Vol.47 - Número 3, Julio/Septiembre 2018 Imprimir sólo la columna central

Características clínicas y evolución hospitalaria de mujeres con
Infarto agudo de miocardio en el Registro Nacional de Infarto SAC-FAC
.
Clinical characteristics and in-hospital evolution of women with acute myocardial infarction
in the SAC-FAC National Registry of Infarction


STELLA M MACÍN, MILDREN DEL SUELDO, EDUARDO R PERNA,
CARLOS D. TAJER, GUSTAVO HERNÁN CEREZO, MARCELO STRUMINGER,
DIEGO CONDE, DEMETRIO THALASSELIS, ADRIÁN D’OVIDIO, JUAN GAGLIARDI.
Corrientes, Argentina.
Correo electrónico
Reibido 04-ABRIL-18 – ACEPTADO despues de revisión el 17-MAYO-2018.
Los autores declaran no tener conflicto de intereses en el tema abordado.

 

RESUMEN

Introducción. No obstante los avances en el tratamiento del infarto, el pronóstico permanece relacionado a factores clásicos como edad, insuficiencia cardíaca, función ventricular y sexo. Estudios previos mostraron mayor mortalidad en mujeres, atribuida a diferencias en edad, comorbilidades y acceso a terapias. Objetivos: Comparar características clínicas y pronóstico hospitalario de acuerdo al género en pacientes con infarto agudo de miocardio con elevación del ST (IAMCEST).
Material y métodos: Estudio prospectivo, observacional, multicéntrico en la República Argentina llevado a cabo en 247 centros (todas las provincias y CABA) incluyendo un total de 1759 pts. con diagnóstico de IAMCEST de hasta 36 hs de evolución, realizado desde marzo a diciembre de 2015. De ellos, 394 (22.39%) fueron género femenino.
Resultados: La mediana de edad de las mujeres fue mayor (66 vs 59.7 años; p<0.001). La prevalencia de factores de riesgo coronario fue diferente; se observó menos tabaquismo (25% vs 46.7%; p<0.001), más diabetes (29.8 vs 24.9%, p=0.018), e HTA (70.7% vs 55.7%, p<0.001). Las mujeres presentaron menos enfermedad coronaria (10,1% vs 14.5%; p=0.016) y ATC previa (7.5% vs 10.6%; p=0.04). El tiempo dolor-ingreso a la Institución fue mayor en mujeres (150 vs 120 min, p=0.03). La tasa de reperfusión fue similar con una leve tendencia a menor utilización de fibrinolíticos. La mortalidad hospitalaria fue mayor en las mujeres (11.2% vs 8.1%; p=0.04), con similar tasa de re-infarto (2 vs 1.6%,p=0.35), APIAM (3 vs 2.3%, p=0.43) y shock cardiogénico (23.7 vs 21%, p=0.26), IC (14.2 vs 11.4, p=0.07). Sin embargo, en el modelo regresión logística múltiple, el género no fue un predictor independiente de mayor mortalidad. Las variables asociadas fueron edad (HR=1.087 IC 95%1.037-1.139; p=0.006), la presión arterial al ingreso (HR= 0.98 IC 95% 0.966-0.999; p =0.043) y la presencia de insuficiencia cardiaca (HR=9.280 IC 95% 2.441-35.281; p=0.004).
Conclusiones: Las mujeres admitidas por IAMCEST tienen un perfil de riesgo diferente a los varones, reciben menos terapias recomendadas por las guías, pero con similar uso de estrategia invasiva. Si bien la mortalidad hospitalaria fue mayor, el sexo no fue un predictor independiente de riesgo.
Palabras clave: Infarto. Mujeres. Pronostico.
ABSTRACT

