la F.A.C. lo que culminó en 1967 con un acuerdo firmado con la publicación periódica "La Semana Médica", posibilitando contar con diez números anuales exclusivos para la F.A.C.

Se creó el Comité de Chagas a cargo de los Dres Floreal Ferrara de La Plata y Américo García de San Juan con el fin de formular un plan concreto e integral de investigación y lucha sobre la Enfermedad de Chagas y se comenzó a trabajar en las organización de diversas actividades científicas en distintos lugares del país.

Se fundó la Sociedad de Cardiología de Entre Ríos la cual se incorporó inmediatamente a la F.A.C..

Desde el punto de vista científico, el I Congreso Nacional realizado en Tucumán en 1966 presidido por el Dr. Ramón Rojas de Tucumán fue un éxito, con una importante concurrencia de cardiólogos de todo el interior del país e invitados especiales, entre ellos los Dres Euríclides de Jesús Zerbini, Radi Macruz y Fulvio Pileggi de Brasil, Rojas Villegas de Chile y los Dres. Pedro Cossio, Alberto Taquini y Blas Moia de Capital Federal, quienes fueron los únicos cardiólogos de Buenos Aires asistentes al Congreso. Durante la sesiones del mismo, dictó una conferencia de alto contenido humanístico el escritor Ernesto Sábato sobre el tema "La soledad del hombre de las grandes ciudades".

En junio de 1966 se realizaron también en Tucumán las Jornadas Médicas del Sesquicentenario de la Independencia, en las cuales la S.A.C. tuvo la responsabilidad de organizar las de Cardiología. La F.A.C. resolvió no aceptar ningún cargo, representación ni colaboración en las mismas, no concurriendo a dicho evento la gran mayoría de los cardiólogos del interior. Lo mismo sucedió en los Congresos Argentinos de Cardiología organizados por la S.A.C. en 1965 en Mar del Plata y en 1967 en Buenos Aires (ver Anexo II).

En 1967 se realizaron las Primera Jornada de la F.A.C. en la ciudad de La Plata, a las cuales fue invitado el Presidente de la S.A.C. Dr. Fortunato Etala, quien concurrió e inclusive pronunció algunas palabras en el Acto Inaugural, con lo que se reactivaron lo contactos entre ambas Sociedades pero sin mucho éxito. La F.A.C. resolvió invitar a la S.A.C. a incorporarse como una Sociedad más a su seno, y como era previsible, dicha actitud enrareció aún más la situación máxime cuando casi la totalidad de los miembros de S.A.C. residentes en el interior presentaron la renuncia a la misma.

Durante las sesiones de las Jornadas de La Plata el Consejo Federal resolvió designar a Rosario como sede del II Congreso Nacional bajo la Presidencia del Dr. Osvaldo Robiolo, eligiéndose además a la Sociedad de Cardiología de Rosario como sede de la nueva Mesa Directiva y como Presidente al Dr. Pedro Tuero.

Presidente del Dr. Pedro Tuero
1968-69


Durante esta gestión siguieron las tratativas de unificación con la S.A.C. Dicha entidad comenzó a entrever que la F.A.C. comenzaba a tener peso dentro del campo de la cardiología y dejaba de ser un producto de la "ambición de algunos pocos" para transformarse en un entidad con apoyo cierto dentro del ámbito cardiológico del interior.

En una reunión realizada en la confitería de la Estación Retiro (Capital Federal), entre los Dres. Pedro Tuero, Fernando Gaspary y Floreal Ferrara por la F.A.C. y Fortunato Etala, Bernardo Malamud, Jorge Gonzalez Videla y Julio Berreta por la S.A.C. se intercambiaron opiniones dejándose entrever la posibilidad de considerar la creación de la Sociedad de Cardiología del Gran Buenos Aires y compatibilizar todo el movimiento cardiológico argentino en una entidad nacional.

