Areas Temáticas

ISBN
978-987-22746-2-7



Inicio > 7CVC > Enfermedad de Chagas
Imprimir sólo la columna central

 
La Urbanización de la Enfermedad de Chagas:
20 Años de Seguimiento
.
 

Francisco José Sosa

Hospital Ángel C. Padilla.
Facultad de Medicina, Universidad Nacional de Tucumán.
Tucumán, Argentina.



Mis sinceros agradecimientos hacia los organizadores del 7º Congreso Virtual de Cardiología por haberme invitado a participar en el mismo y poder exponer  un tema tan apasionante como lo es el de “La Urbanización de la Enfermedad de Chagas: 20 Años de Seguimiento” enfermedad que no solo comprometió sino que, aún compromete la salud de las personas en una gran área del América Latina y que con las migraciones humanas ha podido transponer mares a consecuencia especialmente del fenómeno de  la “globalización” ya que han sido identificadas en otros puntos de nuestro planeta, personas comprometidas con dicha enfermedad.

No existen dudas, la citada patología se ha transformado en motivo de “preocupación” en la Salud Pública de diversos países como España, Francia, Italia,  Estados Unidos de América, o cualquier otra nación del globo terrestre.

Quizás, antes, nunca se pensó que algún día, aparte de los pueblos latinoamericanos,  otros en el mundo, podrían tener en sus propias puertas a la citada enfermedad, y todo ello a consecuencia de las migraciones humanas.

En la ambiciosa búsqueda de sus orígenes, el hombre, ha pretendido correr el telón en los escenarios de los tiempos sin haber logrado aún su objetivo. No caven dudas que, con su perseverante proceder logró obtener algunos resultados, aunque más no sean retaceados, de lo que aspiraba conocer.

En lo referente a algunas enfermedades, se ha podido disponer, escudriñado el pasado, de  valiosa información, tal como aconteció con la enfermedad de Chagas.


Introducción
En la incansable búsqueda de su origen y de otros sucesos ligados a su pasado, el hombre ha pretendido correr el telón en los escenarios del tiempo sin haber logrado aún a tener una certera información de lo acontecido.

No caven dudas, con su perseverante accionar logró obtener algunos resultados, en cierta manera, retaceados, de lo que anhelaba conocer.

En lo referente a algunas patologías, entre ellas, la enfermedad de Chagas, ha podido disponer, de  ciertos logros de valiosa información tal lo expresado en citas de textos de formación científica como la que expresa lo siguiente ... "se ha demostrado signología chagásica en momias de 2.500 años de antigüedad exhumadas en la Quebrada de Tarapacá, en el norte de Chile” [1]... hace pensar que la mencionada enfermedad, es tan vieja como la humanidad.

Al respecto informaciones difundidas por el Diario La Gaceta de Tucumán, con fecha del Sábado 10 de Mayo de 1997, en la página 6, dan cuenta de una mayor antigüedad que la referida con anterioridad, manifiesta lo siguiente:
"CHAGAS. DETECTAN SIGNOS EN MOMIAS PERUANAS. LONDRES, 9 (Reuter). [1] Investigadores encontraron evidencias de un parásito mortal en momias peruanas de hace 4.000 años. Los resultados indican que el mal de Chagas apareció en la región mucho antes de lo que se calculaba"
[2].

La enfermedad de Chagas en América, traza su presencia desde antes de Colón, en donde todo su espectro es focal y disperso, limitada a reducidos ambientes específicos, en algunas áreas de Bolivia, Chile y el norte Argentino, en aquellas en donde el hombre introdujo pequeños mamíferos selváticos en el ámbito domiciliario como alimento ("cuey").

... "El T. infestans, es conocido desde el siglo XVI,  pero la endemia se dispersa solamente después de las "conquistas" hispano portuguesas, con el desplazamiento de poblaciones, la apertura de nuevas y múltiples fronteras agrícolas, acentuación del desequilibrio social, etc." [3] ... es sustancialmente poscolombina.

Tal dispersión de la endemia chagásica, no caven dudas, fue motivada por desplazamientos antrópicos que pareciera ser, obedecen a condiciones vinculadas con  hechos que nos retrotraen a los orígenes de la humanidad, ya que el hombre, desde épocas remotas transitó caminos que lo transportaron a ignotos lugares, mas allá del horizonte, mas allá de lo que su propia vista le podría haber permitido alcanzar. Lleva implícita como una condición de su existencia, la tendencia a migrar.