Introduction: Despite advances in the treatment of infarction, the prognosis remains related to classic factors such as age, heart failure, ventricular function and sex. Previous studies showed higher mortality in women, attributed to differences in age, comorbidities and access to therapies. Objective: To compare clinical characteristics and hospital prognosis according to gender in patients with acute myocardial infarction with ST elevation (STEMI).
Material and methods: A prospective, observational, multicenter study in the Argentine Republic carried out in 247 centers (all provinces and the city of Buenos Aires) including a total of 1759 pts, with a diagnosis of STEMI of up to 36 hours of evolution, performed from March to December 2015. Of these, 394 (22.39%) were women.
Results: The median age of the women was higher (66 vs 59.7 years, p <0.001). The prevalence of coronary risk factors was different; less smoking was observed (25% vs 46.7%, p <0.001), more diabetes (29.8 v 24.9%, p=0.018), and HTN (70.7% vs 55.7%, p <0.001). Women had less coronary heart disease (10.1% vs 14.5%, p=0.016) and previous PTCA (7.5% vs 10.6%, p=0.04). The pain-admission time was greater in women (150 vs 120 min, p=0.03). The reperfusion rate was similar with a slight tendency to lower use of fibrinolytics. Hospital mortality was higher in women (11.2% vs 8.1%, p=0.04), with a similar rate of re-infarction (2 vs 1.6%, p = 0.35), post-infarction angina (3 vs 2.3%, p=0.43) and cardiogenic shock (23.7 vs 21%, p=0.26), HF (14.2 vs 11.4, p=0.07). However, in the multiple logistic regression model, gender was not an independent predictor of higher mortality. Associated variables were age (HR=1.087, 95% CI 1.037-1.139, p=0.006), blood pressure at admission (HR = 0.98, CI 95% 0.966-0.999, p=0.043) and the presence of heart failure (HR = 9.280, CI 95% 2.441-35.281, p=0.004).
Conclusions: Women admitted for STEMI have a different risk profile than men, receive fewer therapies recommended by the guidelines, but with similar use of invasive strategy. Although hospital mortality was higher, sex was not an independent predictor of risk.
Key words: Infarction. Women. Prognosis.

 

INTRODUCCIÓN
A pesar de los avances en el tratamiento del infarto, el pronóstico de los que sobreviven la fase aguda depende de factores como edad, insuficiencia cardíaca, función ventricular y sexo, entre otros [1]. Estudios previos mostraron mayor mortalidad en mujeres, atribuida a diferencias en la edad, comorbilidades y el acceso a terapias [2].

La enfermedad coronaria se ha considerado tradicionalmente una enfermedad de varones, sin embargo, en los últimos tiempos, hubo reducciones en la mortalidad cardiovascular en mujeres, en parte como resultado de la concientización, mayor enfoque dirigido a ellas, su riesgo y la aplicación de tratamientos basados en la evidencia [2-4].

A pesar de ser mayor la carga de factores de riesgo, presentar más angina y morbi-mortalidad, paradójicamente las mujeres tienen enfermedad obstructiva menos grave de sus arterias epicárdicas en la angiografía comparado con los varones [4-6].

Múltiples estudios mostraron que las mujeres con síndromes coronarios agudos tienen menos probabilidades de ser tratadas con las terapias médicas directrices [7], de utilizar una estrategia invasiva y menos probabilidades de recibir reperfusión oportuna [8-10].

Los datos referidos a la evolución del infarto en la mujer en Argentina son escasos [3]. Recientemente, el registro argentino de infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST (IAMCEST), incluyó a centros distribuidos en todas las provincias argentinas, a través del esfuerzo conjunto de la Federación Argentina de Cardiología (FAC) y la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC).

La hipótesis del presente subanálisis fue que en nuestro país, las mujeres admitidas con IAMCEST presentan diferencias clínicas y terapéuticas con los hombres, lo cual puede tener implicancias en el pronóstico. Por ello, los objetivos de este reporte fueron comparar el perfil de riesgo, manejo hospitalario y evolución de las mujeres comparado con los varones, con IAMCEST.

 

MATERIAL y MÉTODOS
El registro ARGEN-IAM-ST fue un estudio prospectivo, observacional, multicéntrico realizados en conjunto por la Federación Argentina de Cardiología (FAC) y la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) en 247 centros de la República Argentina, incluyendo a todas las provincias y CABA, donde se incluyeron 1759 pacientes con diagnóstico de IAMCEST de hasta 36 hs de evolución, reclutados en el período marzo a diciembre de 2015 [11].

Los criterios de inclusión al registro fueron sospecha de infarto agudo de miocardio (IAM) y alguno de los siguientes: 1. Elevación del segmento ST ≥1 mV en al menos dos derivaciones de los miembros o ≥2 mV en al menos dos derivaciones precordiales contiguas; 2. IAM evolucionado con nuevas ondas Q de menos de 36 hs evolución; 3. Sospecha de infarto inferoposterior (infradesnivel horizontal del ST de V1 a V3 sugestivo de oclusión aguda de arteria coronaria circunfleja); o 4. bloqueo completo de rama izquierda nuevo o presuntamente nuevo.

Los criterios de exclusión fueron diagnóstico de SCA sin elevación del ST y aquellos infartos con más de 36 hs. de evolución.

