[Index FAC] [Index CCVC]
Hipertensión Arterial/Hypertension

En la práctica diaria el tratamiento de los
hipertensos de alto riesgo no sigue habitualmente
las recomendaciones de las guías.
Datos del estudio TARVEST

Barrios A.V., Escobar Cervantes C.,
Tomás J.P., Echarri Carrillo R., Calderón A.

Hospital Ramón y Cajal, Madrid, España.

 

 

Introducción: Las guías de práctica clínica definen cómo debe ser el tratamiento en los pacientes hipertensos de alto riesgo. Sin embargo, el seguimiento de las guías en la práctica clínica muchas veces es escaso.
Objetivo: Analizar el tratamiento prescrito en los pacientes hipertensos de alto riesgo en la práctica clínica diaria incluidos en el estudio TARVEST.
Material y Métodos: Estudio multicéntrico, transversal de los pacientes hipertensos atendidos en las consultas ambulatorias. Fueron incluidos hipertensos con diabetes y/o enfermedad cardiovascular asociada. 8126 (34% del total de la muestra de pacientes hipertensos) fueron incluidos. Edad 66.8 ± 11 años; 57% varones. El 76.5% de los pacientes procedían de consultas de atención primaria. El 60% diabéticos, 36.1% enfermedad coronaria, 14% cerebrovascular, 10.5% insuficiencia renal y 11.4% arteriopatía periférica. Presión Arterial 145.2 ± 18.2/83.8 ± 11.2; colesterol total: 207 ± 40 mg/dl; c-LDL: 127 ± 35.1 mg/dl. El 29% eran de riesgo alto y el 68% de riesgo muy alto.
Resultados: 96% recibían antihipertensivos (36% IECA, 34% diuréticos, 24% ARA II, 26% betabloqueantes, 33% antagonistas del calcio); 53% antiagregantes (83% aspirina, 14% clopidogrel); 9% anticoagulantes; 52% hipolipemiantes (95% estatinas); 40% antidiabéticos y 11% insulina. Tras la visita se decidió cambiar el tratamiento al 37% de los pacientes, en la mayoría (95%) para añadir nuevos fármacos. Los fármacos añadidos fueron antihipertensivos (73%), hipolipemiantes (23%), antidiabéticos (7%) y antiagregantes (6%).
Conclusiones: Más de la tercera parte de los hipertensos que acuden a consulta son diabéticos y/o presentan ya enfermedad cardiovascular establecida. El 61% están tratados con un IECA o ARA II. A pesar de que hay diferencias entre el tratamiento de estos pacientes y la población hipertensa general, existen todavía notables discrepancias entre las recomendaciones de las guías y el manejo clínico habitual. Este tipo de estudios puede inducir al médico a efectuar cambios en el tratamiento para mejorar el control de los pacientes.

 

 

INTRODUCCIÓN
La hipertensión arterial constituye uno de los principales factores de riesgo cardiovasculares. Por otra parte, no es infrecuente que se asocie a otros factores de riesgo cardiovascular (de un 20-25% de los casos) lo que aumenta de forma considerable el riesgo cardiovascular total [1]. Las guías de práctica clínica definen cómo debe ser el tratamiento en los pacientes hipertensos de alto riesgo. Sin embargo, el seguimiento de las guías en la práctica clínica muchas veces es escaso.

OBJETIVOS
Analizar el tratamiento prescrito en los pacientes hipertensos de alto riesgo en la práctica clínica diaria incluidos en el estudio TARVEST.

MATERIAL Y MÉTODOS
Estudio multicéntrico, transversal de los pacientes hipertensos atendidos en las consultas ambulatorias. Fueron incluidos hipertensos con diabetes y/o enfermedad cardiovascular asociada. 8126 pacientes (34% del total de la muestra de pacientes hipertensos) fueron incluidos.

El estudio de la relación de variables categóricas se realizó mediante el test Chi-Cuadrado (en el caso de que más del 20% de las celdas tuvieran una frecuencia esperada menor a 5 se utilizó el test exacto de Fisher). La comparación de variables continuas entre grupos de pacientes se realizó mediante el test no paramétrico de Mann-Whitney (en caso de ser más de 2 grupos se utilizó el test no paramétrico de Kruskal-Wallis).

RESULTADOS
La edad media de los pacientes fue de 66.8 ± 11 años; el 57% fueron varones. El 76.5% de los pacientes procedían de consultas de atención primaria y el resto de las consultas del especialista, principalmente cardiólogos y nefrólogos. El 60% de los pacientes eran diabéticos, y el 36.1% presentaban enfermedad coronaria, enfermedad cerebrovascular el 14%, insuficiencia renal el 10.5% y arteriopatía periférica el 11.4%. La presión arterial basal fue de 145.2 ± 18.2/83.8 ± 11.2, con un colesterol total de 207 ± 40 mg/dl y un c-LDL de 127 ± 35.1 mg/dl. El 29% eran hipertensos de riesgo alto y el 68% de riesgo muy alto.

El 96% recibían antihipertensivos (36% IECA, 34% diuréticos, 24% ARA II, 26% betabloqueantes, 33% antagonistas del calcio); 53% antiagregantes (83% aspirina, 14% clopidogrel); 9% anticoagulantes; 52% hipolipemiantes (95% estatinas); 40% antidiabéticos y 11% insulina.