En nuestras latitudes, de la escasa población prehistórica que habitó en el actual territorio Argentino, fueron sus sucesores unos 350.000 aborígenes, dispersos, desde noroeste y el noreste hasta el extremo sur de la Patagonia.

En realidad, quienes iniciaron el poblamiento del espacio que actualmente cubre el suelo de nuestro país, fueron las tres corrientes colonizadoras, procedentes del este (España), del norte (Alto Perú) y del oeste (Chile), respectivamente. A raíz de las mismas se fundaron ciudades, se crearon núcleos familiares que cultivaron la tierra, criaron ganado y explotaron yacimientos mineros.  

En apretada síntesis se puede decir que:
En el siglo XVII y a comiezos del siglo XX (1914) la inmigración fue importante, de carácter eminentemente europeo.
Produjeron una marcada impronta en la historia del poblamiento del actual territorio Argentino.
Fueron factores importantes en el arraigo de  la población:
- La Colonización Agrícola
- El Ferrocarril
- La Conquista del Desierto

"Las tasas de crecimiento de población de esos años, como también las de los anteriores a la Primera Guerra Mundial, alcanzan niveles más altos que se haya observado en momento alguno de la historia de la población del actual territorio argentino".

Con la Segunda Guerra Mundial muchos migrantes regresaron al país, mientras que otros recién se instalaban por primera vez, igualándose los récords de inicios de siglo.

- "Fue el último aporte europeo al poblamiento argentino".
- "La inmigración europea fue reemplazada paulatinamente por la de los países limítrofes".
- "Paralelamente se produjo un aumento creciente de las migraciones internas que determinaron un explosivo crecimiento de las grandes ciudades a expensas de la población rural, que a su vez, se redujo".

La inmigración sudamericana, caracterizada por inmigrantes procedentes de países como Paraguay, Chile y Bolivia, reemplazaron en forma significativa a los inmigrantes procedentes de los países europeos mencionados anteriormente, en especial a partir de 1955, constituyendo en la actualidad el grueso de la inmigración que recibe el país.

Dada la situación económica, política y social que se fue suscitando ... "El argentino ilustrado como el dueño de una mano de obra calificada, sin alicientes, procede a la inversa: abandona el país para instalarse en otro"... [4].

Frente a las anteriormente citadas, se encuentran las migraciones internas, las que son protagonizadas por los inmigrantes y emigrantes nativos empadronados en una provincia distinta a la de su nacimiento. Y son motivos de dichos movimientos humanos la existencia, en el interior del país, de zonas más prósperas que otras las que brindan mejores posibilidades de trabajo, con cobertura de educación, servicios sociales y vivienda adecuada.

En estas migraciones internas le cave un espacio importante a las migraciones estacionales relacionadas con tareas o cultivos agrícolas, las que insumen determinado esfuerzo humano, y en especial en aquellas zonas donde la mano de obra exigida por la producción es insuficiente para dar cumplimiento con las tareas demandadas por las cosechas.

Se puede decir que las "migraciones estacionales", "de retorno" o "temporarias" revisten especial interés. Las mismas tienen características propias:
- Están motivadas por razones de trabajo.
- A diferencia de las migraciones internas, más estables, son "migraciones de retorno" (cesada la tarea del migrante, retorna a su lugar de origen) en ellas no intervienen poblaciones del exterior, salvo las que provienen de países limítrofes.
- Su duración es escasa.
- Los riesgos a los que está expuesto el migrante son mayores que en la migración definitiva: por las malas viviendas, atención de salud, y alimentación deficientes; carga de trabajo e inadecuada remuneración.
- Hacia 1970 se estimaba que aproximadamente se movilizaban 200.000 personas por año en función de las cosechas, en el país.
- A medida que crece la tecnificación agrícola, disminuye el empleo de mano de obra, lo que hace presuponer que si no llegan a desaperecer estas migraciones, acentuadamente decrecerán [5].

Ustedes podrán preguntarse ¿qué importancia tiene lo considerado hasta el presente? 

