Twitter

CAMPAÑAS ANUALES DE PREVENCIÓN HACIA LA COMUNIDAD


Descargue aquí su CERTIFICADO

XIV CONGRESO ECOSIAC. + INFO

Examen de ECODOPPLER de adultos
en español. + INFO



Inicio > Institucional > Fundación Imprimir sólo la columna central

ANTECEDENTES, GESTACIÓN y FUNDACIÓN
Dr. Adolfo Poliche



Cardiología
A) Sus orígenes como Especialidad

Antes de considerar el tema central de esta comunicación, voy a hacer una breve referencia acerca de lo que consideramos cuales fueron los hechos fundamentales que dieron lugar al nacimiento de la Cardiología, es decir cuando ella adquiere su “Carta de Ciudadanía”, como una especialidad dentro de la Medicina. Si bien es cierto que con anterioridad a tal hecho, se hicieron comunicaciones sobre temas cardiológicos, ellos tenían más valor como especulación académica, que como comprobación científica, ya que carecían del aval que a esos temas les brindaron los métodos complementarios de diagnóstico, que más tarde se incorporaron y respaldaron o rectificaron aquellas especulaciones. A nuestro juicio ello ocurrió cuando a fines del Siglo XIX y comienzos del XX se descubrieron o crearon algunos de esos métodos, a saber:

1896: Scipiano Riva Rocci (1863-1937) describe un método sencillo que mediante la palpación del pulso radial mientras se descomprime el manguito neumático que lo colapsa permite medir en forma incruenta la presión arterial sistólica, que hasta ese momento solo era posible de lograr en forma directa por punción de la arteria. Este método es complementado por el aporte que hace en el año:

1905: Nicolai Korotkov (1874-1920) quien describe el comportamiento de los ruidos que se producen al colocar el estetoscopio sobre la arteria, mientras se realiza con el manguito igual maniobra que en el procedimiento anterior, con lo que se logra determinar los valores de las presiones arteriales sistólica y diastólica. Pero de mayor significación que estos, son los aportes que brinda en el año:

1896: Wilhelm Roentgen (1845-1923) dando a conocer su descubrimiento de los Rayos X, en la Wurzburz Medical Society y dos meses más tarde el físico John Cochrane en el Royal Military College de Kingston, construye el primer equipo de Rayos X. Poco tiempo después, en el año:

1901: Willen Einthoven (1869-1927) comunica su descubrimiento del Galvanómetro de Cuerda, que permite registrar las ondas eléctricas, que genera el funcionamiento del corazón, y propone la denominación de las mismas, con las letras P-Q-R-S y T, que adjudica a cada una de ellas, hecho que lo convierten en el verdadero Padre de la electrocardiografía.

La difusión y popularización en el uso de los métodos referidos, son los hechos que a comienzos del Siglo XX, marcan el nacimiento de la Cardiología como una verdadera especialidad, dentro del amplio campo que abarca la Medicina.

 
B) Abordaje de temas Cardiológicos, por Médicos Argentinos previos a su definición como especialidad: 
El corazón funcionando ininterrumpidamente durante las 24 horas del día, con un movimiento perceptible especialmente por la vista y por el tacto, seguramente despertó la curiosidad y el interés por interpretar su significado en los seres humanos, desde la más remota antigüedad, como lo prueban los Papiros egipcios conocidos, que son los testimonios escritos más antiguos, que nos han legado nuestros remotos antepasados, en todos los cuales hay referencias al corazón. De esta realidad no podían escapar algunos Médicos que ejercieron la profesión en nuestro país antes de la llegada de los métodos complementarios de diagnóstico referidos, que dieron origen a la Cardiología.
Si bien es cierto son numerosos los que abordaron temas cardiológicos, solo haremos referencia a unos pocos que consideramos los más interesantes por su temática. Ellos son:

1842: (Época de Rosas) Exequiel Colombres: Médico tucumano, preparó una Tesis Doctoral, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, que la tituló: “Influencia de las tiranías sobre las enfermedades del Corazón”, a la que no la presentó, aconsejado por sus amigos, previniendo las casi seguras fatales consecuencias que tendrían para su autor.

1893: Amador Lucero: Puntano de origen y tucumano por adopción, presentó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, una Tesis Doctoral sobre el tema: Cardiopatología Infantil”, que fue rechazada por el jurado, debido a las consideraciones que hacía en su presentación.

