Index XXII Congreso

EL BACKSTAGE DEL CONGRESO

 

"Nueva Columna en la Página del Congreso"

Este es un nuevo espacio que inaugura la Secretaría de Prensa y Difusión del XXII Congreso Nacional de Cardiología para que los miembros tanto del Comité Organizador como el Comité Científico, así como de la Fundación FAC y de las distintas Secretarías operativas del Congreso puedan contar desde su propia perspectiva y desde la labor que realizan los preparativos para este Congreso. Ocasionalmente, darán también su testimonio destacados miembros de FAC que contarán su experiencia de años anteriores.

El Backstage del Congreso pretende a través de la metáfora del espectáculo y de un modo más informal, contar aquello que sucede anteriormente a la realización de im evento de tamañas características.

La metáfora no es casual. La cantidad de trabajo, ideas y tiempo que se invierte para un Congreso que alcanza su esplendor en cuatro o tres días para luego perderse tras los pasos de uno nuevo, se asemeja bastante a la producción de un gran espectáculo, cuyo esfuerzo, preparación y dedicación se corona o no en su día de estreno.

Pero durante la producción de estos eventos suceden muchas cosas. Algunas, son comunicadas por las vías habituales y otras, son las que pretende mostrar esta columna, así como también, transmitir parte del esfuerzo de cada estructura en la organización , cuyas funciones son muy diferentes pero todas representan ejes fundamentales para la organización general del Congreso.

Muchos de ustedes conocen de memoria determinadas funciones porque han participado de innumerables Congresos, pero no está de más conocer la experiencia de otro colega en otras circunstancias. Y muchos de ustedes, no saben demasiado cómo funcionan por dentro ciertas estructuras, cómo se toman ciertas decisiones, etc.

Este espacio pretende generar otra vía de comunicación, de encuentro, tal vez más informal, más cercana pero en última instancia se dirige al mismo objetivo, hacerlo cada vez más partícipe, para que sienta al igual que nosotros, que el Congreso de la FAC lo hacemos entre todos.

"El desafío de las distancias"
Escribe: Dr. Ladislao Endrei
Cuando en el Confederal de Tanti de Diciembre de 2002 se decidió que la Región Patagónica; compuesta por las Sociedades Federadas de Chubut, Comahue, Río Grande, Río Negro y Neuquen, y Santa Cruz; sería la responsable de la organización del XXII Congreso Nacional de Cardiología pero que la Sede del mismo sería en Buenos Aires, por razones que explico ampliamente en la Presentación de esta misma página, se me presentó el primer interrogante. ¿Podríamos manejar, desde nuestro a veces tan lejano sur, tamaña misión como es la organización de un Congreso Nacional?
La distancia geográfica hacía pensar a algunos creyentes del federalismo solo en teoría, que seríamos simples marionetas fagocitadas por las fuerzas centrífugas de Buenos Aires, o bien que nos perderíamos y agotaríamos a mitad de camino.
Es verdad que el tema de las distancias no es un desafío menor. Y allí se presentó una segunda distancia que no saltaba a simple vista pero resultaba otro gran reto: las lejanías temporales.
Cuando en 1993 fui presidente de las X Jornada Nacional de Cardiología en San Martín de los Andes; la Federación no era ni remotamente la que con el tiempo se ha convertido hoy en día. Una Institución sólida, que ha multiplicado sus miembros, sociedades, delegaciones y comités que la conforman, con congresos de asistencia multitudinaria, con dos congresos virtuales en su haber y un tercero en camino y con gran proyección internacional.
Entonces, recurrí a aquello que no varía en el tiempo: la elección de los mejores recursos humanos con los que se pueda contar, la fuerza de voluntad personal y la de todos mis colegas colaboradores, y la sana ambición de querer llevar a la cardiología nacional al nivel de excelencia que merece. Y me apoyé en todas las útiles herramientas que ofrece la actualidad y que acortan cualquier trayecto o resuelven eventuales alejamientos.
Fue fundamental para todo este proceso el apoyo permanente de la Sede Bulnes de Buenos Aires, el perfeccionismo y la experiencia del Comité Científico de la Plata, el respaldo constante de la Mesa Directiva en Córdoba, y la actitud pro-activa del Comité Organizador del Sur, así como el resto de los colegas de otras regiones y los miembros de las distintas secretarías con su trabajo constante y empeño. Así nos fue posible ir trazando poco a poco un amplio mapa con divisiones de tareas y toma de decisiones mancomunadas. Y es así como todo está encaminado favorablemente y el futuro se presenta muy venturoso.
Y finalmente, lo que a primera vista podía resultar un obstáculo o escollo, se transformó gracias a este desafío de las distancias en una oportunidad. En la posibilidad de demostrar que podemos hacer un congreso del mejor nivel respetando las bases federales, que tienen que ver con nuestra identidad como Institución y como país.
* Presidente del Comité Organizador del XXII Congreso Nacional de Cardiología