Pues bien, cuando el hombre migra, no sólo traslada sus bienes consigo mismo sino que, como es sabido, puede transportar además como portador enfermo o asintomático enfermedades transmisibles como el Paludismo, Cólera, Lúes, Sida y otras más, entre las que no constituye una excepción la enfermedad de Chagas, y hasta llevando consigo su propio vector.

Lo manifestado tiene su significación, ya que con la migración, si bien la persona se aleja del foco infestado por Triatominos, desaparece el contacto con el vector, pero al estar infectado, es un portador (reservorio migrante),   pudiendo ser fuente para    la   transmisión,   al    entrar nuevamente en contacto con el insecto vector, o como dador  de sangre  al  obviarse  las  normas   de   control  serológico transfusional, en forma accidental o por "negligencia profesional". Otras alternativas las constituyen eventualmente las dadas en los transplantes de órganos, ya sea a través del donante o del receptor [6].

Las migraciones en América, son una resultante de  presiones socioeconómicas directas, responsables de la urbanización de la endemia chagásica y el desplazamiento del parásito hasta países no endémicos.

En los Estados Unidos, como consecuencia de la migración de los latinoamericanos, ha comenzado a preocupar, en los bancos de sangre [7].

Mecanismos sociales de movilización de poblaciones y crecimiento de ciudades, han producido modificaciones profundas en el contexto de la enfermedad de Chagas, "urbanizando la endemia", a través de las migraciones de infectados principalmente y de la transmisión mediante la vía transfusional [8].

Si tenemos en cuenta que, entre las formas de transmisión de la enfermedad de Chagas a seres humanos, en las zonas rurales de América Latina, el T. cruzi se transmite a través de las heces de los Triatomíneos infectados; en cambio en las ciudades, donde estos insectos se encuentran sólo ocasionalmente presentes por introducción accidental, el parásito se transmite principalmente por transfusión sanguínea o congénitamente. Otros medios constituyen la contaminación por la boca, el trasplante de órganos infectados, o menos comúnmente la infección en el laboratorio al manipular elementos contaminados con tripanosomas [9].

Además, los patrones socioculturales también favorecen el movimiento frecuente de las poblaciones humanas y la infestación pasiva de las viviendas por parte de los vectores alojados en los objetos y productos que se transportan  de la morada anterior a la nueva. Las migraciones humanas, sean estacionales o recurrentes, que responden a la necesidad de buscar mejores condiciones de vida, no solamente aumentan el riesgo de la dispersión pasiva de los vectores trasladados con los enseres hogareños, sino que incrementan la contaminación de los bancos de sangre debido a que los migrantes pobres a menudo venden su sangre. El alcance de la transmisión por transfusión sanguínea es considerable respecto a la transmisión vectorial debido a que se trata de zonas urbanas (donde habita el 70% de la población total del continente), en las cuales una gran parte de la población está compuesta por migrantes que han pasado sus primeros años de vida en zonas endémicas.

Existen pruebas cada vez más evidentes de que la enfermedad de Chagas congénita está más difundida que lo que se creía anteriormente. La transmisión no se limita a las zonas rurales, sino que ocurre también en las ciudades donde, si bien no existen vectores, ha habido una considerable corriente inmigratoria de mujeres infectadas provenientes de zonas rurales, quienes están en edad fecunda [10].

En los tiempos actuales no solo constituye una permanente amenaza de compromiso a  países de Latinoamérica, sino también a otras naciones del mundo como España, USA, Australia [11][12][13]. También se menciona: Bélgica, Suiza y Francia  [14].

En el análisis de los hechos caben los siguientes interrogantes sobre los afectados por la enfermedad de Chagas, respecto a las migraciones humanas:

  • ¿Cuál es la masa móvil de migrantes desplazados de zonas endémicas hacia diferentes centros urbanos tanto del primer mundo como en el propio tercer mundo o países en desarrollo?
  • ¿Cuántos de los infectados por Chagas registrados y no registrados migraron cualquiera sea la causa, en estos últimos años?
  • ¿Cuántas personas afectadas por la enfermedad de Chagas fallecieron ya?
  • ¿Cuántos nuevos infectados chagásicos  existen en la actualidad y se desconocen?
  • ¿Cuántos infectados de larga data recientemente identificados hay?
  • ¿Qué grado de movilidad estadística (por decirlo en un sentido de más clara comprensión) se fue produciendo con el transcurso de los años? ¿Hay más infectados o menos infectados que antes?


