InfoFAC Nº 5 - Año 2005
28 de Diciembre

Alimentos sanos y con propiedades anti-aterotrombótica
Moda, realidad o necesidad para la población
Parte II
Material originado por Flora Dánica SA

 

La concentración de lípidos sanguíneos es uno de los mayores Factores de Riesgo en el proceso aterotrombótico. Una alimentación adecuada es un elemento básico para la prevención de esta grave enfermedad. Los Médicos debemos conocer a fondo las cualidades de los diferentes nutrientes para poder educar en cuanto a los hábitos alimenticios apropiadamente a nuestros pacientes y a la población en general.

El proceso aterotrombótico en un fenómeno multifactorial, las alteraciones lipídicas son uno de esos factores determinantes de esta patología. Existe una relación directamente proporcional entre la concentración de colesterol total (CT) y su fracción LDL (c-LDL) con la aparición y agravamiento de las patologías cardiovasculares que ha sido bien establecida en los últimos cincuenta años, en contraposición existe una relación inversamente proporcional con la concentración de la fracción HDL (c-HDL, transporte reverso). No solo estas partículas tienen participación en este proceso sino que los ácidos grasos saturados e insaturados junto a los triglicéridos también son parte del mismo.

La dieta aporta un 20% aproximadamente de la concentración plasmática de colesterol y sabemos que los ácidos grasos saturados, los insaturados trans y el colesterol dietario aumentan la concentración plasmática del mismo. Otras substancias naturales tiene un efecto inverso, reduciendo la colesterolemia como los esteroles vegetales en particular los Fitoestanoles, que son la forma estable de los Fitoesteroles. Los mismos son un grupo de elementos de origen vegetal de estructura química muy similar al colesterol animal. Importantes trabajos científicos demostraron que los Fitoestanoles tienen efecto hipocolesterolémico, disminuyendo el CT y el C-LDL sin modificar el c-HDL ni los triglicéridos (TG). Se han identificado alrededor de cuarenta variedades de Fitoesteroles  entre los que se encuentran el Sistosterol, sitoestanol, campesterol y stigmasterol y se los encuentra en plantas oleaginosas, granos, etc., en pequeñas concentraciones.

Estos nutrientes naturales comparten una parte importante de la estructura del colesterol animal, el anillo ciclopentano-perhidrofenantreno y difieren del mismo en la cadena lateral hidrocarbonada. Esta diferencia sería la responsable de los efectos hipocolesterolemiantes de los mismos. Otras propiedades fueron atribuidas a los Fitoestanoles, de carácter antinflamatorias y antitumorales pero su efecto sobre el colesterol fue científicamente demostrado en los estudios Finlandeses de los años 1993 y 94 de los Dres Miettinen y Puska donde se demostró una reducción del 14% del CT y del 10% del c-LDL en la población que ingería los mismos en concentraciones adecuadas. Posteriormente se sumaron otros estudios clínicos con similares resultados por lo cual recientemente la FDA autorizo su utilización y aprobó el rotulado de los alimentos enriquecidos con los mismos como alimentos que reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Los mecanismos involucrados en el efecto hipocolesterolemiante son:

Otra forma de lípidos de importancia en la aterotrombosis son los Ácidos Grasos (AG).

Los incorporamos en los alimentos en sus tres formas: saturados, monoinsaturados y polinsaturados, como es sabido los saturados son los mas aterogénicos, las formas Trans de los no saturados (configuración espacial de las ligaduras) son también aceleradoras del proceso aterosclerótico por favorecer el aumento del c-LDL y la disminución del c-HDL.

Considerando lo antedicho debemos seleccionar los alimentos con ácidos grasos poliinsaturados en configuración Cis como los mas sanos evitando los saturados y los insaturados Trans que son producto de la hidrogenación parcial de los aceites vegetales, según recomendación de la OMS.

Otras de las substancias que se utilizan para enriquecer alimentos es el Ácido Omega 3 en forma de EPA y DHA, los que se asocian positivamente con el mejoramiento de las arritmias cardíacas, el EPA puede proteger del proceso trombótico

Resumen:
La base de la disminución del riesgo aterotrombótico son los cambios en el estilo de vida denominado Occidental, la alimentación es importantísima dentro de este cambio y debemos recomendar a la población la selección de alimentos mas sanos y de ser posibles enriquecidos con estos elementos protectores contra el proceso aterotrombóticos y son la base de los tratamientos farmacológicos cuando son necesarios.