El período de inclusión fue durante un periodo de al menos 3 meses consecutivos en cada centro. Se realizó una fase piloto desde el mes de noviembre de 2014 a marzo de 2015 en centros seleccionados y luego se extendió a todo el país hasta el 31 de diciembre de 2015.Se analizaron las características generales de la población según el género, el tratamiento indicado, la evolución, la incidencia de complicaciones y la mortalidad intrahospitalaria.

La recolección de los datos se realizó vía web, en una ficha en formato electrónico especialmente diseñada por el Centro de Teleinformática Médica de FAC (CETIFAC), lo que permitió un monitoreo en línea de las variables ingresadas. La privacidad de los pacientes en el registro se garantizó dado que los nombres o iniciales de los pacientes no se almacenaron en la base de datos, y fueron identificados por un número correlativo por centro.


Análisis Estadístico:
Las variables cualitativas se presentan como frecuencias y porcentajes y las cuantitativas, como media ± desvío estándar (DE) o mediana y rango intercuartilo 25-75% (RIC) según su distribución. El análisis de las variables discretas se realizó a través de chi cuadrado y el de las continuas por el test de t o Kruskall Wallis para datos no apareados o el análisis de la varianza (ANOVA) según correspondiera. Con las variables asociadas en forma significativa con mortalidad en el análisis univariado, se construyó un modelo de regresión logística múltiple para identificar predictores independientes de mortalidad. Se consideró significativo un valor de p<0.05. El análisis se realizó con el programa IBM SPSS 24.

 

RESULTADOS
Características basales.
Se incluyeron en este análisis 1759 pacientes de los cuales el 22,4% corresponde al género femenino. En la Tabla 1 se muestran las características generales de la población. Las mujeres más diabetes, hipertensión arterial, eran menos tabaquistas y tuvieron un tiempo dolor - consulta significativamente mayor que los varones.

Tabla 1. Características demográficas de la población
  Mujeres
394 (22,4%)
Hombres
1365 (77.6%)
 
  Edad (Años) (mediana e IIC)

60 (56-75)

59.7 (52-68)

 

  n % n % p
  Tabaquismo
  Diabetes
  HTA
  Enfermedad Coronaria
  ATC previa
  CRM previa
  Tiempo Dolor-Ingreso (min)
98
117
278
39
28
5
150
25
29,8
70,7
10,1
7,5
1.3
120-480
637
340
760
198
133
25
120
46,7
24,9
55,7
14,5
10,6
2
65-300

<0,001
0,018
<0,001
0,016
0,07
0.41
0,03

HTA: Hipertensión arterial; ATC: angioplastia coronaria; CRM: cirugía de revascularización miocárdica

 

Al ingreso se observó mayor prevalencia de signos de insuficiencia cardíaca (Killip y Kimbal ≥II 28.1% vs 22.1% (p=0.014). La fracción de eyección informada por ecocardiografía fue similar en ambos grupos (Tabla 2).

Tabla 2. Estado hemodinámico al ingreso
  Mujeres
394 (22.39%)
Hombres
1365 (77,61%)
 
  FC al ingreso (lpm)
  PAS al ingreso (mmHg)
  Fey (%)
  KK I
  KK II
  KK III
  KK IV
80 ±25.2
125.4 ± 25.4
49±10.2
282
69
14
27
71,6
17,6
3,7
7,1
76 ±19.4
118.4 ± 17.3
51 ±12.4
1062
191
26
85
77,8
14,1
1,9
6,2

0,01

0,27



0,03

FC: frecuencia cardiaca; PAS: presión arterial sistólica; FE: Fracción de eyección;
Lpm: latidos por minuto; KK: Killip Kimbal.

 


Estrategias de reperfusión y tratamiento.
La indicación de reperfusión fue significativamente menor en mujeres (79.7% vs 84.6%; p=0.02) con menor utilización de fibrinolíticos (15.2% vs 19%; p=0.05), una leve tendencia a menor indicación de angioplastia a pesar de una similar indicación de angiografía en las primeras 24 hs (Tabla 3).