 

"A DOS VOCES"

En esta oportunidad, presentamos dos respetadas voces: las de los Presidentes del Comité Científico del Congreso que por sus estilos a simple vista parecieran ser bien distintas pero que si sabemos leer más allá de su apariencia, observaremos que forman una sola voz, la de la experiencia. De aquí en más, las columnas de quienes conforman un sólido equipo, donde las diferencias enriquecen y el verdadero objetivo es la excelencia.

Hoy: "Confesiones entre bambalinas"
Escribe: Dr. Eduardo Escudero *

Trataré de ser claro y concreto en la no fácil tarea de transmitir las sensaciones y vivencias que vamos experimentando desde la trastienda, la cocina o desde entre bambalinas a medida que transcurre la organización de las actividades científicas del XXII Congreso de la FAC. Permítanme utilizar estos términos en reemplazo del elegido para titular de este espacio por dos motivos: primero porque creo que representan en forma más auténtica el significado de lo que se quiere transmitir y segundo porque me resisto a aceptar sin pelear, la desjerarquización de uno de los pocos rasgos de identidad que nos va dejando la globalización: nuestro idioma.
Una vez aceptado el desafío de organizar los aspectos científicos del Congreso, que como todos los desafíos nunca se alcanzan a dimensionar desde el inicio, formamos un grupo de trabajo, fundamental para llegar a destino e inmediatamente después nos abocamos a la elección del o de los principales invitados (en estos tiempos más cerca del singular que del plural). Cumpliendo con ese primer objetivo pasamos a seleccionar los temas principales para desarrollar en el Congreso. Nos dividimos la tarea y a la semana nos juntamos para analizar el material: -¿de donde tomaron esos títulos?, - de congresos nacionales y/o internacionales anteriores - responden los que más trabajaron; - seleccionemos los temas dicen los más ansiosos, va resultar muy difícil ser originales! - manifiestan los más entusiastas; -lo que pasa es que en un año o en algunos meses la cardiología no ha tenido demasiadas sorpresas,- responden los más moderados, - pero quizás nosotros le podamos dar otro enfoque - insisten los más entusiastas. Entonces empiezan los esfuerzos para diferenciarnos. -Pongamos de relator a tal... Pensemos en títulos más atractivos como: "Fronteras en la Investigación básica clínica", "De la góndola a la mesa" por ejemplo. La producción crece, es necesario empezar a colgar papeles en la paredes, para tener un organigrama visible (la famosa grilla), donde después no es fácil encontrar lo que se busca. La secretaria que primero participaba en las reuniones y pensaba ¿esto es tanto trabajo?, empieza a ponerse nerviosa porque los e-mails, las direcciones a buscar, los llamados telefónicos, el fax (cada vez mas en retroceso) le complican paulatinamente su existencia. -Debemos hacer participar a todas las Sociedades Federadas y Comités -proclaman los mas comprometidos institucionalmente; - Es necesario empezar los contactos- dicen los más ansiosos. Se envían las convocatorias, se dan las características, se piden aportes; en este ida y vuelta nos aparece un muestrario de comportamientos, que empiezan a dibujar lo que nos espera: están los respondedores obedientes (entienden claramente las consignas, envían todo en orden, dan ideas para mejorar el producto), luego los respondedores tardíos (idem a los anteriores pero 1 o 2 meses después), los no respondedores (no contestan ni si ni no, y a veces nos obligan a abandonar nuestro espíritu participativo para poder seguir) y los respondedores no respondedores (dicen que si, pero en vez de enviar los solicitado, piden más cosas, parecen no entender las consignas, dan más trabajo, pero en general aceptan las reglas del juego) Así se va tejiendo la trama invisible donde se apoyará el Congreso.
Quedan muchas más vivencias de la trastienda, de la cocina o desde entre bambalina
s, que espero seguir contándoles
*Presidente del Comité Científico del XXII Congreso Nacional de Cardiología