En una reunión del Consejo Federal realizada en Rosario a comienzos de 1968, se analizó dicha posibilidad. El Dr Ricardo Podio sugirió los siguientes pasos para conseguir una Sociedad Cardiológica unida de tipo Federativo:

1. Disolución jurídica de la S.A.C y la F.A.C.
2. Creación de una entidad que agrupe a todos los integrantes de las anteriores entidades bajo un espíritu y estructura federalista.
3. Creación de la Sociedad de Cardiología del Gran Buenos Aires que sería una filial más de este nueva entidad.

Como resultado de las discusiones se resolvió designar a los Dres. Pedro Tuero, Ricardo Podio, Jorge Suarez y Floreal Ferrara para que prosiguieran los contactos con la S.A.C.

Por otro lado, se tuvieron entrevistas con el Presidente de la Sociedad Internacional de Cardiología Dr Jean Lequime de Francia y con el Presidente de la Sociedad Interamericana de Cardiología Dr. Espino Vela de México a quienes se los interiorizó sobre el problema institucional cardiológico argentino y se les entregó toda la documentación pertinente.

Desde el punto de vista institucional se siguió trabajando intensamente pero con grandes limitaciones económicas. Sin embargo, se propuso la creación de becas y pasantías por distintos Servicios del interior del país para la formación de los médicos jóvenes.

Se promovió la realización de reuniones intersocietarias. Una de ellas se realizó en San Juan con la participación de cardiólogos de Tucumán, Córdoba, Mendoza, La Rioja, San Luis, San Juan y Noroeste y otra se llevó a cabo en Corrientes en la cual participaron cardiólogos de Rosario, La Plata, Entre Ríos, Misiones, Chaco y Corrientes. Al año siguiente se realizaron otras que nuclearon a las Sociedades del Noreste, Noroeste y Centro del país. El objetivo era, además del científico, promover a nivel de los poderes públicos el equipamiento de los Centros Cardiológicos regionales y brindar asesoramiento a las autoridades provinciales.

En agosto de 1968, la Sociedad de Medicina Interna de Río Cuarto organizó unas sesiones conjuntas con la S.A.C.. La F.A.C. resolvió no colaborar con dicho evento y sus miembros se abstuvieron de concurrir y enviar trabajos, por lo que la Sociedad de Río Cuarto desistió a último momento en realizarlas (ver Anexo II).

Una nueva Sociedad de Cardiología se creó en el interior, en este caso en Salta, que se incorporó a la F.A.C..

El Congreso realizado en Rosario presidido por el Dr. Osvaldo Robiolo resultó realmente un éxito; posiblemente el más numeroso realizado en el interior del país hasta ese momento. Los invitados especiales fueron de alta jerarquía científica, entre ellos Mason Sones quien poco tiempo antes había revolucionado el mundo cardiológico con la puesta en marcha de la cinecoronariografía; los Dres. Euríclides de Jesús Zerbini, Joao Tranchesi, Radi Macruz y Fulvio Pilleggi de Brasil, el Presidente de la Sociedad Interamericana de Cardiología el Dr. Agustín Mispireta de Perú y el Dr. Bernardo Houssay, Premio Nobel de nuestro país a quien se le rindió un emotivo homenaje.

Pero quizás lo más relevante fue la Mesa Redonda donde por primera vez se trató en el país un tema puesto en la palestra pocos meses antes por el Dr Barnard: el de Trasplante Cardíaco. Era tanta la inquietud por el tema que el Teatro El Círculo de Rosario donde se realizaron las sesiones del Congreso no tuvo capacidad suficiente para albergar a todos los interesados, no solo médicos sino periodistas y público en general. En dicha sesión se escucharon por primera vez discrepancias sobre la importancia del trasplante cardíaco a cargo especialmente del Dr. Pedro Cossio y el Dr Jesús Zerbini de Brasil.

