Twitter
Para acceder a RIMA escribir a: mesadirectiva@fac.org.ar
 
 
 

Próximamente podrá
descargar sus CERTIFICADOS

 

RCP FAC

 

Revista de la Sociedad de Cardiología de Corrientes


Edición Nº48. Acceder
(Enero-Febrero-Marzo 2018).
 


 


Inicio > Institucional > Mensajes de Presidentes Imprimir sólo la columna central

Mensaje de despedida del Dr. Daniel Piskorz
 

Estimados colegas y amigos, miembros de nuestra querida Federación Argentina de Cardiología, ex Presidentes de la Federación Argentina de Cardiología, Presidentes de las Sociedades Federadas, Presidentes de las Delegaciones, Secretarios, Presidentes de los Comités de Sub Especialidades, personal de la Federación Argentina de Cardiología.

Agradezco a todos Uds. la presencia en este Consejo Federal Asambleario, el evento institucional más importante del año para la Federación Argentina de Cardiología, ya que garantiza la continuidad democrática en la gestión política y administrativa.

Es para mí un gran honor encontrarme en este lugar, dirigiéndoles la palabra por última vez como Presidente de la Federación Argentina de Cardiología.

Luego de un extenuante, pero a la vez gratificante año de trabajo, deseo más que hacer un sumario de las actividades llevadas adelante, que ya son parte de la historia viva de nuestra sociedad, transmitir la visión de lo que para mí es hoy, y lo que puede ser la Federación Argentina de Cardiología.

 
FORTALEZAS DE LA FEDERACION ARGENTINA DE CARDIOLOGIA
• La Federación Argentina de Cardiología es hoy una institución científica económica y financieramente saneada, no registra deudas fiscales, bancarias, impositivas, ni de ningún otro tipo, y ha resuelto casi la totalidad de sus conflictos laborales. El presupuestos de ingresos – egresos ronda los 20.000.000 de pesos anuales, y la ganancia anual de sus últimos 3 ejercicios ha oscilado entre los 2 y 3 millones de pesos, lo que representa una rentabilidad anual de entre el 10 % y el 15 %, una cifra impensada para una empresa productiva, y mucho menos para una sociedad científica. Repito lo que he dicho incansablemente, ya que no deseo recibir reconocimientos que no son propios, este no es el resultado del trabajo de la gestión 2017, es consecuencia del esfuerzo que han puesto en la reestructuración administrativa todos aquellos que nos han precedido, nosotros sólo hemos usufrutuado la herencia.

• Sin embargo, así como considero que el mejor capital de un país no son los lingotes de oro ni el dinero en moneda fuerte que atesora, sino la inteligencia de su gente, estoy convencido que el capital más importante de FAC es su gente y no el dinero acorralado. En este aspecto, se ha generado un proceso de reestructuración administrativa, se ha eliminado la figura del Gerente General, basándonos en el concepto de descentralización de las funciones y adecuación a las necesidades de funcionamiento institucional, quedando delimitadas claramente áreas centrales como la Gerencia Comercial, la Gerencia de Comunicaciones, la Secretaria FAC y del Presidente y la Secretaria de Docencia, con personal sumamente comprometido, competente y responsable. Este es nuestro mayor capital.

• La Federación Argentina de Cardiología ha revisado y depurado su padrón de miembros. Todas las Sociedades Federadas y Delegaciones cumplen con el estatuto de nuestra institución y con las reglamentaciones vigentes, incluyendo el requerimiento de sostener la cuota societaria actualizada. Las 30 Sociedades Federadas y las 4 Delegaciones han asumido la responsabilidad de defender y hacer defender la integridad del marco normativo de la Federación Argentina de Cardiología. Se debe respetar que quien quiera ser miembro de la institución deberá adecuar su estructura al Estatuto Constitutivo. Ser hoy en día miembro de la Federación Argentina de Cardiología es una marca, una distinción, es participar de una sociedad científica que brinda claros e innumerables beneficios a sus miembros, pero sólo a quienes cumplan con las reglamentaciones vigentes.