Hoy: "La voz oficial del C.C."
Escribe: Dr. Juan Plastino*

Lo integrantes del Comité Científico del XXII Congreso Nacional de Cardiología hemos afrontado el desafío de organizar un programa que sea atractivo, contando con serias restricciones económicas. En respuesta a esta situación, debemos destacar que:
- Se tratará de un Congreso de dos días completos, que permitirá el traslado hasta Bs. As. en la mañana del Sábado 16/8 regresando por la tarde del Lunes 18/8.
- Se utilizarán 10 salones del Sheraton Hotel, desde las 12 hs del Sábado hasta las 15hs. del Lunes.
- Se desarrollarán 2 conferencias plenarias, 14 conferencias de 30 min. de duración (7 a cargo de invitados extranjeros), 24 Mesas Redondas, 13 Simposios, 3 Controversias. Todas estas actividades contarán con un panel para producir interactividad con el público, que es uno de nuestros objetivos; 3 Charlas con Expertos, 3 Almuerzos de Trabajo, 3 Simposios de la Industria.
- 7 Jornadas de 5 hs. diarias: Enfermería y Técnicos en cardiología; Cirugía Cardiovascular, Jornadas Latinoame-ricanas de Cardiología, Cardiología Intervencionista, Cirugía Nuclear, ASE-FAC, y Cardiología Pediátrica.
- Contaremos con 6 Cursos de 6 hs. de duración: Arritmias, HTA, Insuficiencia Cardiaca, Biología Molecular, Valvulopatias, Introducción a la Internet.
- Mención especial merecen los 3 Ateneos, en el cual se presentarán casos clínicos de Interés, cada uno con un coordinador y un panel de expertos. Esta actividad contará con sistema interactivo de respuestas.
- Deseamos también destacar el lugar especial que se le dedicarán a los temas libre. Los 96 primeros, clasificados por los árbitros irán a exposición oral en horario central del día sábado y domingo, llegando el lunes a exponer los que compitan por los dos premios que otorga el Congreso:
1. Premio FAC - 2. Premio Mejor Resumen de Temas Libres presentados por residentes.
Los restantes que excedan los 96 irán a formato póster, habiendo seleccionado comentadores especialistas, tanto como para presentación oral como para póster.
- Una vez más ocupa un lugar destacado en nuestro Congreso La XII Reunión de la ISHR (International Society for Heart Research)
- Finalmente mencionamos las Conferencias Plenarias, la de apertura estará a cargo del Prof. Dr. Igor Palacios, quien disertará sobre "El presente y futuro de la Cardiología Intervencionista" y la de Clausura la brindará el Prof. Dr. Horacio Cingolani, sobre el tema: "El vino tinto y la cardiopatía".
En definitiva pensamos que se concretará un programa atractivo, de adecuado nivel científico, con activas participaciones de las 34 Sociedades Federadas. Esperamos la presencia de todos Ustedes y lograr la concreción de nuestros objetivos.
Un cordial saludo.
*Presidente del Comité Científico del XXII Congreso Nacional de Cardiología