Visto la repercusión popular y periodística que en esos momentos se vivía con respecto al Trasplante Cardiaco, y la realización de los mismos en lugares no adecuados en nuestro país, la F.A.C. resolvió emitir un comunicado en el cual resaltó el importante avance que representaba para la Cardiología, pero hizo hincapié en los aspectos ético-morales como de promoción personal que deberían ser tenido en cuenta por quienes estuviesen involucrados en este tema. (ver Anexo II)

A este Congreso fueron invitados algunos miembros de la S.A.C. Dada la situación conflictiva existente, esta entidad recomendó extraoficialmente a sus afiliados no asistir al Congreso de Rosario, inclusive a quienes fueran invitados. Sin embargo, un grupo de jóvenes cardiólogos de la Capital, que ya se estaban destacando por su actividad científica, como los Dres. Carlos Bertolasi, Guillermo Pujadas, Raul Oliveri, entre otros, desoyeron tal recomendación y estuvieron participando del Congreso. Sin lugar a dudas fue una posición valiente, dado que podrían esperar alguna sanción de la Institución de la que formaban parte.

Es que desde entonces, la gente joven de ambas Instituciones no llegaba a entender porqué no se podía llegar a un acuerdo con el fin de unificar nuevamente la Cardiología Argentina. Una de las noches del Congreso, los Dres. Carlos Crespo, Florencio Garófalo y Héctor Balbarrey invitaron a cenar en un domicilio particular a los Dres. Carlos Bertolasi, Guillermo Pujadas, Raúl Oliveri y algún otro integrante de la delegación "joven" de la S.A.C.. En dicha reunión, que duró hasta altas horas de la madrugada y a la que asistieron además los Dres. Fernando de la Serna y Norberto Santamarina entre otros "jóvenes de F.A.C.", se llegó a la conclusión que "la nueva generación de cardiólogos" no veía la situación irreversible, comprometiéndose todos a esforzarse para que ello no continuara por mucho tiempo.

Aun recuerdan quienes asistieron a dicha reunión, la discusión cordial pero fogosa de esa noche, debiendo destacarse que con el paso del tiempo la mayoría de los allí presentes llegaron a ocupar cargos importantes, tanto en la S.A.C. como en la F.A.C. e inclusive a presidir dichas Instituciones y casi todos intentaron llegar a la reunificación pero infructuosamente.

Otro punto que agravó las relaciones en esa época fue el hecho de la posible creación por parte de la S.A.C. de la Fundación Cardiológica Argentina por recomendación de la Sociedad Internacional de Cardiología, sin que la F.A.C. haya tomado conocimiento ni haya sido invitada a participar en la misma. Ello originó comunicaciones a los entes internacionales, al Dr. Paul White presidente de la Sociedad Internacional de Cardiología, al Dr. Agustín Mispireta de la Sociedad  Interamericana, como así también a figuras relevantes argentinas como el Dr. Bernardo Houssay y el Dr. Pedro Cossio, haciéndoles conocer que la cardiología argentina no se reducía solamente a los miembros de la Capital Federal.

Por otro lado, se tomó también conocimiento que la F.A.C. no iba a ser invitada al Congreso de U.S.C.A.S. (Unión de Sociedades de Cardiología de América del Sur) a llevarse a cabo en Punta del Este en 1970 por expreso pedido de la S.A.C.. A pesar de ello el Consejo Federal aconsejó la concurrencia a título personal de los miembros de la Institución.

En 1969 se resolvió realizar, en lugar de Jornadas, los Primeros Cursos de Perfeccionamiento en la ciudad de Santa Fe a la que concurrió por primera vez a una reunión organizada por la F.A.C. el Dr. René Favaloro quien expuso sobre su novedosa experiencia con el puente aortocoronario.

En dicha oportunidad se reunió el Consejo Federal. Dentro de su temario estaba la designación de la nueva Mesa Directiva. Habiendo rechazado los delegados de Rosario y Córdoba la propuesta de que dichas Sociedades vuelvan a ser sede de la misma, se estableció por consenso que La Plata, Mendoza o Tucumán fuesen las candidatas. La Sociedad de Cardiología de La Plata retiró su postulación por considerar no estar en condiciones de recibir la Mesa Directiva resolviéndose luego de varios cuartos intermedios ir a votación, primero por la sede y luego por los miembros. Fue elegida Tucumán por 11 votos a 2 de San Juan siendo designado Presidente de la F.A.C. el Dr. Fernando de la Serna por 11 votos contra 4 del Dr. Ramón Rojas. Además, en esa misma sesión se eligió a Córdoba como sede del III Congreso Nacional a realizarse en 1970.

