Twitter
Para acceder a RIMA escribir a: mesadirectiva@fac.org.ar
 
Acceda al Programa
Campaña Go RED for Women Argentina

 

RCP FAC

 

Revista de la Sociedad de Cardiología de Corrientes


Edición Nº48. Acceder
(Enero-Febrero-Marzo 2018).
 

 




Inicio > Institucional > Mensajes de Presidentes Imprimir sólo la columna central
MENSAJE DE ASUNCIÓN DEL PRESIDENTE DE FAC
Dr. Miguel Angel Tibaldi

 
 

Es un Honor y un gran compromiso presidir este periodo, Aristoteles en su obra la retórica reza: " El honor es el signo del que posee la buena fama de ser capaz de obrar el bien”. Las causas devinientes de ello son la sensatez, la virtud y la benevolencia por lo que se hace necesario amalgamar la experiencia de lo vivido con el dinamismo del presente y así vislumbrar un futuro pleno de desarrollo y oportunidades.

Todo esto en una continuidad participativa que nació con la mesa de Walter Stoermann y continuo durante el 2013 en donde acciones y decisiones fueron producto de un consenso y participación. Tal modalidad intentaremos continuarla en esta gestión.

Debo reconocer que me invaden y se agolpan en mi persona innumerables sentimientos en este momento, siento el sano orgullo que constituye desde lo más profundo presidir esta institución, siento la obligación de agradecer a aquellos que confiaron en mí para esta misión, y la inmensa satisfacción de contar con una mesa directiva compuesta por profesionales competentes, idóneos y compenetrados con el espíritu de nuestra federación, los que aceptaron la ardua tarea desde el mismo momento en que fue ofrecida y con la responsabilidad de bregar por el desarrollo de una FAC justa, moderna y participativa.

Sería injusto si este agradecimiento no fuera extensivo a los ex presidentes, y en especial a los más antiguos que año a año dicen presente, sin dudas son la reserva ética y de consulta de las sucesivas mesas directivas.

Siento también desde lo personal, una necesidad clara de dar lo mejor de mí y poder ofrecer respuestas comprometidas, sin dejar de lado un análisis crítico basado en mis convicciones, con un enfoque claro sobre las causas estructurales de los problemas.

Esta Federación crece porque cada uno brinda sus ideas, su tiempo, sus pensamientos, y solo se hace posible si es asumida con dedicación por un equipo que desde una dinámica de trabajo se identifique con los objetivos propuestos lo cual es complejo sin dudas, pero sé también que en forma conjunta desde diferentes miradas obligan a una comunicación fluida enriqueciéndola día a día y en concordancia a la realidad que nos toca vivir, de esa manera convirtiendo al proyecto en un desafió que potencia y desarrolla.

Hoy estamos frente a una FAC en su faz externa con un rápido desarrollo científico, con una penetración internacional cuyo reconocimiento sería absurdo negar, WHF, ACC, SIAC, MAESTRÍA, MÚLTIPLES CONVENIOS CON OTRAS SOCIEDADES, Y POR QUE NO REMARCARLO DE ALGÚN ACERCAMIENTO A LA SAC EN OBJETIVOS COMUNES, QUE HOY LA COMUNIDAD NOS DEMANDA ACCIONES QUE SI SE SOSTIENEN beneficiaran a ambas.

Y esta la otra FAC interna, plagada de dificultades, que creció a impulsos, los que llevaron a la búsqueda de soluciones de emergencia, inmediatas, unipersonales, las que se desvanecen o desaparecen no bien cambian sus ejecutores, no basadas en estructuras sólidas que la hagan perdurar en el tiempo y, lo que es más serio aún, con consecuencias económicas adversas que obligan a las distintas mesas directivas a innumerables horas en reuniones donde el tema central es como mantener o hacer crecer los recursos financieros e intentar no dejar una carga tan difícil a la siguiente mesa directiva.

Como principal objetivo, tenemos la obligación de construir una FAC previsible, estructurada y sólida.

A partir de aquí tenemos que trabajar sin pausas en puntos cruciales si queremos lograr nuestros metas y que la FAC se mantenga y crezca en el tiempo:
Dentro de este cuadro sin dudas identificamos fortalezas,
1) como son nuestras estructuras docentes, 
2) la calificación y reconocimiento internacional de muchos de nuestro socios, 
3) nuestras unidades de negocios:
menciono sintéticamente y sin eludir lo que cada una conlleva:

  • Congreso virtual de cardiología
  • Revista FAC
  • Cardioinsumos FAC
  • Membresías
  • Red nacional de cardio protección (RCP)
  • Avales y o certificaciones
  • Página web con CETIFAC
  • Publicaciones varias
  • Acuerdos y convenios
  • Publicaciones virtuales y en formato gráfico
  • Congreso nacional de cardiología
  • Re certificaciones y certificaciones de especialidades
  • Cursos satelitales
  • Cursos virtuales

Llama la atención cuantas unidades de negocios y no lograr una estabilidad financiera que se sostenga por su propio peso.

Estimados colegas esto tiene una sola causa y una simple respuesta "SOMOS MÉDICOS, CON MAYOR O MENOR GRADO DE GESTIÓN, PERO MÉDICOS".

Tenemos objetivos claros, todos sabemos a dónde queremos arribar, que es ver a nuestra federación, a la altura de las grandes sociedades, con la que podamos discutir frente a frente sin el impedimento que constituye el tema de los recursos económicos.

