topeesp.gif (5672 bytes)

[ Scientific Activities - Actividades Científicas ]

Epidemia global de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares

Dr. Bartolomé Finizola Celli

Venezuela

Cambios en la práctica frente a esta epidemia

Las enfermedades Cardiovasculares y Cerebrovasculares, constituyen un importante problema de Salud Pública por la alta morbilidad y mortalidad, lo cual le da una connotación de epidemia.

Esta situación produce un impacto importante en nuestras sociedades en lo planos personal, familiar, laboral, económico, asistencial y social.

Este escenario con algunas variaciones de grado, es similar en la mayoría de los países, de ahí que es importante desarrollar programas de prevención y control de las enfermedades cardio y cerebrovasculares, en una forma integrada sin el límite arbitrario de una frontera nacional.

A nivel continental existen organizaciones que desarrollan sus actividades orientadas a la reducción de este grupo de enfermedades en América. Cabe destacar en este sentido a la Sociedad Interamericana de Cardiología que agrupa a todas las Sociedades de Cardiología de los diferentes países Americanos y la Fundación Interamericana del Corazón que integra al movimiento fundacional del Continente. Ambas organizaciones son complementarias y no competitivas.

La Fundación InterAmericana del Corazón ha asumido como marco doctrinario conceptual de su programa a las declaraciones de Victoria (1992) Cataluña (1995) y Singapur (1998). Se acepta que hay suficientes evidencias científicas que soportan y justifican el desarrollo de programas de prevención de las enfermedades cardio y cerebrovasculares. Se acepta que existe una brecha entre estos conocimientos científicos y las políticas de salud cardiovascular, así como la aplicación de estas políticas a la realidad actual lo cual requiere y justifica una inversión en salud que permita que los recursos existentes hagan factible que toda la población se beneficie de estas acciones sustentadas en el conocimiento actualizado.

Este reto implica el desarrollo de modelos de Gestión en salud que garanticen la universalidad del beneficio.

El equipo de salud en forma integrada debe participar en este proceso y dentro de éste, el médico en su práctica clínica, tanto el especialista en cardiología como el médico general (MG), debe formarse e incorporarse al programa, ya que por la magnitud del problema, se hace una exigencia indispensable que el MG aumente la cobertura de atención.

El MG debe desarrollar una práctica sustentada en evidencias científicas y que beneficie a la mayoría de la población, realizando actividades de Promoción de Salud Cardiovascular fundamentalmente mediante estrategias poblacionales y ejecutando acciones de prevención primaria, secundaria y terciaria en los diferentes niveles de atención.

La prevención primaria orientada a la modificación de factores de riesgo para que el individuo no enferme, la prevención secundaria orientada al diagnóstico precoz y tratamiento adecuado a fin de que el individuo enfermo tenga una mejor calidad de vida y aumente la expectativa de vida, y la prevención terciaria orientada a la rehabilitación del cardiópata, abren un campo de acción de gran espectro al médico no especialista en cardiología, para que conjuntamente con el cardiólogo y el resto del equipo de salud, aumente la cobertura.

La Fundación InterAmericana del Corazón conjuntamente con la Sociedad Interamericana de Cardiología y otras organizaciones tiene dentro de sus líneas de trabajo, la educación continua orientada a la capacitación del recurso humano para una mejor práctica clínica.

La realización de este Congreso Virtual es una vía que brinda excelentes oportunidades, de ahí que es imperativo felicitar a sus organizadores y aprovechar este medio de diseminación de información y establecimiento de redes de acción.

Tope


© CETIFAC
Bioingeniería

UNER
Actualización
Mar/10/2000 


Colabora para la realización de este congreso:

klchlogo4.gif (6328 bytes)