Tabla 3. Utilización de angiografía y estrategias de reperfusión
  Mujeres
394 (22.39%)
Hombres
1365 (77,61%)
 
 CCG primeras 24 hs 295 75,9 1023 74,9 0,49
  Arteria coronaria responsable
  - Descendente anterior
  - Circunfleja
  - Coronaria derecha
  - Primera diagonal
  - Tronco de CI
  - Arterias normales
118
39
92
8
3
32
8
3
32
45.4
15
35.4
3.1
1.2
10
3.1
1.2
10
441
131
326
22
12
91
22
12
91
47.2
14
34.9
2.4
1.3
8.8
2.4
1.3
8.8
0.93
  Indicación de Reperfusión
  Trombolíticos
  ATC Primaria
314
59
251
79,7
15,2
63,7
1155
259
891
84,6
19
65,3
0,02
0,05
0,30

CCG: Cinecoronariografía; ATC primaria: Angioplastia primaria; CI Coronaria Izquierda

 

El tratamiento con drogas de evidencia demostrada fue menor, tanto al ingreso como al alta en mujeres respecto a los varones. Así las mujeres recibieron menos ticagrelor al ingreso, menos beta bloqueantes e inhibidores de la enzima de conversión al ingreso y al alta, recibieron más insulina y diuréticos al ingreso (Tabla 4).

Tabla 4. Medicación al ingreso y al alta
  Mujeres
394 (22.39%)
Hombres
1365 (77,61%)
 
  Dopamina
  Dobutamina
  Norepinefrina
  Carga de Ticagrelor al ingreso
  Carga de prasugrel
  Carga de clopidogrel
  Aspirina ingreso
  B bloqueantes al ingreso
  IECA al ingreso
  Diuréticos al ingreso
  Clopidogrel al alta
  Ticagrelor al alta
  Prasugrel al alta
  Aspirina al alta
  B bloqueantes al alta
  IECA al alta
  Estatinas al alta
  Insulina al alta
43
26
43
55
28
140
380
216
177
101
325
37
28
279
327
266
335
39
11,3
6,6
11,5
14,1
19.6
70
99
55,2
45
25,7
82,7
21.5
16.8
93.3
83,4
67,4
90.1
10
120
67
135
259
1422
420
1320
860
785
287
1059
172
110
1055
1188
1024
1202
71
8,8
4,9
9,9
19,4
23.1
65.9
98.9
63,1
57,5
21
77,6
26
17.2
96.4
87,4
75,1
92.5
5,2
0,10
0,14
0,22
0,01
0.21
0.22
0.57
0,004
<0,001
0,04
0,03
0.22
0.89
0.02
0,04
0,04
0.13
0,006

IECA: Inhibidores de la Enzima Convertidora de Angiotensina

 


Evolución hospitalaria y pronóstico.
Las mujeres tuvieron mayor mortalidad hospitalaria (11.2% vs 8.1%; p=0.04), sin diferencias en el resto de las complicaciones registradas así como en la indicación de procedimientos invasivos como marcapasos transitorio, catéter de Swan Ganz y ARM (Tabla 5).

Tabla 5. Mortalidad hospitalaria, complicaciones y procedimientos invasivos
  Mujeres
394 (22.39%)
Hombres
1365 (77,61%)
 
  Mortalidad Hospitalaria
  Re-IAM
  APIAM
  Shock Cardiogénico
  MCPT
  Swan Ganz
  ARM
43
2
3
93
12
21
73
11,2
2
3
23,7
3
5,4
18,5
110
6
31
285
45
83
263
8,1
1,6
2,3
21
3,3
6,1
19,4
0,04
0,35
0,43
0,26
0,47
0,44
0,44

Re-IAM: re infarto; APIAM: angina post infarto; MCPT: Marcapasos transitorio; 
ARM: asistencia respiratoria mecánica.

 

En el análisis multivariado, el género no fue predictor independiente de mortalidad hospitalaria, luego de ajustarlo por otras variables como edad, presencia de insuficiencia cardiaca, presión arterial, diabetes, Killip, diabetes. Los predictores independientes fueron: edad (OR=1.087 IC 95% 1.037-1.139; p=0.006), la presión arterial al ingreso (OR = 0.98 IC 95% 0.966-0.999; p =0.043) y la presencia de insuficiencia cardiaca (OR = 9.280 IC 95% 2.441-35.281; p=0.004).

 

DISCUSIÓN
Las mujeres admitidas por infarto de miocardio tienen un perfil de riesgo diferente a los varones, reciben menos terapias recomendadas por las guías, similar estrategia invasiva y tienen mayor mortalidad hospitalaria. Sin embargo, el sexo no fue un predictor de riesgo independiente luego de ajustar con otras variables.