1901: Abel Ayerza (1860-1918): Designado Profesor Titular de la Cátedra de Clínica Médica de la Facultad de Medicina, de la Universidad de Buenos Aires, a los 37 años de edad. El 20 de Agosto de aquel año, en el Hospital de Clínicas, dicta una clase sobre: “Insuficiencia Cardíaca Asociada con Cianosis” (Cardíacos Negros de Ayerza), que tiene difusión a nivel internacional y más tarde se conoce como: “Enfermedad de Ayerza”, quién nunca publicó nada al respecto.

1909: Clemente Álvarez (1872-1948): Español radicado en Rosario, publica el libro: “Asistolia y su tratamiento”, que muy posiblemente sea el primer libro sobre un tema Cardiológico, que se escribió y publicó en nuestro país.

1912: Francisco Arrillaga: publicó el libro sobre: “Esclerosis Secundaria de la Arteria Pulmonar” (Cardíacos Negros), que por mucho tiempo fue considerado el primer libro sobre un tema Cardiológico, publicado en el país.
 
C) Llegada de los Primeros Aparatos de Rayos X y de Electrocardiografía al País: 
Los primeros aparatos de las nuevas tecnologías, que contribuyeron a la definición de la Cardiología. Fueron traídos en:
1897: William Cleland Paterson: A pocos meses del descubrimiento de Roentgen, este Médico Ingles, que era Director del Hospital del Ingenio “La Esperanza”, ubicado en San Pedro de Jujuy, hizo traer el primer equipo de Rayos X, que hubo en el país. Ignoramos cuando y adonde llegaron los siguientes y desde luego no sabemos cuando llegó el primero a Buenos Aires.

1912: Bernardo Houssay (1887-1971) Por gestiones de nuestro Primer Premio Nobel en Medicina (1947), es traído el Primer electrocardiógrafo, se trataba de un aparato Eddleman de una sola cuerda, que se instaló en la Cátedra de Física Médica de la Facultad de Medicina de Buenos Aires, a cargo del Dr. Alfredo Lanari.
1924: Tiburcio Padilla: publica el libro: “Electrocardiograma”, que es considerado el primero de esta etapa, ya definida la Cardiología como especialidad y su autor el Primer Cardiólogo Argentino.

1925: Rafael Bullrich y C. Beher publican el libro: “Cardíacos Negros”.

1929: Marino Castex: publica el libro: “Hipertensión Arterial”.

1931: Se crea el Primer Consultorio de Cardiología, de los Hospitales Municipales de la Ciudad de Buenos Aires, en la Sala 12 del Hospital Ramos Mejía, cuyo Jefe era el Dr. Rafael Bullrich y se encarga de su funcionamiento, al Dr. Eduardo Braun Menéndez. En el año 1934, aquel se convertirá en el Primer Dispensario de Cardiología del país.

1932: Tiburcio Padilla y Pedro Cossio: publican el libro: “Oclusión Coronaria brusca y Lenta”.

1932: Pedro Cossio e Isaac Berconsky, realizan el Primer Cateterismo Cardiaco en América y Tercero en el Mundo, después de Forssman en Alemania y Jiménez Díaz en España. El mismo se lleva a cabo en la Cátedra de Clínica Médica, dirigida por el Dr. Tiburcio Padilla, en el Hospital de Clínicas de Buenos Aires.

1932: Rodolfo Kreutzer, pionero de la Cardiología Pediátrica en el país, inicia su actividad en el Hospital de Niños“Ricardo Gutiérrez”.

1933: Clemente Álvarez (Rosario): publica el libro: “Hipertensión Arterial Permanente y su Tratamiento”.

1933: Antonio Battro: publica el libro: “Arritmias”.

1933: Gregorio Martínez (Córdoba): publica el libro: “Angina de Pecho”.

 
D) Publicaciones y Acciones de Médicos Argentinos que una vez definida la Cardiología como una Especialidad, contribuyeron a su difusión y desarrollo:

1924: Tiburcio Padilla: publica el libro: “Electrocardiograma”, que es considerado el primero de esta etapa, ya definida la Cardiología como especialidad y su autor el Primer Cardiólogo Argentino.

1925: Rafael Bullrich y C. Beher publican el libro: “Cardíacos Negros”.