Los mencionados interrogantes y otros más, que se nos pudieran presentar, significarían un franco reto a la investigación epidemiológica y estadística, en especial si se tiene en cuenta que la población universal de infectados por el T. Cruzi tiene una variabilidad en sus cifras vinculadas a otros factores que no sólo son simplemente números estáticos de una determinada época sino que, se sujetan a las condiciones socioeconómicas de las personas, de vida y necesidades de subsistencia. Muchos individuos afectados por la enfermedad en consideración debieron migrar, además las migraciones en sus diferentes formas sufrieron aceleración en los últimos años que han transcurrido.

Al infectado por Chagas se lo puede encontrar como consecuencia de las citadas migraciones en grandes centros urbanos y sin constituir una enfermedad puramente de la pobreza, sino más bien, relacionadas a otros hechos y circunstancias pertinentes de analizar.

Sobre el significado de los datos variables en el tiempo cabe mencionar el estudio realizado a los fines de determinar las consideraciones sobre Algunos Aspectos Epidemiológicos y la Influencia de las Modificaciones del Ecosistema en relación a la Enfermedad de Chagas en Tucumán [15].

En esta provincia, el cierre de Fábricas Azucareras, la implementación de tecnologías de punta en la explotación agropecuaria, la tala de bosque para ampliación de  áreas de cultivo en búsqueda de mayores rindes de producción, generaron migración de las personas  y urbanización a la que no escapan los infectados chagásicos.

El seguimiento durante 20 años de las migraciones humanas ha permitido establecer el proceder de las mismas y observar su comportamiento respecto a la urbanización de la enfermedad de Chagas en la Ciudad de San Miguel de Tucumán.


Objetivos
Se ha fijado como objetivo del presente trabajo el seguimiento de las migraciones en el periodo 1990 - 2009, procurar establecer en las personas infectadas por T. Cruzi el comportamiento de las mismas y analizar las tendencias de urbanización de la enfermedad de Chagas en Tucumán.


Materiales y Métodos
1- Se registraron datos obtenidos de los Archivos del Laboratorio de Chagas de la Asistencia Pública de Tucumán.
2- Se aplicó información de fuentes de información sobre tala de bosque, explotación agropecuaria y cierre de fábricas azucareras.
3- Se procesaron datos migratorios de infectados por Chagas en el período 1990 - 2009 (20 años) en Tucumán.


Resultados
En el período 1990 – 2009  se realizaron un total de 42.350 estudios serológicos. Se obtuvieron 3.906 positivos de primera vez (+ 1ª Vez).

De las serologías Positivas de Primera vez, 1.942  no correspondían a radicaciones en la ciudad de Tucumán.

Analizando las que correspondían a personas que sí lo hicieron, encontramos:

  • Total de Migrados = 1.215 (del Interior de la  Provincia = 606; de Otras Provincias = 524; de Otras Naciones=85)
  • Sin Migración Radicados en San Miguel de Tucumán = 749.
  • Total Urbanizados = 1.964


Discusión

En el Gráfico Nº1 se puede apreciar que sobre un total
de 42.350 serologías realizadas en el período 1990-2009 se han obtenido 3.906 serológicos positivos de 1ª vez.



En el Gráfico Nº 2 se muestra que los 3.906 positivos.
Incluyen 1.752 masculinos y 2.154 femeninos.



En el Gráfico Nº 3 muestra:
- 3.906 positivos de 1ª Vez:
- 606 Migraciones Intraprovincia (255 masculinos, 351 femeninos) (31%).
- 524 Migraciones de Otras Provincias (192 masculinos, 332 femeninos (27%).
- 85 Migraciones de Otras Naciones (Bolivia) (30 Masculinos, 55 femeninos (4%).
-
749 Sin Migración Radicados en la Ciudad de San Miguel de Tucumán (323 masculinos, 426 Femeninos) (38%).


En el Gráfico Nº 4 se puede apreciar un total de 1.964 (800 masculinos, 1.164 femeninos) que contribuyeron a la urbanización de la enfermedad de Chagas en San Miguel de Tucumán.



En el Gráfico Nº 5 se muestran los
3906 positivos de 1ª vez:
 - 1.215 Con Migración.
 - 749 Sin Migración.
 - 1.942 Con Otras Radicaciones (no contribuyeron a la Urbanización de la enfermedad en dicha ciudad).