"Los Congresos en Tiempos de Crisis"
Escribe: Dr. Felipe Martinez

Dicen que en plena segunda guerra mundial, y en medio de los bombardeos, los alemanes seguían concurriendo a las bibliotecas, una de las principales fuentes de actualización científica de la época. Y probablemente ese ejemplo es de alta significación para los argentinos.
Si bien no estamos en guerra, pero estamos en medio de una crisis severa, cuyos efectos, en mucho se parecen a los de aquella. Con sólo citar las cifras de habitantes de este país que no tiene recursos para una alimentación adecuada, ó que no tienen un "techo" digno para vivir, exime de más comentarios.
¿Qué debemos hacer frente a ello? Primero, como ciudadanos, poner "nuestra" parte para mejorar el País, desde todo punto de vista, pero luego, como integrantes de la supuesta clase intelectual, dar el ejemplo, guiar al resto en lo que podamos. Pero también no bajar los brazos y mantener la inquietud científica. Aún en medio de la crisis, debemos organizar Congresos para actualizarnos e intercambiar nuestras experiencias. Es una forma de contribuir a "salir de la crisis".
Pero tan cierto como lo anterior es que los Congresos no pueden ni deben, ser organizados como en épocas normales, de prosperidad. Deben adecuarse al momento, con austeridad y sinceramiento. Deben priorizar lo científico por encima del resto.
Los Comités Organizador y Científico del próximo Congreso de FAC, tienen plena conciencia de lo anterior, y están trabajando mancomunadamente, con voluntad y dedicación para que sea UN GRAN CONGRESO EN EPOCA DE CRISIS.
* Presidente de la Federación Argentina de Cardiología

"Los Congresos de la FAC..."
Escribe: Dr. Juan Carlos Linares Casas
¡Los Congresos de la FAC! Esa mezcla de luces, traducciones, invitados extranjeros y recepciones. ¡Qué simple parece todo al concurrir, y sin embargo, qué difícil que es organizarlos!
Centenares de llamadas telefónicas, e-mails, faxes y cartas (éstas ya muy pocas, por suerte) y muchos cientos de silencios, de respuestas demoradas o ambiguas, de pretensiones insólitas, de pedidos increíbles. ¿Y cuando no había e-mail ni fax? ¿Cómo hacíamos? ¿Cómo lo hacíamos?.
Decenas de viajes a Buenos Aires, para lidiar con los laboratorios, en esa silenciosa y casi siempre dura lucha entre los que pedíamos en exceso y quienes nos querían apoyar con menos de lo aceptable. El eterno ballet de los patrocinios. Recuerdo ahora a una empresa extranjera, que dos años antes del Congreso de 1998, en Rosario, se quejaba por ser convocada siempre con retraso, mucho más tarde que los laboratorios de mayor peso. Así fue que, para subsanar esa cruel discriminación, lo llamé apenas tuvimos listos los planos y precios de los stands. Fue el primero de todos en ser convocado, el number one, a pesar de lo que antes había prometido, su empresa tomó a las cansadas el stand más económico y pequeño de todos. Incluso, casi sobre el final, amagó con retacear el apoyo a raíz de un problema totalmente ajeno al Congreso. Entonces, le envié una nota en la que lo intimaba a la concreción del convenio bajo pena de retirarle incluso el mini-stand reservado, y eso lo decidió finalmente a colaborar. Hay de todo en la viña del Señor... ¿Y el Congreso Mendoza 1990, cuando los Programas Finales llegaron apenas un día antes de la inauguración, con los cuadernillos en orden equivocado? Hubo que hacer unos sellos con números e ir arreglando uno por uno todos los impresos.
Hay decenas de anécdotas, algunas felices y otras no tanto, que forman parte de la historia íntima y jamás contada de nuestros Congresos y Jornadas. Alguien, alguna vez, debería escribirlas para que todos comprueben en carne propia que la frase de Winston Churchill sigue teniendo vigencia: "Me gustaría vivir eternamente, por lo menos para comprobar que con los años la gente comete los mismos errores que yo".
* Presidente Fundación FAC