1929: Marino Castex: publica el libro: “Hipertensión Arterial”.

1931: Se crea el Primer Consultorio de Cardiología, de los Hospitales Municipales de la Ciudad de Buenos Aires, en la Sala 12 del Hospital Ramos Mejía, cuyo Jefe era el Dr. Rafael Bullrich y se encarga de su funcionamiento, al Dr. Eduardo Braun Menéndez. En el año 1934, aquel se convertirá en el Primer Dispensario de Cardiología del país.

1932: Tiburcio Padilla y Pedro Cossio: publican el libro: “Oclusión Coronaria brusca y Lenta”.

1932: Pedro Cossio e Isaac Berconsky, realizan el Primer Cateterismo Cardiaco en América y Tercero en el Mundo, después de Forssman en Alemania y Jiménez Díaz en España. El mismo se lleva a cabo en la Cátedra de Clínica Médica, dirigida por el Dr. Tiburcio Padilla, en el Hospital de Clínicas de Buenos Aires.

1932: Rodolfo Kreutzer, pionero de la Cardiología Pediátrica en el país, inicia su actividad en el Hospital de Niños“Ricardo Gutiérrez”.

1933: Clemente Álvarez (Rosario): publica el libro: “Hipertensión Arterial Permanente y su Tratamiento”.

1933: Antonio Battro: publica el libro: “Arritmias”.

1933: Gregorio Martínez (Córdoba): publica el libro: “Angina de Pecho”.

 
Leer más...

 
E) Acciones de carácter institucional que conducirán a la creación de la Sociedad Argentina de Cardiología: 
1934: Comienza a publicarse la “Revista Argentina de Cardiología”, que fue la séptima dedicada a la especialidad, que se publicó en el Mundo. Fueron sus editores los Dres. Antonio Battro, Eduardo Braun Menéndez, Pedro Cossio, Blas Moia y Oscar Orias. A su vez tenía como “Miembros de Honor” a los Profesores: Francisco Arrillaga, Rafael Bullrich, Mariano Castex, Bernardo Houssay y Tiburcio Padilla. Todos ellos, eran de los más entusiastas impulsores de la creación de una Sociedad de la especialidad, que nuclee a los que la practicaban en forma integral o preferentemente.

1935: Se produce un intento frustrado, de crear una “Sociedad de Cardiología”.

1936: Mediante el sistema de selección ejercido por los editores de la Revista, confeccionaron una lista de 33 Médicos dedicados en forma total o preferentemente al ejercicio de la especialidad. En esa lista figuraban 5 Médicos del Interior, a saber: Agustín Caerio, Oscar Orias y Ángel Segura de Córdoba y Luis González Sabathié y Elías Levin de Rosario. Esa lista fue elevada a una “Comisión Especial”, integrada por los 5 Profesores “Miembros de Honor” de la Revista, a los que en esa oportunidad se agregó el Profesor Ernesto Merlo, quienes a su vez debían elegir a 15 de ellos; los que integrarían el grupo de los Miembros Fundadores de la “Sociedad Argentina de Cardiología”, a los que más tarde, se agregó el Dr. Isaac Berconsky, destacado Cardiólogo que por error no había sido incluido. Razón por la cual, fueron 16 los Miembros Fundadores, entre los cuales figuraban solo 2 del Interior. Los Dres. Oscar Orias de Córdoba y Luis González Sabathié de Rosario.
Como se observa, la Sociedad Argentina de Cardiología, fue creada como una Sociedad de Miembros, con sede en la ciudad de Buenos Aires, sin que interese el lugar donde residen sus miembros, que desde sus comienzos fueron una abrumadora mayoría los que habitaban en aquella ciudad. Estructura que nunca cambió.

16/12/1936: Los Editores y los Miembros de Honor de la Revista, que fueron los principales gestores, de la creación de la sociedad, citaron a los futuros Miembros Fundadores, a una reunión en el Instituto de Fisiología, de la Facultad de Medicina, a la que además de los Dres. Eduardo Braun Menéndez y Blas Moia, asistieron otros 8. En dicha reunión, en la parte resolutiva, se designaron como “Secretarios Provisorios”, a los Dres. Braun Menéndez y Moia y se fijó para Marzo de 1937, la convocatoria de la “Asamblea Constituyente”.