BIBLIOGRAFIA

  1. Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (2004). Opinion of the Scientific Panel on Dietetic Products, Nutrition and Allergies on Trans fatty acids in foods and the effect on human health of the consumption of trans fatty acids.
  2. Consulta FAO/OMS de expertos sobre grasas y aceites en la nutrición humana. 1997
  3. Fats and oils in human nutrition Report of the joint expert consultation. Food and Agriculture Organization of the United Nations and the World Health Organization. FAO Food and Nutrition paper 57. Rome 1994.
  4. Cuchel, M.; Schwab, US; Jones, PJ; Vogel, S.; Lammi, Keefe C.; Li, Z.; Ordovas, J.; MCNamara, JR; Schaefer, EJ; Lichtenstein, AH. Impact of hydrogenated fat consumption on endogenous cholesterol synthesis and susceptibility of low density lipoprotein to oxidation in moderately hypercholesterolemic individuals. Metabolism. 1996 Feb; 45(2): 241-7.
  5. Gurr MI. Trans fatty acids and health - an update. Lipid Technology 2: 105-107 1990
  6. Gylling H, Radhakarishnan R, Miettinen T A,. Reduction of serum cholesterol in postmenopausal women with previous myocardial infarction and cholesterol malabsorption induced by dietary sitostanol ester margarine: women and dietry sitostanol. Circulation 1997; 96: 4226-4231.
  7. Hennekens, C.H.; Willet, W.C. Dietary saturated fats and their food sources in relation to the risk of coronary heart disease in women. American Journal of Clinical Nutrition. Vol. 70. N. 6. 1999. p. 1001-1008.
  8. Hu, Frank B.; Stampfer, Meir; Manson, JoAnn. Dietary Saturated Fats and Their Food Sources in Relation to the Risk of Coronary Heart Disease in Women. Am J Clin Nutr Vol. 70. 1999. p. 1001 - 1008.
  9. Hunter JE and Applewhite TH. Reassessment of trans fatty acid availability in the U.S. diet. Am J Clin Nutr 54: 363-369 1991.
  10. Judd, JT; Clevidence, BA; Muesing, RA; Wittes, J.; Sunkin , ME ; Podczasy, JJ. Dietary trans fatty acids: effects on plasma lipids and lipoproteins of healthy men and women. Am J Clin Nutr. 1994 Apr; 59(4): 861-8.
  11. Katan, MB; Zock, PL; Mensink, RP. Trans fatty acids and their effects on lipoproteins in humans. Annu Rev Nutr. 1995; 15: 473-93.
  12. Kromhout, D.; Menotti, A.; Bloemberg, B.; Aravanis, C.; Blackburn, H.; Buzina, R.; DoNtas, AS; Fidanza, F.; Giampaoli, S.; Jansen, A.; Et, Al. Dietary saturated and trans fatty acids and cholesterol and 25 year mortality from coronary heart disease: the Seven Countries Study. Prev Med. 1995 May; 24(3): 308-15.
  13. Mattson FH, Grundy SM. Comparison of effects of dietary saturated, mono-unsaturated, and polyunsaturated fatty acids on plasma lipids and lipoproteins in man. J Lipid Res 1985; 26: 26194-202.
  14. Miettinen TA, Puska P, Gylling H, Vanhanen H T, Vartiainen E. Reduction of serum cholesterol with sitostanol-ester margarine in a midly hipercholesterolemic population. N Engl. J. Med. 1995; 333: 1308-1312.
  15. National Research Council. Diet and Health: Implications for Reducing Chronic Disease Risk. Report of Committee on Diet and Health, Food and Nutrition Board. National Academy Press. Washington . 1989. p. 226.
  16. Position paper on trans fatty acids. ASCN/AIN Task Force on Trans Fatty Acids. American Society for Clinical Nutrition and American Institute of Nutrition. Am J Clin Nutr. 1996 May; 63(5): 663-70.
Deseamos agradecer a las Empresas que hacen posible este servicio para los miembros y amigos de FAC

 

Con la colaboración de Dánica:

 
Todas las margarinas Dánica son libres de grasas trans

 

 

Se ruega no enviar mensajes a la dirección de esta lista pues es cerrada, unidireccional.
Para consultas y asistencia técnica: prensa@fac.org.ar