Características clínicas.
La fisiopatología del síndrome coronario agudo, incluyendo las características de la placa, es diferente en mujeres respecto de varones. Datos recientes sugieren mayor papel de la enfermedad microvascular en el sexo femenino [12]. La rotura de la placa es responsable del 76% de las muertes por infarto fatal en varones, en cambio fue solo el 55% en mujeres [13], mientras que estudios de autopsia han demostrado una mayor prevalencia de erosión de placa en ellas, especialmente en las más jóvenes [4,14]. Con el advenimiento de la tomografía de coherencia óptica, se ha evidenciado que la erosión de placa [13-15] se presentó en el 27% de pacientes con infarto con elevación del segmento ST y 31% de síndromes coronarios agudos sin elevación del segmento ST, en estos estudios[4,14,16]. El sexo femenino y el estado premenopáusico son los únicos factores de riesgo que predicen trombosis [17,18].

Las mujeres también son más propensas a tener mecanismos fisiopatológicos inusuales de enfermedad coronaria no obstructiva como disección espontánea o espasmo de la arteria coronaria [4,19]. En el presente trabajo no hubo diferencias en la localización de la arteria responsable del IAM entre ambos sexos.

El tabaquismo en la actualidad tiene un efecto de riesgo similar en hombres y mujeres, el ex fumador conllevaba más riesgo en varones. La hipertensión, diabetes, factores psicosociales, falta de física actividad, son factores de riesgo más potente para el desarrollo de infarto en mujeres, más que en hombres. Los Investigadores de INTERHEART sugirieron que esto era debido a que las mujeres con infarto fueron en general, 10 años mayores respecto de los hombres [14].

Varios estudios informaron mayor prevalencia de diabetes mellitus, insuficiencia cardíaca, hipertensión, depresión y disfunción renal en mujeres comparadas con los hombres. Además, ellas se presentan más comúnmente con infarto sin elevación del segmento ST [18-20] y enfermedad coronaria no obstructiva [20].

En el presente trabajo las mujeres presentaban con mayor frecuencia diabetes, hipertensión arterial, fueron menos tabaquistas y demoraban más tiempo respecto a los varones en consultar. Diabetes sigue siendo una importante enfermedad en la generación de ateroesclerosis e infarto por lo que su identificación y tratamiento tempranos son de suma relevancia [4,22]. Un aliciente es que, a pesar del incremento del tabaquismo en mujeres, estas fuman menos que los varones. En el presente trabajo se observó que las mujeres incrementaron el consumo de tabaco comparado con otros registros, sin embargo fumaban menos que los varones.

La demora del paciente sigue siendo sustancial y es más problemático en ancianos, diabéticos, mujeres y cuando surgen síntomas durante la noche [21,22]. En la actualidad, varios programas de calidad, trabajan con la variable demora; a pesar de que el tiempo de consulta se ha reducido desde hace 10 años a la actualidad, continua siendo un desafío para el sexo femenino, como lo evidenció el presente trabajo. La hipertensión arterial es un importante factor de riesgo de infarto de miocardio en las mujeres, con un riesgo atribuible a la población del 36%.

Destaca que las mujeres estaban más taquicárdicas al ingreso con peor Killip Kimbal y ésta diferencia, entre ambos sexos, fue significativa [4].


Tratamiento.
Los objetivos de la farmacoterapia son reducir la morbi-mortalidad, prevenir complicaciones y mejorar la calidad de vida. Los pilares del trataamiento farmacológico después de un infarto de miocardio son los agentes antiplaquetarios, β-bloqueantes, inhibidores de la ECA, bloqueadores del receptor de angiotensina y estatinas [4,23]. La eficacia y seguridad de estas drogas se han establecido a través de, ensayos clínicos que incluyeron ambos sexos con beneficios similares [23-25]. Sin embargo, el grupo femenino ha estado sub-representado en varios de ellos [23-25].

Las mujeres recibieron menos ticagrelor al ingreso, menos beta bloqueantes e inhibidores de la enzima de conversión al ingreso y al alta y recibieron con mayor frecuencia insulina y diuréticos al ingreso.

En mujeres, las complicaciones de la terapia trombolítica y su no elegibilidad han limitado su uso en la mayoría de los países desarrollados. Un análisis de 22 ensayos 26 que aleatorizaron 6763 pacientes con infarto con elevación del ST a angioplastia primaria vs trombolíticos, encontraron que las mujeres tenían menor mortalidad a 30 días con angioplastia primaria, independientemente de si consultaron dentro de las primeras 2 horas del inicio de los síntomas (7.7% vs 9.6%) o después (8.5% vs 14.4%). Se notó que la mortalidad fue extremadamente alta en mujeres, con retraso en la presentación, tratadas con terapia trombolítica, por lo que las medidas a adoptar serian aquellas que reduzcan el tiempo a la consulta [26,27].