1937: El día Sábado 9 de Abril a las 09.00 horas, se reunió la Asamblea Constituyente, en el Instituto de Fisiología de la Facultad de Medicina de Buenos Aires, con la presencia de 11 de los Miembros Fundadores, declararon fundada a la Sociedad Argentina de Cardiología y eligieron a los 5 vocales que integrarían la Comisión Directiva. De manera que esa fecha es la que se considera oficialmente, como la de la fundación de esa entidad.
Cuatro días más tarde, Miércoles 13 de Abril, se reunieron los 5 vocales elegidos, y designaron en los cargos que cada uno de ellos ocuparía en la Comisión Directiva, la que quedó integrada de la siguiente manera:

Secretarios   Antonio Battro y Pedro Cossio
Tesorero   Eduardo Braun Menéndez
Vocales   Blas Moia y Alberto Taquini
Delegado de la Revista   Oscar Orias

1947: A partir de ese momento comienza a funcionar la nueva Sociedad, con esa estructura de su Comisión Directiva, la que fue modificada en la denominación de los cargos diez años después, en que se constituyó de la siguiente manera: 1 Secretario Ejecutivo, 1 Secretario de Actas, 1 Tesorero, 2 Vocales.

1950: Este año cambia nuevamente la denominación de los miembros de la Comisión Directiva, la que queda conformada de la siguiente manera: 1 Presidente – 1 Secretario – 1 Tesorero y 2 Vocales. Vale decir que siempre estuvo integrada por 5 miembros y la duración de su mandato también, siempre fue de 1 año.

Ingreso de sus Miembros: Anualmente en la Asamblea Ordinaria, se evaluaban los méritos de los aspirantes a ingresar como nuevos Miembros, los que por disposición estatutaria debían ser mayoría, los que residían en la ciudad de Buenos Aires. Por otra parte, los aspirantes del interior, debían presentar sus trabajos y eran evaluados en Buenos Aires. A su vez las autoridades de las reuniones científicas que organizaba la Sociedad, cualquiera sea el carácter que ellas tuvieran y el lugar en donde se llevaran a cabo, eran designados por la Comisión Directiva y siempre recaían en los miembros residentes en Buenos Aires, aun cuando algunas de ellas se realizaran en ciudades del interior y los miembros de estas llevaran a cabo todo el trabajo de su organización.

Creación de Sociedades en el Interior del País: De esta forma y con esa inmodificada estructura organizativa, se fue desarrollando la actividad cardiológica en el país y creciendo de una manera desproporcionada, entre lo que ocurría en la Ciudad de Buenos Aires la gran beneficiaria del esfuerzo de todos los argentinos y el resto. No obstante lo cual en algunas ciudades del interior el número, la capacidad y el prestigio de quienes ejercían la especialidad fue creciendo, lo que los llevó a crear sociedades locales. Así es como, progresiva y sucesivamente, se fundaron las siguientes: 1947: Mendoza – 1951: Tucumán – 1952: Córdoba – 1954: Rosario – 1955: La Plata – 1955: Del Sud, todas ellas funcionaban como Filiales de la Sociedad Argentina de Cardiología. Esto significaba que por disposición estatutaria, las autoridades en cada una de ellas, debían ser Miembros Titulares de aquella, aún cuando hubiera miembros de estas, que no pertenecían a la misma.

 
F) Acciones y Gestiones de carácter institucional realizadas por Cardiólogos del Interior del País, que culminaron con la creación de la Federación Argentina de Cardiología.
1963: Participación hasta ese año de Miembros de las Filiales como autoridades de la Sociedad Argentina de Cardiología:
Cabe recordar que ese año la S.A.C. había cumplido 26 años de existencia y solo uno de sus miembros del Interior, había ocupado la Presidencia: el Dr. Luis González Sabathié (Rosario), en el año 1956, que surgió como candidato de transacción, a raíz de un conflicto surgido entre miembros de la entidad, residentes en Buenos Aires, vinculado a los sucesos ocurridos en el escenario político nacional. Además el Dr. Fernando Gaspary (Rosario) fue Tesorero en los períodos 1960/61, el Dr. Moisés Sloer (Rosario) Vocal en 1963.
Por otra parte siendo la única institución representativa de la Cardiología en el país, era la reconocida por las organizaciones internacionales de la misma y en todas las reuniones, que se realizaban en aquellos ámbitos, los delegados que la representaban, eran siempre los que residían en Buenos Aires.
El conjunto de estos hechos que eran evidentemente discriminatorios para con los miembros residentes en el interior, algunos de los cuales habían alcanzado sólido prestigio, dentro y fuera del país, realidad que los convirtieron en verdaderos Maestros, de especialistas formados en las escuelas que ellos dirigían y que se distribuyeron por diversos lugares del interior del país. Esta realidad fue creando en ellos, un clima de reacción frente a lo que consideraban era una verdadera e inmerecida injusticia.