"El Sabor del Encuentro... y del esfuerzo..."
Escribe: Dr. Luis Cartasegna
En el último siglo la medicina ha dado muestras de enorme progreso; de la mano de la tecnología ha mejorado la calidad y expectativa de vida del hombre. A pesar de estos cambios, aun conserva algunos rasgos que no han variado. Entre ellos, el espíritu incansable del Médico, que trabaja hasta su último día en la búsqueda de la excelencia a través del estudio de su especialidad.
En la era de la globalización de las comunicaciones, Internet asoma y se convierte en una fundamental herramienta de consulta junto a las numerosas publicaciones científicas, que van desde las "Biblias" médicas hasta pasquines de dudoso valor.
Los congresos presenciales continúan siendo parte del bagaje formativo profesional con el agregado del contacto entre colegas, que hace que estos eventos nos convoquen con mayor entusiasmo que el "sentarse a leer" o "pelearse con la computadora".
En Agosto, se inicia el XXII Congreso de la FAC y esperamos contar con la presencia de muchos colegas de todo el país. Recuerdo cuando en mis primeros congresos retiraba de la Secretaría el consabido maletín para tomar el programa y estudiarlo concienzudamente para no perderme aquello que consideraba como "temas imperdibles".
El paso de los años me ha sentado en la mesa de Comité Científico, rodeado de colegas esforzados, confeccionando un programa "lleno de temas imperdibles". Hoy es un miércoles de julio, día de reunión del Comité Científico, desde las 19:00 hs. sabemos que nuestro interés se centrará en darle formato final a este programa científico.
Del mismo modo que al armar un rompecabezas, fuimos organizando la grilla, pensando las unidades temáticas, contactando invitados nacionales y extranjeros, titulando las conferencias, etc.
Nos encontramos en la última etapa y nuestra secretaria Viviana, sigue trabajando tan incansablemente como el primer día y todas las sillas de la mesa del Comité siguen ocupadas, con asistencia perfecta.
En el repaso obligado que significa escribir estas líneas, sólo aparecen recuerdos gratos que se vivencian cuando uno trabaja con amigos.
Aquello que inicialmente se presentaba como un desafío difícil, al terminar el Congreso habrá dejado sus frutos en todos los miembros del comité, quienes habremos capitalizado esa experiencia.
Esperamos poder transmitirla a aquellos colegas que tomen la posta y que de este modo la FAC siga convocándonos a reencontrarnos por muchos años más.
*Secretario General del Comité Científico del Congreso

"Los recursos humanos"
Escribe: Dra. Marķa Teresa Bertuzzi*
Por ser el Presidente del XXII Congreso Nacional de Cardiología, el Delegado Patagónico de la Fundación FAC, me correspondió asumir un rol protagónico en el Comité Regional de la misma. Era la primera vez que la Patagonia asumía un desafío de tal envergadura.
Las distancias geográficas no ayudaban y pese a los avances tecnológicos en la comunicación fueron uno de los obstáculos que debimos enfrentar.
Si algo debemos destacar en el logro de nuestros objetivos es por un lado la unión entre las cinco sociedades patagónicas y por otro lado el apoyo de quienes aportaron la experiencia adquirida en la organización de Congresos anteriores.
Con fines de dar forma a nuestras actividades, era prioritario encontrar las personas adecuadas que tuvieran intención de colaborar y comunicarse.
Es así como comenzamos con los mensajes por vía e-mail: poco a poco, los apellidos que conocía por referencias cobraron vida en la pantalla de mi computadora e iniciamos un rico intercambio de ida y vuelta.
Luego llegaron los encuentros personales: en la primera reunión de Comité Organizador me encontré con caras conocidas y otras que veía por primera vez incluyendo a compañeros de tarea de otras sociedades patagónicas. Y entonces los nombres en la pantalla se dimensionaron en personas concretas.
A medida que avanzamos en los encuentros, el vínculo interpersonal se fue haciendo más directo y si comparo aquella primera reunión con la última que compartimos el 20 de junio veo que somos las mismas personas pero diferentes: esta vez hubo más calidez en el marco de un clima más distendido y cordial.
He tenido el privilegio de conocer a seres humanos maravillosos que aceptaron trabajar sin pedir nada a cambio y hasta me abrieron la puerta de sus hogares. Pude valorar a un publicista que rechazó ofertas laborales muy rentables tan sólo por no aceptar cuentas de empresas tabacaleras y asombrarme de la humildad de un invitado especial que se pregunta si estará a la altura de las circunstancias.
Entonces concluyo que trabajar en este evento, más allá del innegable crecimiento como médicos y como miembros de la Federación Argentina de Cardiología, nos ha confrontado con nuestras propias capacidades y recursos y nos ha dejado como saldo positivo la oportunidad de adquirir amigos y valorar como seres humanos a quienes de otro modo sólo hubiésemos conocido desde el punto de vista profesional.
* Coordinadora Regional del Comité de Fundación FAC del Congreso