Pronóstico.
En el presente registro, las mujeres tuvieron mayor mortalidad hospitalaria con similar tasa de eventos isquémicos y requerimiento de procedimientos invasivos. Sin importar la edad, las mujeres morirán más que los hombres dentro del año de un primer infarto (26% vs 19%) y dentro de los 5 años (47% vs 36%), con mayor incidencia de insuficiencia cardiaca y accidente cerebrovascular [4,28]. El exceso de la mortalidad no ajustada en mujeres a 5 y 10 años post-infarto puede explicarse en parte por las diferencias en edad, factores de riesgo, presentación clínica y tratamiento [29].

En este estudio, el sexo no fue un predictor independiente de mortalidad, como sí lo fueron la edad, la presión arterial al ingreso, y la insuficiencia cardiaca.

Es conocido que las mujeres experimentaron su primer infarto en promedio 9 años después de los hombres, y la diferencia de edad fue similar en todas las regiones [30]. Esto puede colocarlas en mayor riesgo de mortalidad tanto a corto como a largo plazo [31,32] Estudios que examinaron análisis estratificados por edad tienden a mostrar mayor mortalidad entre mujeres más jóvenes, aunque es más baja para mujeres mayores en comparación con los hombres de la misma edad [29,31]. Estos hallazgos son consistentes con informes previos de diferencias en la mortalidad a corto plazo, según sexo, después de un infarto [31,33].


Limitaciones:
Este estudio muestra los resultados del análisis de un sub-grupo de pacientes, en una cohorte prospectiva, con un diseño que no estuvo dirigido a evaluar el impacto del género. Sin embargo, la amplia cobertura del reclutamiento de pacientes en todo el país refuerza el hecho de poseer una representatividad nacional.


Implicaciones Clínicas:
En primer lugar, se advierte que a pesar de existir una diferencia en la demora del inicio de los síntomas a la consulta, esta se ha reducido, aunque continua siendo esta demora un importante factor a considerar, dado que el tiempo es músculo, y podría justificar en el presente trabajo el exceso de mortalidad en mujeres [3,4].

A pesar de diferencias fisiopatologicas teóricas y presentación clínica del IAMCEST entre los sexos [4,24], el tratamiento intervencionista, como también la reperfusión farmacológica, fue similar en ambos grupos, aun considerando que los riesgos de sangrado y otras complicaciones siguen siendo mayores en las mujeres [26,33].

Las limitaciones observadas en los ensayos clínicos en cuanto a la inclusión de mujeres, se refleja en la subutilización del tratamiento adecuado recomendado por las guías, y esto puede traducirse en peores resultados después de evento índice [4,34,35]. Los ensayos clínicos siempre incluyeron más varones, pero nuevos enfoques para aumentar la participación de las mujeres son prometedores. Existe la necesidad de campañas intensas y continuas de salud pública, así como de sociedades científicas dirigidas a las mujeres, incluyendo a minorías raciales y étnicas, dada la carga de los factores de riesgo y la continua disparidad en los resultados [4,36-38]. Por ello, se considera relevante instar a los equipos de investigación multidisciplinarios a examinar modelos innovadores de prevención secundaria de atención apropiada, culturalmente sensibles y personalizados para las mujeres, con características psicosociales y fisiológicas particulares [1,14,18].

 

CONCLUSIONES
Las mujeres admitidas por IAMCEST tienen un perfil de riesgo diferente a los varones, reciben menos terapia recomendada por las guías, pero con similar uso de una estrategia invasiva. Si bien la mortalidad hospitalaria fue mayor, el sexo no fue un predictor independiente de riesgo.

 