1963: Del 3 al 8 de Noviembre de ese año, se realizó en la ciudad de Rosario el V Congreso Argentino de Cardiología organizado por la Sociedad Argentina de Cardiología, en donde –una vez más-, todas las autoridades del Comité Organizador eran los Miembros de la Mesa Directiva residentes en la ciudad de Buenos Aires, mientras que de los Miembros de las Sociedades Filiales, incluidos los del lugar de realización, que habían llevado a cabo las tareas previas de organización y del resto de las mismas, solo uno de ellos figuraba en calidad de vocal. Inmediatamente a continuación de aquel, en las mismas instalaciones, se llevaron a cabo Las Primeras Jornadas de la Unión de Sociedades de Cardiología de América del Sud (U.S.C.A.S.), en donde ningún miembro de las filiales tuvo lugar en su organización, programación o participación. Esta –evidente muestra de discriminación, rayana en el desprecio-, acrecentaron en ellos, el clima de reacción que existente que no estaban dispuestos a seguir tolerando y menos aún aceptando.

1963: Como consecuencia de esa actitud y concretando en hechos la rebelión que se estaba gestando, ese mismo año se crearon las Sociedades de Cardiología del Noroeste que nucleaba a especialistas de: Catamarca - Jujuy – La Rioja - Salta – Santiago del Estero y Tucumán y la Sociedad de Cardiología del Nordeste, integrada por Cardiólogos de Chaco - Corrientes – Formosa y Misiones y la de San Juan. De ellas participaban algunos especialistas que eran miembros de la Sociedad Argentina de Cardiología y otros que no lo eran y ninguna de ellas, solicitó ser aceptadas como filiales de aquella.

1963-1964: Así estaba la situación durante aquellos años. En un verdadero “impasse”, donde por una parte las autoridades de la Sociedad Argentina de Cardiología, seguían desarrollando sus actividades, como lo hacían habitualmente, ignorando la reacción que con sus procederes estaban generando entre los cardiólogos del interior. Mientras tanto estos estaban tratando de aunar voluntades, para expresar su rechazo a esa forma de conducción.

Del 14 al 17 de Agosto de 1964: La oportunidad buscada, se concretó cuando la Sociedad de Cardiología del Noroeste, organizó Las Primeras Jornadas de Cardiología del Interior del País “Luis González Sabathié”, que se realizaron en Salta en esa fecha, a la que fueron invitados y concurrieron numerosos especialistas residentes en distintas provincias, no fueron invitadas las autoridades de la Sociedad Argentina de Cardiología, ni los cardiólogos residentes en Buenos Aires, no obstante lo cual, alguno de ellos estuvo presente.
En una reunión, realizada en uno de los Salones del Hotel Salta de aquella ciudad, un grupo de los principales referente de entre ellos, expresaron su disconformidad con la estructura organizativa de la Sociedad Argentina de Cardiología, la que como una Sociedad de Miembros, con una amplia mayoría de los que residían en la ciudad de Buenos Aires, tenía un carácter real y verdaderamente “Unitario”, por lo que consideraban, debía transformarse en una Sociedad de Sociedades, con autonomía de manejo en cada una de ellas, representación igualitaria ante un organismo a crearse y la posibilidad igualitaria de asumir su conducción por cualquiera de ellas, lo que significaba hacer realidad la vigencia de un verdadero “Federalismo”, tan reiteradamente pregonado, como negado en los hechos en nuestra Patria, fruto de un desarrollo territorial tan desproporcionado.
Como se puede observar, se trataba de un cambio radical, en la estructura y el funcionamiento de la institución que había sido creada hacía 27 años, en donde los cardiólogos capitalinos, habían ejercido un dominio absoluto en su conducción, por lo que no resultaría fácil y quizás sería imposible revertir esta situación. El desarrollo de los sucesos posteriores, demostraron que las posiciones sostenidas y defendidas por ambas partes, eran irreductible.
En nota enviada a las autoridades de la S.A.C. inmediatamente después de finalizada las Jornadas de Salta y firmada por sus autoridades, se manifestaba que lo resuelto en aquella reunión “era urgente y fundamental una modificación de sus estatutos” a la vez que los invitaban a una reunión que se realizaría en La Cumbre (Córdoba), los días 10 y 11 de Octubre, para tratar este y otros temas.