• La Federación Argentina de Cardiología es una institución científica insertada y respetada en el ámbito internacional, con participación activa en los claustros académicos más reconocidos y reputados. Nuestra sociedad es hoy en dia interlocutor asiduo de World Heart Federation, American College of Cardiology, American Heart Association, European Society of Cardiology, Interamerican Society of Cardiology, American Society of Echocardiography, American Society of Nuclear Cardiology, y la mayoría de las Sociedades científicas latinoamericanas como la Sociedad Mexicana de Cardiología, la Brazilian Society of Cardiology, la Sociedad Paraguaya de Cardiología, la Sociedad Uruguaya de Cardiología, o la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular. Estos espacios se han ganado con esfuerzo, perseverancia e inteligencia.

• En los últimos tres años la sede permanente de la Federación Argentina de Cardiología ha sido puesta progresivamente en valor. Se ha resuelto la impermeabilización de sus techos, se han reparado mamposterías, cielos rasos, luminarias, instalaciones eléctricas e informáticas. Queda mucho por hacer, pero el cambio de la imagen de la propiedad ha acompañado a los cambios globales operados en la institución, lo que ha redundado en un crecimiento de la visión de nuestros visitantes y auspiciantes sobre la Federación Argentina de Cardiología. Es imprescindible que el bienestar de FAC se acompañe del bienestar de la sede permanente, es nuestra puerta de entrada.

 
OPORTUNIDADES DE LA FEDERACION ARGENTINA DE CARDIOLOGIA
• La fortaleza que ha adquirido la Federación Argentina de Cardiología en estos {últimos años nos permiten aspirar a nuevos horizontes. La institución se ha convertido en un verdadero espacio de crecimiento y desarrollo individual y colectivo, con claros y definidos beneficios para sus miembros, y por lo tanto, atractiva para insertarse. Esto debe ser usufructuado apropiadamente. La Federación Argentina de Cardiología necesita y debe crecer en la provincia de Buenos Aires y en la Región Patagónica; obviamente, sin perder de vista la fidelización de quienes ya son parte de la institución, y sin dejar de apuntar a crecer en las regiones donde ya la Federación Argentina de Cardiología se encuentra ampliamente consolidada. Pero sin lugar a dudas, las dos regiones antes mencionadas son una gran oportunidad para el crecimiento.

• La consolidación y ampliación de la participación y reconocimiento internacional de la Federación Argentina de Cardiología debe ser otra de nuestras grandes aspiraciones. La participación en la mayor parte de los espacios académicos y foros de políticas científicas debe ser una aspiración central de la institución. La interrelación con los pares jerarquiza y da visibilidad a la Federación Argentina de Cardiología, y abre oportunidades de participación a nuestros miembros en proyectos de investigación, en lugares de toma de decisiones, en la organización de programas académicos, en la conformación de comités de especialidades. En definitiva, una herramienta para la inserción internacional de los miembros FAC.

• La reforma estatutaria, y la creación de nuevas categorías de miembros FAC, es una gran oportunidad para el crecimiento de la masa societaria. En este CFA daremos forma final a esta propuesta. Las Sociedades Federadas y Delegaciones contarán desde ahora con una herramienta formidable para incorporar y fidelizar nuevos miembros. Tenemos en este campo una extraordinaria proyección, cual es la posibilidad de incorporar activamente miembros no cardiólogos y miembros residentes. Es ahora responsabilidad de todos trabajar para aprovechar esta coyuntura en su total magnitud.