La Barra del Comité Científico
Se hace oír desde el Backstage del Congreso, la Barra del Comité Científico, compuesta por tres de los vocales del mencionado Comité. La metáfora con el fútbol la trajeron a colación los mismos Dres. Castro y Pisano en su columna; y como toda barra tiene sus momentos de nostalgia, su aspecto dicharachero pero por sobre todo, en toda barra, como en estas dos columnas, se refleja el compromiso y el compañerismo.

HOY: "El Compromiso ante todo"
Escribe: Dr. Federico Giachello*

Estamos a días de un gran evento cardiológico nacional. La tarea es incesante con muchas dificultades y problemas por resolver. A pesar de esto es muy gratificante poder participar en la organización científica de este XXII Congreso Nacional de Cardiología. La actividad médica en general está pasando por momentos muy difíciles por lo cual es más complicado aún encontrar gente dispuesta a sacrificarse y trabajar para un congreso.
Pero en los momentos cruciales que nos toca vivir, es cuando uno valora toda lo que las personas pueden dar y yo creo que el Congreso es un éxito por el grado de compromiso logrado con la gente. Este simple hecho nos permite decir que a pesar de todas las dificultades se puede.
En el marco del federalismo, está pensado y organizado este Congreso con la participación de todos los puntos geográficos del país, tratando de lograr unidad, accesibilidad y equidad.
Siempre pienso que gracias a una beca de la FAC pude realizar mi residencia de Cardiología, y luego de algunos años me encuentro participando en el Comité Científico; quisiera poder reintegrar una mínima parte de lo que FAC me dio.
Agradezco a todas las autoridades y colegas por permitirme integrar esta actividad tan grata y honorable.
*Vocal Comité Científico XXII Congreso Nacional de Cardiología

HOY: "A días de la gran final"
Escriben: Dres. Luis Castro y Oscar Pisano*
Nos aproximamos a la fecha de realización de este importante evento cardiológico. Hoy nos parece lejano el día en que fuimos convocados para integrar el Comité Científico.
Hace aproximadamente 2 años, que iniciamos este camino, con gran incertidumbre, por el difícil momento del país en que nos tocaba participar en el desarrollo en este evento, pero al mismo tiempo con gran entusiasmo por el desafío que empezábamos a enfrentar.

La tarea, indudablemente se hizo amena, porque el grupo que se conformó, fue un grupo donde predominaba la amistad de muchos años, en donde a pesar de interminables discusiones y cambios de opiniones , siempre fueron reuniones donde primó el respeto y las ganas de "hacer".
A lo largo de estos 2 años, no tocan vivir momentos de alegrías y tristezas, pero justamente por ser compartidas pudimos sobrellevarlas.
Luego de esta larga introducción, podemos tratar algunos aspectos puntuales como son por ejemplo, tener que lidiar con dos Presidentes hinchas de Gimnasia y Esgrima de La Plata (club con pocos o ningún antecedentes de importancia) que nos obligaba a reiterados cambios de fecha de las reuniones en la frustrante participación de Gimnasia en la Copa Libertadores.
Más grave aún fue el hecho de no considerar nuestra propuesta de invitar al Dr. Carlos Salvador Bilardo, como disertante el Congreso. Otro punto importante fue convivir con los vaivenes emocionales de nuestra sufrida secretaria Viviana, en la medida que nos acercábamos a la fecha de entrega del programa definitivo.
Bromas aparte, luego de esbozado el programa científico y ponernos de acuerdo en temas relevantes e invitados extranjeros , nos esforzamos en ser equitativos para lograr una participación realmente federal de todos los integrantes e la FAC.
Hoy, a escasos días del inicio, vemos con agrado como se fueron completando todas las actividades que a modo de rompecabezas, tapizan las paredes de nuestra secretaría científica.
Esperamos que este esfuerzo se traduzca en un Congreso con la jerarquía y el nivel científico que todos deseamos.
*Vocales Comité Científico del XXII Congreso Nacional de Cardiología