Setiembre de 1964: los mismos firmantes de la anterior, enviaron otra nota a las autoridades de la S.A.C. , en la que les explicaban que el tema fundamental a tratar era “la transformación de la S.A.C., en una Sociedad de Sociedades” y los invitaban a enviar a 2 delegados para la reunión programada en La Cumbre.

2/10/1964: Ante estos planteos, las autoridades de la S.A.C., convocaron a una Asamblea Extraordinaria para tratar esos temas. A esa Asamblea concurrieron 47 de los 135 miembros con que contaban (34 %), entre los cuales estaban varios que residían en el interior. Luego de largas discusiones se pasó a votar, y el resultado de la misma fue el siguiente: 27 por la negativa a aceptar la propuesta, 9 abstenciones y 2 a favor. A su vez resolvieron no enviar delegados a la reunión de La Cumbre.

24/10/1964: Se reunieron en Córdoba, los representantes de los cardiólogos del interior y resolvieron constituir una “Asamblea de Delegados” y un “Comité Coordinador de las Sociedades de Cardiología del Interior del País”. Estas medidas, en la práctica significaban la ruptura de las tratativas con la S.A.C. y el comienzo de la creación de una nueva entidad que los agrupara.

27/11/1964: Sin embargo, los aún miembros de la S.A.C. residentes en el interior, aceptaron reunirse en el Hotel Dorá de la ciudad de Buenos Aires, con la Comisión Directiva y algunos dirigentes de aquella, con la intención de buscar una solución al conflicto. Para ello en dicha reunión, con el ánimo de agilizar los trámites, se designaron 2 comisiones, una de 4 miembros representantes de la S.A.C. y otra de 3 miembros de los cardiólogos del interior. En los hechos, esta fue la primera reunión entre 2 entidades claramente diferenciadas, una la S.A.C. formalmente constituida con personería jurídica y la otra, la F.A.C. aun en formación, pero que estaba claramente definida en el pensamiento y en la decisión de quienes eran sus impulsores. En dicha reunión se fijó como fecha de la próxima reunión de las comisiones, el 28 de Diciembre de 1964.

28/12/1964: La reunión programada para esa fecha, no se pudo realizar por un paro nacional de los medios de transportes y en los inicios del año 1965, comenzaba el habitual período de vacaciones en nuestro país y las tratativas se interrumpieron. De todas maneras, ante posiciones tan antagónicas y actitudes tan irreductibles, era fácil predecir el fracaso de estas gestiones.

23/01/1965: Ante la imposibilidad de concreción de aquella reunión, se reúne en la ciudad de Córdoba el “Comité Coordinador de las Sociedades de Cardiología del Interior del País”, que al tratar, el informe que había elevado el Dr. Julio Berreta en representación de la comisión designada por la S.A.C., para llevar adelante las tratativas, en el que se hacían propuestas de modificaciones de sus estatutos, en una serie de puntos, consideraron que debían ser conocidos y discutidos en reuniones amplias, de cada una de las Sociedades. Por tal motivo resolvieron convocar a una Reunión Extraordinaria de los representantes de las Sociedades de Cardiología del Interior del País, a realizarse en Córdoba el día 6 de Marzo de 1965. A tal efecto, se enviaron copias de dicha propuesta a todas las Sociedades, para que -de ser posible-, fueran discutidas en Asambleas en cada una de ellas y se diera mandato a los delegados con el objeto de adoptar resoluciones definitivas, sobre este importante problema.