Presidencia del Dr. Fernando de la Serna
1970-1971


Como es lógico suponer siguieron los contactos y reuniones con la S.A.C.. Una de las más importantes se realizó en Punta de Este durante el Congreso de U.S.C.A.S. entre dirigentes de ambas entidades y la presencia del Dr. Agustín Mispireta, Presidente de la Sociedad Interamericana de Cardiología, quien deseoso de encontrar una solución al problema argentino ofició de mediador. Nuevamente, si bien las conversaciones fueron cordiales, no se llegó a ningún acuerdo.

El III Congreso Nacional que se realizó en Embalse de Río Tercero bajo la presidencia del Dr. Carlos Baudino fue todo un éxito en concurrencia, con la participación de importantes invitados extranjeros, entre ellos el Dr. René Favaloro, quien presentó su experiencia en la Cleveland Clinic y entabló una muy agitada discusión con el Dr. Pedro Cossio con respecto a la importancia del "by pass" coronario, la Dra. María Victoria de la Cruz de Méjico quien dictó un Curso y el Dr. John Shillingford quien iba a ser el Presidente del V Congreso Mundial de Cardiología a realizarse en Londres.

Ante la proximidad del Congreso Mundial de Cardiología, la Mesa Directiva no aceptó el ofrecimiento de la S.A.C. de enviar al mismo a través de esa Institución los trabajos científicos de miembros de la F.A.C. y resolvió ponerse en contacto con las Autoridades de dicho Congreso, quienes no objetaron el envío directo de las comunicaciones a su Comité Científico. Además, se resolvió que el Presidente de la F.A.C. concurriera al Congreso, quien luego del Acto Inaugural fue invitado a participar del lunch programado para las Autoridades e invitados especiales del mismo.

Durante las sesiones de dicho Congreso Mundial, autoridades de la F.A.C. tuvieron un entrevista con autoridades de la Sociedad Internacional de Cardiología con el fin de interiorizarlas de la problemática de la Cardiología Argentina. Durante los años siguientes, las distintas autoridades de la  F.A.C. siguieron dicha norma durante los distintos Congresos Mundiales e Internacionales.

Se iniciaron gestiones ante el Presidente de la Sociedad Interamericana de Cardiología con el fin de obtener 4 plazas como vocales en el Comité Panamericano de Prevención de Fiebre Reumática para miembros de la Federación, las cuales fueron positivas, habiéndose designado para tal función a los Dres. Luis Velles Aguirre de Rosario, César Serra de Córdoba, Alfredo Zabala Jurado de Mendoza y Fernando de la Serna de Tucumán.

Otras de las inquietudes siempre presentes era el aspecto docente. Se siguió con el otorgamiento de becas de pasantías, resolviéndose realizar un relevamiento de centros cardiológicos del país con el fin de enviar cardiólogos jóvenes especialmente de zonas no universitarias para su perfeccionamiento. Ya en esos años era preocupación primordial de la F.A.C. la formación de postgrado, pero su implementación definitiva se vio trabada durante mucho tiempo por los serios problemas económicos de la Institución. Recién 10 años después, en 1982, se concretaría en forma orgánica con la creación del Comité de Docencia de la F.A.C. 

Se siguió apoyando la realización de reuniones intersocietarias, especialmente en ciudades no sedes de Sociedades Federadas y para el año 1971 se resolvió realizar los II Cursos de Perfeccionamiento en Jujuy, designándose además a Mendoza como sede del IV Congreso Nacional para 1972.

Una nueva Sociedad de Cardiología fue creada, Santa Fe, la cual se incorporó a la FAC en 1971.