Tenemos también grandes debilidades, a las cuales estamos obligados a identificar y reconocer para transformarlas en fortalezas:

  • Resolver el problema edilicio que constituye nuestra sede, es una prioridad impostergable
  • Deberemos ordenar el tema de los comités científicos, bajo el concepto de trabajar desde adentro de FAC y para la FAC
  • Deberemos reformular nuestros confederales, tanto en números como modalidad ejecutiva, pensar la posibilidad de representantes por regiones, los cuales previamente hayan logrado consenso entre todos los componentes de las mismas, esto redundara en sesiones más ejecutivas, en menor tiempo, con mas eficacia y con menores costos tanto para FAC como para la sociedad federada.

Deberemos optimizar nuestra revista, reformular su costo, camino que ya emprendimos, eso nos permitirá tener en tiempo y forma sus ediciones.

Ser creativos con el tema de las certificaciones y recertificaciones.

Potenciar a través de elementos idóneos una herramienta de un valor incalculable como es la red nacional de RCP.

Deberemos intentar implementar un sistema de actualización y pago automático de la cuota societaria, hoy único ingreso genuino.

Deberemos pensar en una posible reforma del estatuto a fin de otorgar las distintas MD mayor dinamismo en la toma de decisiones acorde con los tiempos que hoy transcurren. Y he querido dejar para el final nuestro congreso nacional, al cual le pedimos una rentabilidad creciente año tras año, hoy en el 70%, lo que pone en una situación límite, físico y mental tanto al organizador como a la MD correspondiente.

Enfocados y pensando en esto esta MD trabajará buscando consenso para "optimizar el funcionamiento de las estructuras institucionales que requieran una adaptación para acompañar el crecimiento que el mundo nos impone y de una manera adecuada encarar el futuro con otras perspectivas.

A tal efecto se está estudiando conjuntamente con el consejo asesor y el próximo presidente, una propuesta de gerenciamiento a los fines de corregir los innegables baches que se han producido durante y luego de la gestión de Carlos Rodríguez.

Hoy la gestión de la sociedades científicas representa una de las claves para su mantenimiento y progreso, para lograrlo se hace necesario contar con personas especializadas y capacitados en las aéreas que nos compete, no debemos temer a los cambios, los que bien supervisados, sin dudas fortalecerán a la institución.

La situación económica de FAC ha estado y está muy comprometida, al punto de haber pedido apoyos individuales para apuntalar las finanzas que se fueron deteriorando a lo largo de los años.

Por lo cual deberemos aunar trabajo y espíritu, el trabajo es como una pelota de goma, si la dejas caer rebota y regresa, pero el espíritu es frágil como un cristal y si cae sale irrevocablemente astillado, nunca vuelve a ser el mismo.

En esencia nada o casi nada cambia como si se tratara de un viaje en el tiempo, nuestro temor más profundo no es ser incapaces para la función, es sino que no tengamos una propia luz para permitirle al otro que haga lo mismo, con el fin de continuar nuestra idea. Para ello hace falta valentía y sin dudas perseverancia asumiendo esta realidad ya que las oportunidades que se presentan no son producto de la casualidad, son el resultado del trabajo, si no nos esforzamos al máximo como sabremos donde están nuestros límites.

En situaciones críticas la mención repetida de algunas palabras parece que ayuda a remediar los problemas y amenazas venideras, una de ellas es la palabra confianza y requerirlas en momentos difíciles se constituye en un bálsamo. Nos estamos acostumbrando a panoramas más o menos sombríos y se valora con dureza el quehacer de los responsables de las instituciones de la sociedad, esto no emerge espontáneamente en nuestras mentes sino que proviene de experiencias pasadas sobre la que modulamos nuestras expectativas acerca del futuro.

En consecuencia este momento contemporáneo facilita modos, canales y medios para la comunicación institucional, y si la reconocemos así, un estar en lo social necesariamente implica dar razón de su misión, como si fuera una sinfonía, se requiere distintos instrumentos y tempos, que se sucederán armoniosos si el director tiene clara la partitura y tras su conclusión el agudo oyente es capaz de escuchar y distinguir críticamente la melodía que sostiene el conjunto.

Por ello estoy convencido que se debe comunicar los buenos y malos momentos y es una labor que requiere fortaleza y rigor en los argumentos, es el derecho y la responsabilidad que se adquiere cuando se debe aparecer como interlocutor para llegar a los objetivos con claridad, en definitiva la gestión coherente de mensajes y acciones requiere partir de un cimiento fuerte y sólido, esa coherencia a lo largo del tiempo manifestada entre lo dicho y lo hecho, si se percibe una contradicción entre la realidad y el discurso hay defraudación, una constante en la humanidad, por ello en cierto sentido la confianza es muestra de su buena fama y prestigio, menciono a Claudio Magris en su libro "Utopia y desencanto:" que rezaba "la dimensión mas autentica de los valores es aquella en la que no es necesario declamarlos ni hacer alarde de ellos, sino que estos descienden a la existencia cotidiana, se viven a fondo y se traducen en un modo de ser y actuar." Será por ello que Seneca advertía en una de sus epístolas morales que el discurso empeñado en la verdad debe mostrarse sin adornos y sencillo”.

Esta es la situación verdadera sobre la que queremos vislumbrar nuestra federación... Esperamos poder hacerlo, no lograrlo no sería imperdonable, imperdonable seria no intentarlo.

Finalmente quiero agradecer a mi hijo Javier quien hoy me acompaña, pero Javier representa el espíritu de todas las familias de quienes hoy componemos esta mesa directiva para ellos mi más profundo agradecimiento y sobre todo mi respeto, nuevamente gracias Javier.

Gracias y felices fiestas para todos

 
Espacio publicitario