06/03/1965: Se reúnen en la ciudad de Córdoba los representantes de las Sociedades de Cardiología del Interior del País y se considera como primer punto, la propuesta de modificación de los estatutos de la S.A.C., elevada por los integrantes de la comisión designada por aquella, para llevar a cabo las tratativas de entendimiento. La misma consistía en los siguientes puntos: A) Mantener su estructura como Sociedad de Miembros, B) Facilitar el ingreso de los aspirantes a miembros de las filiales, para lo cual se integraría una Comisión Evaluadora de los trabajos integrada por igual número de miembros de la capital y de las filiales, C) Las filiales podrían ocupar la Presidencia de la Mesa Directiva cada 3 años, D) Aumentar el número de miembros de la Mesa Directiva, en la que 5 cargos serían ocupados por representantes de la capital y 2 por las filiales, E) Permitir que en algunos de los Congresos que se realicen en el interior, la Presidencia del Comité Organizador fuera ocupada por un representante de las filiales, F) Nombrar a un cardiólogo de las filiales, (que integre la Mesa Directiva) para que conjuntamente con uno de la capital, represente a la Sociedad en las reuniones que se realicen en el extranjero, G) Fijar la sede en la ciudad de Buenos Aires.
Como puede observarse, las modificaciones propuestas, en los hechos significaban las concesiones que hacía el Poder Soberano a sus súbditos y como es fácil suponer, fue unánimemente rechazado.
A su vez se resolvió enviar las propuestas mínimas aprobadas en dicha reunión y que esencialmente consistían en: A) Modificar la estructura de la S.A.C. como Sociedad de Miembros, para convertirla en una Sociedad de Sociedades, con autonomía de funcionamiento de cada una de ellas, pero ajustada a disposiciones comunes a todas, B) Que sus órganos de conducción estén constituidos por: a) Un Poder Legislativo integrado por una representación igualitaria de todas las Sociedades que la integran, como el órgano máximo de conducción y b) y un Poder Ejecutivo, encargado de llevar a cabo las políticas que aquel determine.
Por otra parte declaran: “que en caso de no ser aceptadas por la Sociedad Argentina de Cardiología las bases propuestas, tendientes a modificar la estructura de la misma, quedará automáticamente constituida, desde el día 20 de Abril de 1965 la Federación de las Sociedades Cardiológicas Argentinas. A través de una postura tan drástica, era evidente que los representantes de estas Sociedades, estaban decididos a crear la nueva entidad que los agrupe y los represente, más allá de la respuesta que podrían dar las autoridades de la S.A.C.
En cuanto al VI Congreso Argentino de Cardiología, que se estaba organizando para su realización ese año en Alta Gracia (Córdoba), comunicaron que la “Asamblea de Delegados del Interior”, ha resuelto que sus Sociedades integrantes, no presten apoyo al mismo, hasta tanto conozcan la resolución que adopte la Comisión Directiva de la S.A.C., respecto a las “Bases” o modificaciones propuestas por las Sociedades de Cardiología del Interior.

12/04/1965: Se reúne la Comisión Directiva de la S.A.C. junto a algunas figuras destacadas de ella. Se aprobó lo actuado por la Comisión Directiva en todas las tratativas llevadas a cabo hasta ese momento y se aconsejó a la Asamblea Anual Ordinaria, que proceda a la desafiliación de las Sociedades del Interior que adhirieron a la propuesta de modificación de su estructura.
Este fue el "final anunciado" de las tratativas llevadas a cabo entre aquellos sectores. Solo restaban las formalidades para naciera una nueva entidad representativa de la cardiología en la República Argentina.

03/07/1965: Reunidos en la ciudad de Córdoba los delegados de todas las Sociedades del Cardiología del Interior del País (con excepción de la Sociedad de Cardiología del Sud) deciden crear la Federación Argentina de Cardiología.
Se establecieron 2 organismos de gobierno: A) El Consejo Federal integrado en forma igualitaria por 2 Delegados por cada una de las Sociedades Federadas y B) La Mesa Directiva compuesta por 9 miembros. Hasta tanto se redactasen los estatutos que habrían de regirla, se decide que los delegados presentes en esa reunión, continúen como tales en un Consejo Federal Provisorio y a su vez se elige una Mesa Directiva Provisoria, que estuvo integrada de la siguiente manera:

Presidente Dr. Ricardo Podio (Córdoba)
Vicepresidente Dr. Alfredo Zavala Jurado(Mendoza)
Secretario Dr. Justo Salas (Córdoba)
Tesorero Dr. Carlos Baudino (Córdoba)
Vocales Dr. Pedro Tuero (Rosario)
Dr. Julio Cúneo (La Plata)
Dr. Raúl Juárez Peñalva (Tucumán)
Dr. Ramón A. Rojas (Noroeste)
Dr. Felipe Lanari Zubiaur (Nordeste)

