topeesp.gif (5672 bytes)

[ Scientific Activities - Actividades Científicas ]

Enfermería en Cardiología

Enfermería en la atención domiciliaria del paciente cardíaco

Lic. María del Carmen Maidana

Argentina

Introducción
Medidas Primarias
Medidas Secundarias
Medidas Terciarias


fig1.jpg (33492 bytes)

Introducción

Nos gustaría introducir el tema haciendo referencia a algunos criterios básicos de la atención domiciliaria. Esta es una modalidad gestada en nuestro país a partir de las últimas décadas, respondiendo a inquietudes sociales, culturales y económicas . La disminución del alto costo de internación hospitalaria de pacientes con diagnóstico de enfermedades crónicas y/o terminales, la disminución del alto índice de infecciones intrahospitalarias, el aumento del giro cama- paciente –días en post-quirúrgicos inmediatos, la disminución del alto grado de depresión que genera la internación hospitalaria etc., son las demandas a lograr con dicha modalidad.

Por cuanto decimos que la Internación Domiciliaria es: una modalidad de salud realizada por un equipo multiprofesional e interdisciplinario, que tiene el objetivo de promover, prevenir recuperar rehabilitar y/o acompañar al paciente –familia en la evolución de su enfermedad en todos los aspectos.

La internación domiciliaria además se organiza en niveles de complejidad de acuerdo a la siguiente categorización: baja complejidad, mediana complejidad y alta complejidad. A la fecha no cuenta con Normas Nacionales, pero sí con normas implícitas y explícitas independiente de cada organización de salud que adopte dicha modalidad.

fig2.jpg (6405 bytes)                         fig3.jpg (4977 bytes) 

En la Medicina, en su avance técnico cientificista, una de las especialidades destacadas en los últimos 20 años es la "cardiología", que desarrolló técnicas para disminuir y mejorar casi todas las patologías cardíacas desde: infarto agudo de miocardio hasta la cirugía de revascularización miocárdica, atravesando por la re-perfusión miocárdica mediante sustancias que van desde Urokinasa, Estreptokinasa hasta Actilice, siguiendo por la cardiología intervencionista ( angioplastías primarias, de rescate, con o sin stent, de un solo vaso, múltiples vasos, secuenciales, con o sin Absiccimax etc.) hasta la Cirugía de Revascularización Miocárdica (con o sin circulación extracorpórea, mínimamente invasiva etc.). Los alcances técnicos-cientificistas acontecidos en breve lapso, se han encargado de mejorar y de prolongar la calidad de vida, tratando de brindar al paciente con diagnóstico de enfermedades cardiológicas restitutio ad integrum de la salud, que se traduce en la inserción a la sociedad de aquel paciente que hubiera o hubiese padecido alguna patología cardíaca.

El paciente con alteraciones cardiacas dentro del ámbito hospitalario es una persona informada, maneja el lenguaje técnico de la especialidad e intenta de alguna manera u otra dominar a la situación y a su entorno. Todo en él pareciera ser lógico y todo él pareciera darnos respuestas a cada una de nuestras preguntas. Es allí donde nuestro rol juega un papel fundamental en la enseñanza y aprendizaje de la profilaxis y autocuidado del paciente, estrategia de la especialidad que se desarrollo juntamente con los avances técnicos. El decirle al paciente la verdad de su enfermedad, concientizarlo para que se cuide a sí mismo es el escalón fundamental para incorporar a la comunidad al cuidado de su propia salud.

Luego de ser diagnosticado de alguna patología cardíaca quirúrgica el paciente y su familia reciben una serie de información relacionada con factores de riesgos, hereditarios, etc. y tratamiento de un equipo multiprofesional e interdisciplinario compuesto por enfermeras, médicos, médicos especialistas, nutricionista, psicologos, kinesiologos, y otras disciplinas de acuerdo a la situación de cada paciente.

Después de un período de tiempo y luego de haber superado el proceso de internación en el camino de la recuperación, el paciente, está en condiciones para ser externalizado. Su patología ha sido resuelta y seguirá siendo atendido por consultorios externos. En esta circunstancia es donde se produce la separación del continente (hospital = seguridad, cuidado) a lo incontinente ( hogar = inseguridad, descuidado) y donde marca la necesidad de la internación domiciliaria, en forma de continuidad de la internación hospitalaria. Enfermería es miembro del equipo de internación domiciliaria y junto con el médico son el eslabón fundamental que acompañan al paciente hasta el alta médica y su reinserción en la comunidad.

fig4.jpg (13154 bytes)

Es la enfermera/o quien mediante el control de signos vitales, la valoración psíquica y el relevamiento de datos acerca del desenvolvimiento del paciente en su entorno, se transforma en la voz consciente y objetiva entre el paciente, el médico y su familia.

Por cuanto, es necesario tener en cuenta una serie de actividades básicas que enunciamos: medidas primarias, secundarias y terciarias.

Tope

1- Medidas Primarias:

fig5.jpg (6297 bytes)

a- Procurar dar al paciente la máxima autonomía en su hábitat.
b- Brindar al paciente la posibilidad de ser escuchado, respetado y  contenido en el proceso de la reinserción a la comunidad.
c- Asegurar la calidad de la atención teniendo en cuenta detalles mínimos que son: considerar el aspecto físico, el vestido, la higiene personal, la alimentación etc.

Tope

2- Medidas Secundarias:

fig6.jpg (8401 bytes)

a- Informar y contener a la familia, para que pueda afrontar el complejo proceso de  reinserción a la comunidad del paciente. La familia debe ser claramente informada acerca de la situación y resaltarle la importancia de mantener un entorno familiar dentro de los parametros llamados, adecuados. Es la enfermera/o, quien, está formada/o para poder asistir a la familia, dar  información acerca de la importancia de la contención psicológica permitiendo a su vez que esta pueda aliviarse de la carga de angustia que produce todo proceso de cambio.

Tope

3- Medidas Terciarias:

fig7.jpg (5816 bytes)

a- Enfermería garantiza la atención, por eso el control de signos y síntomas se  hace fundamental en la práctica cotidiana, debiendo la misma ser sensible a cualquier cambio que identifique alertas y siempre atenuar el impacto  en el paciente y su entorno. Así la enfermera se transforma en el mediador  válido, ante el paciente-familia y el equipo de Salud. Este rol de la enfermera/o de nexo, permite la liberación de "tensiones" del paciente –familia, de no ser resueltos o al menos atenuados, serán pasibles de generar nuevos conflictos que  podrán conllevar a nuevas expresiones de patologías clínicas, iguales o distintas a la anterior.

En el marco de la atención domiciliaria, la función de enfermería en el proceso de recuperación, rehabilitación y de reinserción en la comunidad, del paciente con patología cardíaca es importante.

En nuestro país estas práctica carecen de una expresión representativa, ya que la atención domiciliaria en pacientes cardíacos es inferior y la mayoría de ellas, se dan en pacientes post-quirúrgicos de cirugías cardiovasculares.

Para la Comunidad de Enfermería es un desafío revertir esta situación, mediante políticas de conceptualización y de concientización, planteando objetivos específicos y generales que tiendan a hacer de la enfermería domiciliaria una especialidad. Para ello debemos contar con:

Debemos tener objetivo claro para determinar las necesidades no satisfechas por enfermería dentro de la comunidad cardíaca y a partir de allí, por medio de estrategias incorporarnos a dicha comunidad, teniendo en cuenta tres factores fundamentales:

fig8.jpg (11223 bytes)

Tope

 


© CETIFAC
Bioingeniería
UNER

Actualización
10/Mar/2000