En este último gráfico mencionado se puede apreciar en forma más integral, la magnitud de los componentes partícipes en la Migración y Urbanización de la Enfermedad de Chagas en una de las ciudades más importantes del Noroeste Argentino, zona ésta integrante del mapa de distribución donde el Chagas es endémico y punto geográfico en donde las acciones conjuntas de la Nación y la Provincia de Tucumán, con la capacidad operativa de gente integrante de la Base Nacional de Chagas en Tucumán realiza con solvencia y con los medios a sus alcances la acción del control antivectorial.

Claro está, existe el imponderable, generado por las migraciones humanas que llevan a constituir con la urbanización de la enfermedad un “gran reservorio”, que se ubica en las ciudades y disponible para la posible activación de nuevos ciclos de transmisión de la enfermedad, siempre que el sujeto portador de la misma se exponga a nuevos contactos con el vector y no sólo esto, sino también el potencial riesgo en los puntos de nueva radicación del portador, sintomático o asintomático de la enfermedad, de que se convierta en donante de sangre y ante la posibilidad de la aplicación de transfusiones inadecuadamente controladas desde el punto de vista serológico.

Podrá surgir el interrogante:
¿De donde provienen estos Serológicos Reactivos de 1ª Vez Sin Migración Radicados en S. M. de Tucumán, si en la citada ciudad, desde el inicio de la Campaña Antivectorial de 1961 no existe denuncia alguna de la presencia de T. Infestans?

Al respecto, varias son las causas que pueden justificar tal hecho:
1- Infección contraída por permanencia temporaria en zona rural: Docentes, Policías, Operarios de Campo, Agrónomos, etc.
2- Recién nacidos, hijos de madres provenientes de zona rural y cuyo nacimiento fue radicado en la ciudad de San Miguel de Tucumán.
3- Sujetos dedicados a la caza o pesca que al pernoctar en la campaña, se infectan y regresan infectados a la ciudad.
4- Por transfusión de sangre infectada, de donante con Chagas, con controles inadecuados.
5- Por ingesta de carne de mamífero sin que haya tenido adecuada cocción u otro tipo de alimento contaminado con T. Cruzi.


Conclusiones
De los resultados obtenidos se concluye que: en la Urbanización de la Enfermedad de Chagas en Tucumán, en el período 1990 - 2009, las migraciones de los infectados por T. Cruzi contribuyeron en la siguiente forma:

  1. Migraciones Intraprovincia = 31% (procedencias varias).
  2. De Otras Provincias = 27% (en gran porcentaje Santiago del Estero) y
  3. De Otras Naciones = 4% (Bolivia)
  4. Sin Migración = 38%

No se debe olvidar ... “el hombre, es artífice de su propio destino”... [Apio Claudio “el ciego” (340-273 a.C.) “Sentencias”], ha obrado muchas veces en forma desmesurada sobre la naturaleza, lo que mucho tiene que ver con los cambios epidemiológicos de la enfermedad de Chagas a consecuencia de las modificaciones que a generado en su accionar con otros hechos no bien ponderados y en particular sobre el Ecosistema. Estos son factores que se vinculan en forma manifiesta con la migración y urbanización de la enfermedad de Chagas no tan solo en Tucumán, sino también, en otras regiones de la tierra.

 