HOY: "Dios está en todas partes pero..."
Escribe: Dr. Oscar López
Que DIOS esta en todas partes, pero atiende en Bs. As. es muy bien en nuestro país, y en la Patagonia lo tenemos muy en claro. Como dijo el Dr. Ladislao Endrei en la primera columna del Backstage aquí publicada, estamos ante "El Desafío de las distancias".
Cuando comenzamos las cinco Sociedades de la Patagonia a trabajar en la organización del congreso, no sabíamos muy bien como lo íbamos a hacer, pero lo más importante estaba: las ganas, y si hay ganas se puede, y todos queríamos hacerlo. Pero las distancias de la Patagonia eran un obstáculo. ¿Dónde juntarnos una vez por mes ?. En la Patagonia imposible. No hay vuelos que conecten las principales ciudades entre sí. Había que ir a Buenos Aires y de allí a la ciudad que se eligiera de la Patagonia. Doble gasto y doble tiempo, ni hablar del lucro cesante.
Recuerdo cuando el Dr. Vita estaba de Presidente en Fac (2000-2002) y quiso hacer un mini confederal de la Región Patagónica, y eligió para ello a la ciudad de Esquel. Me llamó por teléfono y me pidió que me ponga en contacto con las otras 4 sociedades para juntarnos un día jueves. Averiguamos que desde Neuquen teníamos un solo vuelo directo por semana, los lunes.
La Dra. Silvia Nanfara de Santa Cruz tenia vuelo a Comodoro Rivadavia, de allí en colectivo a Trelew, y desde allí en automóvil la llevarían los de la sociedad de Chubut hasta Esquel. Me comuniqué con el Dr. Raúl Figueroa en Río Grande y la contestación de Raúl fue: "Agarren un mapa y fíjense allá abajo donde estoy yo". Conclusión: todos teníamos que ir a Buenos Aires y desde allí a Esquel.
Llamé entonces por teléfono al Dr. Vita, le expliqué todo, y me dijo: "no puede ser que en la Patagonia no haya un lugar donde podamos juntarnos". Si le dije, en Buenos Aires.
Por supuesto el Mini Confederal no se hizo como queríamos, pero si hicimos una Reunión en General Roca las Sociedades del Comahue, la de Neuquen y Río Negro y Mesa Directiva pudo ver el interés de nuestras Sociedades. Tratamos los problemas regionales, porque cada región tiene problemas diferentes. También tratamos el tema de la Recertificación, no es lo mismo juntar 1.000 puntos en Córdoba, Mendoza, Rosario, etc, que en Tierra Del Fuego, o Salta, por nombrar algunas provincias.
Otra cosa que nos pareció excelente es que se les de oportunidad a las Sociedades chicas, como las nuestras, para organizar un Congreso. Es una experiencia que todas las Sociedades y Delegaciones deberían tener. Todo esto no podría ser posible sin el empeño que le pone la gente de Bulnes.
Todos los caminos conducen a ROMA, pero en ARGENTINA, pasan por BUENOS AIRES. Nos guste o no a los del interior, pero esa es la realidad de nuestro país.
* Secretario Comité Organizador