 
DEBILIDADES DE LA FEDERACION ARGENTINA DE CARDIOLOGIA
• Liderazgos, caudillismos y corporativismos. La Federación Argentina de Cardiología es una sociedad científica sin fines de lucro, en la que sus miembros debemos despojarnos de todo tipo de egoísmos, egocentrismos o vedetismos. Durante este año tuve la oportunidad de recorrer gran parte del país, de hecho, lo vengo haciendo durante los últimos años, y lamento tener que decirles que he observado muchos conflictos personales, regionales e interregionales, no sólo no resueltos, sino activos. La Federación Argentina de Cardiología la construimos entre todos, con generosidad, entrega y desinterés. Nuestra institución no ha tenido una política activa para renovar, estimular, promocionar, calificar y educar a nuestros líderes emergentes positivos. Como dije en mi discurso al asumir la Presidencia de la Mesa Directiva FAC 2017, no creo en la improvisación, pero si en la capacitación y el trabajo continuo. Debemos construir los líderes FAC, los dirigentes FAC que queremos, esta es una asignatura pendiente.

• El Congreso Nacional de Cardiología de la Federación Argentina de Cardiología ha ido reduciendo progresivamente su capacidad de convocatoria, como se observa en el gráfico.

Los ingresos del nuestra máxima actividad científica anual deben solventar, por reglamentaciones establecidas en el Consejo Federal Asambleario, el 65 % de los gastos anuales de la institución. Este desinterés puede poner en riesgo no sólo la financiación del evento sino la de FAC en su conjunto, afecta la visión que tienen nuestros financiadores del congreso y de la institución en general, y puede tener consecuencias negativas significativas. Como muestra el gráfico siguiente, muchas sociedades federadas deben trabajar con mayor intensidad para que sus miembros participen del Congreso Nacional de Cardiología, y la Mesa Directiva y los Comités Organizador y Científico debemos explorar alternativas para generar expectativas y mayor asistencia. Se debe incrementar la cantidad de relatores miembros de nuestras sociedades federadas en nuestros congresos nacionales. La FAC debe ser la sociedad cardiológica que brinde más oportunidades de participación al colega del interior del país. Este año 2017, para el congreso de Rosario, inclusive hubo comunicaciones, documentadas, de personajes relevantes de sociedades científicas, desalentando la asistencia a nuestro Congreso Nacional. Algo imperdonable para todos, pero más aún para supuestos líderes de opinión, obviamente negativos. Por otra parte, la incorporación de una empresa organizadora de eventos para asistir a la Federación Argentina de Cardiología en sus congresos nacionales no ha determinado un salto de calidad. Un meeting planner es imprescindible hoy en día para acompañar a cualquier empresa; la especialización, el conocimiento y la experiencia son herramientas indispensables en este contexto, pero se deberá hacer más eficiente el proceso de selección de quien nos acompañe, comparando fortalezas y debilidades de los postulantes, para seleccionar la mejor calidad, eficiencia y costo de servicios.

• Investigación y Guías. Excepto casos muy puntuales FAC como institución no desarrolla ni estimula la investigación propia, la confección de guías, tomas de posición o recomendaciones. Es imprescindible conocer la realidad epidemiológica de Argentina, y en función de ello discutir y establecer las prioridades de salud pública, y determinar los temas académicos relevantes para nuestra sociedad científica. Sin registros, relevamientos epidemiológicos, etc. una sociedad científica es como un barco navegando a la deriva, no conoce las necesidades asistenciales, los requerimientos de sus miembros y de los que potencialmente pueden serlo, y no puede darle un rumbo a su marco académico. La Federación Argentina de Cardiología debe, necesariamente, debe dar un cambio de rumbo e imagen en este aspecto. Se debe jerarquizar la investigación y a los investigadores, estimular y munir de herramientas a los investigadores potenciales y a quienes tienen el perfil para serlo. Las comparaciones, como se dice habitualmente, son odiosas, pero a veces enseñan. Al Congreso de la Sociedad Española de Cardiología asisten en promedio 2.500 personas, y se presentan alrededor de 1.200 trabajos de investigación original. A nuestro último Congreso Nacional de Cardiología asistieron cerca de 3.500 personas, y se presentaron poco menos de 400 resúmenes de investigaciones originales, lo que cabe recordar, ha sido un record histórico para FAC. Estimular la investigación y a los investigadores, capacitarlos, motivarlos, premiarlos, debe ser una iniciativa central de nuestra institución, desde la etapa formativa de nuestros miembros, y un motivo para profundizar e incrementar nuestras relaciones con sociedades científicas como el Consejo Nacional de Residentes de Cardiología - CONAREC