Además se designó una Comisión encargada de la redacción de los estatutos, que estuvo integrada por los doctores:Pedro Tuero (Rosario), Floreal Ferrara (La Plata) y Jorge R. Suárez (Mendoza).
Por otra parte se estableció un plan de trabajos, que consistió fundamentalmente en lo siguiente: La organización delas Primeras Jornadas Nacionales de Cardiología, los días 26, 27 y 28 de Noviembre de 1965 en Córdoba, coincidente con la reunión del Consejo Federal, en la que se tratarían y aprobarían los estatutos, luego de lo cual, se elegirían las autoridades de la Mesa Directiva y también se resolvió que la realización del Primer Congreso Nacional de Cardiología, se llevara a cabo en la ciudad San Miguel de Tucumán como homenaje al 150 Aniversario de la Declaración de la Independencia de nuestra Patria.
Por último se decidió que todas las Sociedades Federadas comuniquen su desafiliación a la Sociedad Argentina de Cardiología.

24 al 28/11/1965: En la ciudad de Carlos Paz (Córdoba), se realizan exitosamente las Primeras Jornadas Nacionales de Cardiología”, organizadas por la Federación Argentina de Cardiología. Allí se discutieron y aprobaron los estatutos y quedó formalmente constituida aquella, como otra Entidad Nacional Representativa de la Cardiología Argentina, que estaba integrada por las siguientes Sociedades: 1) Córdoba – 2) La Plata – 3) Mendoza – 4) Nordeste – 5) Noroeste – 6) Rosario – 7) San Juan y 8) Tucumán. Se eligió a Córdoba como sede de la Primera Mesa Directiva, la que quedó constituida de la siguiente forma:

Presidente Dr. Ricardo Podio
Vicepresidente Dr. Ignacio Maldonado Allende
Secretario Dr. Justo Salas
Tesorero Dr. Carlos Baudino
Vocales Dr. Alfredo Zabala Jurado (Mendoza)
Dr. Pedro Tuero (Rosario)

También se integró el Consejo Federal con 2 Delegados Titulares y 2 Suplentes por cada una de las Sociedades integrantes y se estableció en 2 años la duración de sus autoridades.
Además se confirmó a Tucumán como sede de la realización del Primer Congreso Nacional de Cardiología,organizado por la Federación Argentina de Cardiología.

18 al 24 de Setiembre de 1966: De acuerdo a lo decidido en Carlos Paz, en aquella fecha se llevó a cabo exitosamente el Primer Congreso Nacional de Cardiología, organizado por la Federación Argentina de Cardiología, que fue uno de los más importantes acontecimientos que se realizaron en esa ciudad, en homenaje al 150 Aniversario de la Declaración de la Independencia de nuestra Patria, por lo que se lo denominó: “Congreso del Sesquicentenario”. Y confirmando el carácter Federal de la nueva institución, tuvo como autoridades del Comité Organizador a Cardiólogos locales en su totalidad. Este estuvo integrado de la siguiente manera:

Presidente Dr. Ramón Ángel Rojas
Vicepresidente Dr. Gerardo Palacios (h)
Secretario Dr. Raúl Juárez Peñalva
Tesorero Dr. Edmundo Albaca
Vocales Dr. Carlos Fernández
Dr. Fernando de la Serna
Dr. Salvador Agliano
Dr. Adolfo Poliche

Estos fueron los comienzos de una de las instituciones científicas que más ha crecido en el país, en el curso de sus casi 44 años de existencia, ya que actualmente la integran 30 Sociedades Federadas y 4 Delegaciones, que prácticamente representan a los especialistas de todo el territorio nacional y ha servido de ejemplo para la organización de otras Sociedades Científicas y alentamos la esperanza de que pueda servir de ejemplo, para modificar la estructura institucional de nuestra Patria, con el objetivo de que el tan pregonado federalismo sea una tangible realidad y no la simple expresión de buenos deseos, contenidos en lo que hoy es letra muerta de nuestra Constitución Nacional.


Adolfo Poliche
Corrientes, 20 de Marzo de 2009

 

Ocultar

Espacio publicitario