HOY: "Dibujando el mapa de lo posible"
Escribe: Dra. Silvia Nanfara
Si tomamos un mapa de rutas podemos ver:
Río Gallegos- Neuquen: 1825 Km.
Neuquen- Río Grande : 2.183 Km.
Río Grande-Río Gallegos: 358 Km
(pasando por cuatro aduanas)
Si visitamos una empresa de viajes descubrimos que desde Río Gallegos por ejemplo, podemos volar solamente a Buenos Aires y con una frecuencia de dos vuelos diarios.
Si leemos el listado de integrantes del Comité Organizador del XXII Congreso Nacional de Cardiología, vemos que son representantes de Santa Cruz, Neuquen, Río Negro, Tierra del Fuego.
Surge entonces, de unir todos estos datos, una pregunta:
¿De qué modo, a tantos kilómetros, estas personas pueden organizar un Congreso? ¿De qué modo puede sostenerse así el Federalismo de FAC?
Durante todos estos años, de idas y venidas políticas y de vaivenes económicos, lo único que no cambio en el país fue su geografía y Río Gallegos sigue quedando tan lejos de Buenos Aires como siempre. Sin embargo y tratando de ver siempre "el vaso medio lleno" FAC capitalizó esa experiencia, aguzando el ingenio y la creatividad, utilizando medios de comunicación económicos y efectivos, aprendiendo a administrar cuidadosamente los fondos, creando estructuras permanentes que permitieran la optimización de recursos y capitalizaran experiencias.
Así se cristalizó el sueño de los patagónicos, tantas veces olvidados, de realizar un Congreso Nacional, de la envergadura del que nos convoca y, con la responsabilidad asumida nos vemos transitando el tramo final.
Utilizamos de FAC todos sus recursos, humanos y de infraestructura, la experiencia de quienes ya hicieron Congresos, la colaboración de los referentes nacionales en cada sub-especialidad, el apoyo administrativo contable, el trabajo incansable de prensa, la sede de Bulnes, todo el respaldo de CETIFAC que nos permite comunicarnos de inmediato entre nosotros y con todos Ustedes, hacerles conocer como vamos y hacia donde apuntamos, sumado al incondicional apoyo de Mesa Directiva.
De este modo, desde este distante lugar de Argentina (Río Gallegos), rodeada de hielo y nieve, gracias a la confianza de todos, puedo formar parte de esto que consolida una vez el federalismo en FAC y me hace decir sin temor que, si cualquier región se lo propone y hace el esfuerzo necesario (que no es poco) puede lograrlo.
* Secretaria Informática y Multimedia

HOY: "El empuje de la juventud y la sabiduría de la experiencia"
Escriben: Dr. Pascual Sanfilippo y Mateo Gavila
De acuerdo a la solicitud de la Secretaría de Prensa y Difusión del XXII Congreso Nacional de Cardiología, aprovechamos este espacio para difundir ideas y proyectos.
Nuestra Entidad es muy joven (no tanto sus miembros), ya que fue constituida por un grupo de colegas en Diciembre de 2001, siendo oficializada en el Confederal de la Federación Argentina de Cardiología, en la ciudad de Rosario el 15/4/02 por lo tanto nuestra participación como entidad está adquiriendo experiencia en la fase organizativa de éste Congreso.
La "Sociedad de Cardiología del Conurbano Sur", tal es nuestra denominación abarca una zona muy extensa y con numerosa población, los partidos son: Avellaneda, Lanús y Lomas de Zamora, teniendo respectivamente, 700.000, 500.000 y 650.000 habitantes, contando con numerosos centros de atención públicos y privados, existiendo 13 Hospitales Públicos, entre otros el Hospital Interzonal de Agudos "Fiorito" de Avellaneda, el Hospital Interzonal de Agudos "Presidente Perón"de Avellaneda, el Hospital Interzonal de Agudos "Evita" de Lanús, el Hospital Interzonal de Agudos "Gandulfo" de Lomas de Zamora y otros de menor complejidad y centros privados muy importantes.
Debemos destacar que aún estamos en la primera etapa organizativa, pero nuestra intención es más ambiciosa, proyectando llegar a los numerosos colegas que conforman ésta importante red de atención pública y privada, con nuestras tareas de docencia, promoción, difusión y prevención de las enfermedades cardiovasculares a la comunidad.
En éste momento estamos llevando a cabo la difusión del XXII Congreso Nacional de Cardiología, entre los colegas de nuestra comunidad (aproximadamente 2.500 médicos entre los 3 partidos), observando un notable interés de los mismos en su participación para éste evento anual que realiza la Federación Argentina de Cardiología, en la ciudad de Buenos Aires en agosto del presente año
* Vocales del Comité Organizador y miembros de la Comisión Directiva de la Sociedad de Cardiología del Conurbano Sur

 

Tope

©1994-2003 CETIFAC - Bioingeniería UNER - Actualización: 24-Oct-2003