Se comenzó a considerar la necesidad de otorgar el certificado de Médico Cardiólogo, tema que luego de muchos años de trabajo se implementó recién a partir de 1982.

Una inquietud comenzó a nacer en las Autoridades de FAC: tener su revista propia. Hubo consenso general al respecto, pero ello significaba rescindir el contrato con la Semana Médica. Esto último originó un entredicho bastante serio entre el Presidente de la F.A.C. y el Dr. Ricardo Podio, que por suerte pudo ser solucionado satisfactoriamente gracias a la intervención del Dr. Pedro Tuero durante las sesiones del Consejo Federal realizadas en marzo de 1971. En definitiva, durante ese año, se rescindió el convenio con la Semana Médica y apareció el primer número de la Revista de la Federación Argentina de Cardiología, designándose Director de la misma al Dr. Fernando de la Serna y Secretarios a los Dres. Adolfo Poliche y César Serra.

Durante las sesiones del Congreso Mundial de Cardiología realizado en Londres, la Sociedad y Federación Internacional de Cardiología decidió designar a la Argentina como sede del próximo Congreso Mundial, dándole la organización como era lógico a la Sociedad Argentina de Cardiología con la condición de que participaran en ella todos los cardiólogos argentinos. Se entablaron por lo tanto conversaciones sobre el rol que debería tener la F.A.C. en su organización. La S.A.C. comunicó que había decidido que la F.A.C. figurase como Sociedad Invitada, lo que como era de suponer fue rechazado por la misma.

Durante el año 1971, se realizó en Asunción del Paraguay el 4to Congreso Sudamericano de Cardiología organizado por U.S.C.A.S. y 1ro Paraguayo de Cardiología a los que fué oficialmente invitada a participar la F.A.C.. Sin embargo al poco tiempo le fué retirada tal invitación a instancias de la S.A.C. Ello originó una gran disputa que obligó a realizar reuniones (algunas en el domicilio del Dr. Francisco Romano futuro Presidente del Congreso Mundial de Cardiología a realizarse en Buenos Aires) entre miembros de S.A.C. encabezados por su Presidente Dr. Albino Perosio y miembros de la F.A.C.. Esta situación favoreció para que se llegara a un acuerdo (ver Anexo II) por el cual el Congreso Mundial de Cardiología estaría organizado por la Sociedad Argentina de Cardiología con la colaboración de la Federación Argentina de Cardiología. La F.A.C. propuso a varios de sus miembros para integrar los Comités Organizador y Científico del mismo.

La organización del Congreso Mundial provocó que las relaciones entre ambas Sociedades mejoraran en grado sumo.

Dentro del temario del Consejo Federal reunido en Tucumán en noviembre de 1971 estaba la elección de Mesa Directiva, habiéndose postulado como sede de la misma las Sociedades de Cardiología de Mendoza y La Plata. Salió elegida por el voto de los Delegados Federales la Sociedad de Cardiología de Mendoza por 10 votos contra 5 de La Plata. Previa a la elección de Autoridades el representante de Mendoza informó que su Sociedad postulaba al Dr. Alfredo Gonzalez Martín como Presidente y a los Dres. Enrique Espetxe y Rodolfo Calvo como Vicepresidente y Secretario de la Mesa Directiva. Realizada la votación, el cargo de Presidente resultó empatado por los Dres. Alfredo Gonzalez Martín y Rodolfo Calvo con 7 votos cada uno. En el desempate fue elegido el Dr. Rodolfo Calvo como Presidente de F.A.C. para el período 1972-73 por 8 votos contra 7.


Búsquedas

Revista de FAC


gogbut

Contenidos Científicos
y Académicos


gogbut

Accesos rápidos

Revista de FAC
www.fac.org.ar/revista


XXXII Congreso Nacional de Cardiología 2014

VIII Congreso Virtual de Cardiología 2013

Campaña "100.000 Corazones" Edición 2013

Webmail

Ayuda

English

Principios del sitio


Espacio Publicitario




Actualización: 03-May-2012 - DHTML JavaScript Menu By Milonic.com