BIBLIOGRAFÍA

  1. El Khoury, C, Bochaton, T, Flocard, E. Five-year evolution of reperfusion strategies and early mortality in patients with ST-segment elevation myocardial infarction in France. Eur Heart J Acute Cardiovasc Care 2017; 6 (7) 571-72.
  2. Nielsen, CG, Laut, KG, Jensen, LO. Patient delay in patients with ST-elevation myocardial infarction: Time patterns and predictors for a prolonged delay. Eur Heart J Acute Cardiovasc Care 2017; 6 (7) :583-91.
  3. Macín SM, Perna ER, Coronel L, et al. Infarto agudo de miocardio en mujeres: características clínicas y evolución a corto y a largo plazo Rev Argent Cardiol 2008; 76: 429-36.
  4. Mehta LS, Beckie TM, DeVon HA, et al, Acute Myocardial Infarction in Women A Scientific Statement From the American Heart Association on behalf of the American Heart Association Cardiovascular Disease in Women and Special Populations Committee of the Council on Clinical Cardiology, Council on Epidemiology and Prevention, Council on Cardiovascular and Stroke Nursing, and Council on Quality of Care and Outcomes Research Acute Myocardial Infarction in Women A Scientific Statement From the American Heart Association. Circulation 2016; 133 (9): 916-47.
  5. Gholizadeh L, Davidson P. More similarities than differences: an international comparison of CVD mortality and risk factors in women. Health Care Women Int 2008; 29: 3-22.
  6. Bairey Merz CN, Shaw LJ, Reis SE, et al; WISE Investigators. Insights from the NHLBI-sponsored Women’s Ischemia Syndrome Evaluation (WISE) Study, part II: gender differences in presentation, diagnosis, and outcome with regard to gender-based pathophysiology of atherosclerosis and macrovascular and microvascular coronary disease. J Am Coll Cardiol 2006; 47 (suppl): S21-S29.
  7. Maynard C, Litwin PE, Martin JS, Weaver WD. Gender differences in the treatment and outcome of acute myocardial infarction: results from the Myocardial Infarction Triage and Intervention Registry. Arch Intern Med. 1992;152:972–976. 12. Otten AM, Maas AH, Ottervanger JP, Kloosterman A, van ‘t Hof AW, Dambrink JH, Gosselink AT, Hoo Maynard C, Litwin PE, Martin JS, Weaver WD. Gender differences in the treatment and outcome of acute myocardial infarction: results from the Myocardial Infarction Triage and Intervention Registry. Arch Intern Med 1992; 152: 972-76.
  8. Otten AM, Maas AH, Ottervanger JP, et al. Zwolle Myocardial Infarction study Group. Is the difference in outcome between men and women treated by primary percutaneous coronary intervention age dependent? Gender difference in STEMI stratified on age. Eur Heart J Acute Cardiovasc Care 2013; 2 (4): 334-41.
  9. Anderson ML, Peterson ED, Brennan JM, et al. Short- and long-term outcomes of coronary stenting in women versus men: results from the National Cardiovascular Data Registry Centers for Medicare & Medicaid Services cohort. Circulation 2012; 126: 2190-99.
  10. Pancholy SB, Shantha GP, Patel T, Cheskin LJ. Sex differences in short-term and long-term all-cause mortality among patients with ST-segment elevation myocardial infarction treated by primary percutaneous intervention: a meta-analysis. JAMA Intern Med 2014; 174 (11): 1822-30.
  11. Gagliardi J, CHarask A, Perna E, et al. Encuesta Nacional de infarto agudo de miocardio con elevación del ST en la República Argentina (ARGEN-IAM-ST). Rev Argent Cardiol 2016; 84: 548-57.
  12. Diercks DB, Owen KP, Kontos MC, et al. Gender differences in time to presentation for myocardial infarction before and after a national women's cardiovascular awareness campaign: a temporal analysis from the Can Rapid Risk Stratification of Unstable Angina Patients Suppress ADverse Outcomes with Early Implementation (CRUSADE) and the National Cardiovascular Data Registry Acute Coronary Treatment and Intervention Outcomes Network-Get with the Guidelines (NCDR ACTION Registry-GWTG). Am Heart J 2010; 160 (1): 80-87.e3.
  13. Falk E, Nakano M, Bentzon JF, et al. Update on acute coronary syndromes: the pathologists’ view. Eur Heart J 2013; 34: 719-28.
  14. Duncan J. Campbell. Why do men and women differ in their risk of myocardial infarction?. Eur Heart J 2008; 29: 835-36.
  15. Towfighi A, Markovic D, Ovbiagele B. National gender-specific trends in myocardial infarction hospitalization rates among patients aged 35 to 64 years. Am J Cardiol 2011; 108: 1102-107.
  16. Chakrabarti S, Morton JS, Davidge ST. Mechanisms of estrogen effects on the endothelium: an overview. Can J Cardiol 2014; 30: 705-12.