Tras la visita se decidió cambiar el tratamiento al 37% de los pacientes, en la mayoría (95%) para añadir nuevos fármacos. Los fármacos añadidos fueron antihipertensivos (73%), hipolipemiantes (23%), antidiabéticos (7%) y antiagregantes (6%).

DISCUSIÓN
Los datos del programa PAPPS señalan que el 40% de los adultos de mediana edad que acuden a los Centros de Atención Primaria desconocen o no miden periódicamente sus cifras de presión arterial o de colesterolemia [2] y lo que resulta más preocupante, en España según los datos de los estudios ControlPres 95 y 98 el 18-20% tienen un control óptimo [3].

El estudio DIORISC ha puesto de manifiesto que el 61% de los pacientes hipertensos atendidos en atención primaria presentan un riesgo cardiovascular alto o muy alto [4]. Las guías de práctica clínica definen los procedimientos adecuados para la evaluación del riesgo cardiovascular y establecen así las estrategias terapéuticas más adecuadas en pacientes con alto riesgo de complicaciones cardiovasculares [5-9]. Por todo ello, es de gran interés un estudio sobre la evaluación y las pautas de prevención primaria y secundaria en pacientes de alo riesgo cardiovascular, comparando la actuación de los médicos de distintos ámbitos asistenciales con las recomendaciones de las principales guías de práctica clínica.

Estudios como el TARVEST ponen de manifiesto la necesidad de continuar insistiendo en la necesidad de ajustar la práctica clínica diaria a las guías de buena práctica clínica. Es posible que la inclusión de los médicos en este tipo de estudios ayude a mejorar en el mejor control de los pacientes hipertensos de alto riesgo.

CONCLUSIONES
Más de la tercera parte de los hipertensos que acuden a consulta son diabéticos y/o presentan ya enfermedad cardiovascular establecida. El 61% están tratados con un IECA o ARA II.

A pesar de que hay diferencias entre el tratamiento de estos pacientes y la población hipertensa general, existen todavía notables discrepancias entre las recomendaciones de las guías y el manejo clínico habitual.

Este tipo de estudios puede inducir al médico a efectuar cambios en el tratamiento para mejorar el control de los pacientes.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Goode GK , Miller JP , Heagerty AM . Hyperlipidaemia, hypertension, and coronary heart disease. Lancet. 1995;345:362-4.
  2. Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de Salud. Evaluación 1995. Barcelona, 1996.
  3. Coca A. Evolución del control de la hipertensión arterial en España. Resultados del estudio Controlares 98. Hipertensión 1998; 15: 298-307.
  4. Barrios V, Campuzano R, Peña G et al. Estratificación del riesgo cardiovascular en hipertensión en atención primaria e impacto sobre el tratamiento antihipertensivo. Estudio DIORISC. Hipertension 2002; 19: 114-120.
  5. Chobanian AV, Bakris GL, Black HR, Cushman WC, Green LA, Izzo JL, et al, and the National High Blood Pressure Education Program Coordi-nating Committee: The Seventh Report of the Joint National Committee: on prevention, detection, evaluation, an treatment of high blood presure. JAMA 2003;289:2560-72.
  6. Chobanian AV, Bakris GL, Black HR, Cushman WC, Green LA, Izzo JL, et al, and the National High Blood Pressure Education Program Coordi-nating Committee. Seventh report of the Joint National Committee on prevention, detection, evaluation, an treatment of high blood presure. Hypertension 2003;42:1206-52.
  7. 2003 European Society of Hypertension – European Society of Cardiology guidelines for the management of arterial hypertens. European Society of Hypertension-European Society of Cardiology Guidelines Committee. J Hypertension 2003;21:1011-53.
  8. González-Juanatey JR, Mazón P, Soria F, Barrios V, Rodríguez-Padial L, Bertomeu V. Actualización (2003) de las guías de práctica clínica de la Sociedad Española de Cardiología en hipertensión arterial. Rev Esp Cardiol 2003;56:487-97.
  9. Lombera F, Barrios V, Soria F, Placer L, Cruz JM, Tomás L et al. Guías de práctica clínica de la Sociedad Española de Cardiología en hipertensión arterial. Rev Esp Cardiol 2000;53:66-90.

 

 

 

 

Tope

FORMULARIO DESACTIVADO A PARTIR DEL
1ero. de Diciembre de 2005

Preguntas, aportes y comentarios serán respondidos por los
autores a través de la lista de Hipertensión Arterial
Llene los campos del formulario y oprima el botón "Enviar"


 

Dr. Diego Esandi
Co-Presidente
Comité Científico
Correo electrónico
Dra. Silvia Nanfara
Co-Presidente
Comité Científico
Correo electrónico
Prof. Dr. Armando Pacher
Presidente
Comité Técnico/Organizador
Correo electrónico

 

Esta empresa colabora para la realización del Congreso:

Laboratorios Roemmers

 

©1994-2005 CETIFAC - Bioingeniería UNER
Webmaster Actualización: 30-nov-05