BIBLIOGRAFIA
  1. Storino R., Milei J. Introducción. En Enfermedad de Chagas Storino, Milei. Mosby Doyma Argentina, 1994, pág: 2.
  2. Chagas. Detectan Signos en Momias peruanas. En La Gaceta de Tucumán, Sábado 10 de Mayo de 1997, página: 6.
  3. Pinto Dias J. C. Situación actual de la enfermedad de Chagas en las Américas. En Actualización en la enfermedad de Chagas. Simposio satélite, Córdoba, Noviembre 1992. Editores Madoery R. J., Madoery C., Camera M. I. Impreso en Grafiquil. Buenos Aires, 1993, pág: 3.
  4. Rossi F. Geografía Humana, Económica, Política y Social de la República Argentina. Editorial Stella, Buenos Aires, 1987, págs: 52-71.
  5. Rossi F. Geografía Humana, Económica, Política y Social de la República Argentina. Editorial Stella, Buenos Aires, 1987, págs: 52-71.
  6. OMS. Comité de Expertos. Informe de un Comité de Expertos. Control   de la enfermedad de Chagas. Serie de Informes Técnicos. 811. Ginebra, 1991, págs:36.
  7. Pinto Días J. C. Situación actual de la enfermedad de Chagas en las Américas. Actualizaciones en la enfermedad de Chagas. Simposio satélite, Córdoba, Noviembre 1992. Editores Madoery R. J., Madoery C., Cámera M. I. Impreso en Grafiquil. Buenos Aires, 1993, pág: 5.
  8. Pinto Días. Enfermedad de Chagas-Epidemiología Clínica-Terapéutica. Edición auspiciada por la Fundación de Estudios de Enfermedades Endémicas.1984, pág: 11.
  9. OMS. Informe de un Comité de Expertos. Control de la Enfermedad de Chagas Serie de Informes Técnicos. 811. Ginebra. 1991, págs: 33, 34, 37.
  10. Ibid., págs: 33, 34, 37.
  11. Arbós Daniel. La Noticia. la noticia http://www.diariomedico.com/edicion/noticia/0,2458,583442,00.html (del Foro de Chagas).
  12. Román Valeria Chagas en Estados Unidos http://www.clarin.com/diario/2007/03/22/Sociedad/s-03301.htm (Foro de Chagas).
  13. Preve Ricardo Chagas disease in Australia (Foro de Chagas) martes, 09 de octubre de 2007 3:44.
  14. Del foro de Chagas Enviado viernes, 12 de agosto de 2005 21:52. Asunto Chagas-PCVC Una cámara contra el mal de Chagas. (CINE-ARGENTINA: Inter Press Service News Agency. Un CÁMARA CONTRA MAL DE Chagas. Por Marcela Valente, http://www.ipsnoticias.net/interna.asp?idnews=34762
  15. Sosa Francisco Tesis Doctoral. Enfermedad de Chagas en Tucumán. Consideraciones sobre algunos Aspectos Epidemiológicos. Influencia de la Modificación del Ecosistema. Editorial el Gráfico, 1997. S. M. de Tucumán.


Curriculum del Dr. Francisco José Sosa

- Médico Cirujano. Fac. Medicina Universidad Nacional de Tucumán (29/07/1968).
- Docente Autorizado en Semiología. Fac. Medicina U.N.T. (14/08/1978).
- Médico del Trabajo. Fac. Medicina de la U.N.T. (05/12/1997).
- Doctor en Medicina. Fac. Medicina de la U.N.T. (31/ 03/1998).
- Cardiología, certificado y con recertificado por la Federación Argentina de Cardiología y por el Concejo de Certificación y Recertificación de la U.N.T.
- Director del Doctorado Estructurado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Tucumán (29/09/2010).
- Profesor Asociado de la IIIª Cátedra de Patología y Clínica Médicas. Fac. Medicina de la U.N.T.
- Titularizado como de la  Jefatura del Servicio de Cardiología y Actual Jefe del Departamento de Clínica Médica del Hospital Ángel C. Padilla de Tucumán.
- Vicepresidente 1º del Comité de Chagas de la Federación Argentina de Cardiología.
- Participó en calidad de disertante, integrante de mesas redondas y conferencista en diversas jornadas, encuentros, simposios y congresos.
- Organizador de simposios sobre Chagas.
- Director de talleres de capacitación y de Jornadas de Educación sobre Chagas.
- Ex presidente de la Asociación de Medicina Interna de Tucumán.
- Autor de trabajos sobre Chagas.

 

 

 

 



Publicación: Septiembre 2011

Preguntas, aportes y comentarios serán respondidos por el conferencista
o por expertos en el tema a través de la lista de Enfermedad de Chagas.
Llene los campos del formulario y oprima el botón "Enviar".
Ver mensajes: Septiembre - Octubre - Noviembre


FORMULARIO DESACTIVADO A PARTIR DEL
30 de Noviembre de 2011

Preguntas, aportes o comentarios:
Nombre y apellido:
País:
Dirección de E-Mail:
Confirmación Dirección de E-Mail:
 

     

Patrocinantes




Declarado de
Interés Nacional

Ministerio de Salud,
Presidencia de la Nación

Argentina - Res. 200/11


Congreso libre de
humo de tabaco