  17. Berger JS, Bhatt DL, Cannon CP, et al. The relative efficacy and safety of clopidogrel in women and men a sex-specific collaborative meta-analysis. J Am Coll Cardiol 2009; 54: 1935-45.
  18. Beckie TM. A behavior change intervention for women in cardiac rehabilitation. J Cardiovasc Nurs 2006; 21: 146-53.
  19. Bellasi A, Raggi P, Merz CN, Shaw LJ. New insights into ischemic heart disease in women. Cleve Clin J Med 2007; 74: 585-94.
  20. Hochman JS, McCabe CH, Stone PH, Becker RC, Cannon CP, DeFeo-Fraulini T, et al. Outcome and profile of women and men presenting with acute coronary syndromes: a report from TIMI IIIB: TIMI Investigators: Thrombolysis in Myocardial Infarction. J Am Coll Cardiol 1997; 30: 141-48.
  21. Christiaan JM Vrints. Update on ST elevation Myocardial infarction. Eur Heart J: Acute Cardiovascular Care 2017; 6 (7): 571-72.
  22. Yusuf S, Hawken S, Ounpuu S, et al; INTERHEART Study Investigators. Effect of potentially modifiable risk factors associated with myocardial infarction in 52 countries (the INTERHEARTstudy): case-control study. Lancet 2004; 364: 937-52.
  23. Amsterdam EA, Wenger NK, Brindis RG, et al. 2014 AHA/ACC guideline for the management of patients with non-ST-elevation acute coronary syndromes: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation 2014; 130: e433-34.
  24. Glaser R, Herrmann HC, Murphy SA, et al. Benefit of an early invasive management strategy in women with acute coronary syndromes. JAMA 2002; 288: 3124-29.
  25. Koopman C, Vaartjes I, Heintjes EM, et al. Persisting gender differences and attenuating age differences in cardiovascular drug use for prevention and treatment of coronary heart disease, 1998-2010. Eur Heart J 2013; 34: 3198-3205.
  26. Bersma E; Primary coronary angioplasty vs. Thrombolysis group. Does time matter? A pooled analysis of randomized clinical trials comparing primary percutaneous coronary intervention and in-hospital fibrinolysis in acute myocardial infarction patients. Eur Heart J 2006; 27: 779-88.
  27. Tjandrawidjaja MC, Fu Y, Goodman SG, et al. ASSENT-2 Investigators. The impact of gender on the treatment and outcomes of patients with early reinfarction after fibrinolysis: insights from ASSENT-2. Eur Heart J 2003; 24: 1024-34.
  28. Bucholz EM, Butala NM, Rathore SS, et al. Sex differences in long-term mortality after myocardial infarction: a systematic review. Circulation 2014;130: 757-67.
  29. Anand SS, Islam S, Rosengren A, et al, on behalf of the INTERHEART Investigators. Risk factors for myocardial infarction in women and men: insights from the INTERHEART study. Eur Heart J 2008; 29: 932-40.
  30. Pancholy SB, Shantha GP, Patel T, Cheskin LJ. Sex differences in shortterm and long-term all-cause mortality among patients with ST-segment elevation myocardial infarction treated by primary percutaneous intervention: a meta-analysis. JAMA Intern Med 2014; 174: 1822-30.
  31. McSweeney JC, Cleves MA, Zhao W, et al. Cluster analysis of women’s prodromal and acute myocardial infarction symptoms by race and other characteristics. J Cardiovasc Nurs 2010; 25: 311-22.
  32. Hasdai D, Porter A, Rosengren A, et al. Effect of gender on outcomes of acute coronary syndromes. Am J Cardiol 2003; 91: 1466-69, A6.
  33. Merz CN, Kelsey SF, Pepine CJ, et al. The Women’s Ischemia Syndrome Evaluation (WISE) study: protocol design, methodology and feasibility report. J Am Coll Cardiol 1999; 33: 1453-61.
  34. Laufer-Perl M, Shacham Y, Letourneau-Shesaf S, et al. Gender-related mortality and in-hospital complications following ST-segment elevation myocardial infarction: data from a primary percutaneous coronary intervention cohort. Clin Cardiol 2015; 38 (3): 145-9.
  35. Boland LL, Folsom AR, Sorlie, et al. Occurrence of unrecognized myocardial infarction in subjects aged 45 to 65 years (the ARIC study). Am J Cardiol 2002; 90: 927-31.
  36. Canto JG, Goldberg RJ, Hand MM, et al. Symptom presentation of women with acute coronary syndromes: myth vs reality. Arch Intern Med 2007; 167: 2405-413.
  37. Mozaffarian D, Benjamin EJ, Arnett DK, et al. on behalf of the American Heart Association Statistics Committee and Stroke Statistics Subcommittee. Heart disease and stroke statistics-2015 update: a report from the American Heart Association. Circulation 2015; 131: e29-e322.
  38. Mariani JA, Antonietti L, Tajer CD, et al. Diferencias de género en el tratamiento de síndromes coronarios agudos: resultados del registro Epi-Cardio. Rev Argent Cardiol 2013; 81: 307-15.

Publicación: Septiembre 2018



BUSQUEDAS

Revista de FAC

gogbut


Contenidos Científicos
y Académicos

gogbut