• Voluntarismos. Como cualquier empresa o institución, la Federación Argentina de Cardiología debe tener todas sus áreas profesionalizadas, con funciones llevadas adelante por personal capacitado, entrenado y dedicado. Los voluntarismos se agotan en el tiempo, pierden efectividad y eficiencia. En FAC persisten varios nichos en los que se trabaja bajo el sistema de voluntariado, esto atenta contra la productividad y crecimiento de estas áreas en particular, y de la Federación Argentina de Cardiología en general. La realidad del mundo actual obliga a resignar la posibilidad de estar presente y activo en múltiples áreas de incumbencias, para concentrarse cada vez más en segmentos acotados, altamente eficientes, y productivos.

 
AMENZAZAS DE LA FEDERACION ARGENTINA DE CARDIOLOGIA
• En los últimos 30 años se han generado innumerables sociedades relacionadas con sub especialidades de la cardiología. No nos equivoquemos, la Sociedad Argentina de Cardiología no es una amenaza, y de hecho debemos seguir aprendiendo a convivir y compartir con ella. Nuestras verdaderas amenazas son estas instituciones, que compiten por presupuestos, frondosos por cierto, y lo digo con conocimiento de causa, miembros y asistentes a nuestros eventos científicos. No debemos buscar responsables por esta realidad afuera, sino dentro de nuestra propia Federación Argentina de Cardiología. Debemos generar espacios de participación a todos nuestros miembros, sea cual fuere su especialidad. Esta diáspora se da porque no encuentran en FAC el espacio de participación y desarrollo académico que se reclama, y porque es una realidad imperante en el mundo actual que los sub especialistas en áreas relacionadas intenten desarrollarse científicamente en sus propias unidades académicas. Sin embargo, serán las propias restricciones financieras las que nos obligarán, aún si desearlo, a resolver esta realidad insostenible.
 

Cierro esta presentación agradeciendo a todos mis compañeros de la Mesa Directiva 2017. Ha sido un año magnífico de trabajo comprometido, minucioso, incansable. Me siento honrado de haber compartico con Uds. esta epopeya de entregar un año de nuestras vidas, desinteresadamente, sin ninguna intención espuria, arriesgando prestigio, ingresos económicos y alejándonos de nuestras familias por la sola voluntad de trabajar por y para nuestra sociedad científica y cada uno de sus más de 2000 miembros. Pido un fuerte aplauso para ellos, se lo merecen.

No menos agradecido estoy del personal de la sede permanente de la Federación Argentina de Cardiología, han respondido a mis requerimientos con excelencia en los momentos de mayor presión, en cualquier horario, en cualquier día, demostrando un muy alto grado de compromiso con la sociedad y un no menor nivel de profesionalismo, desarrollando una tarea notable en todas las áreas. También pido un fuerte aplauso para ellos, también se lo merecen.

Finalmente, agradezco al Consejo Asesor, han sido de gran valor y ayuda sus consejos y aportes, a los ex Presidentes, a los Presidentes de las Sociedades Federadas y Delegaciones, a los Secretarios y a los Presidentes de Comités de Especialidades. La FAC la construimos entre todos, y este año la hemos construido entre todos.

Mis más sinceros de una extraordinaria gestión al Dr. Adrián D´Ovidio y a toda la Mesa Directiva 2018 de la Federación Argentina de Cardiología.

Feliz Navidad y muy buen año para todos!!!

 
Espacio publicitario