FORO ARGENTINO DE EXPERTOS EN HIPERTENSION ARTERIAL

HIPERTROFIA CARDIACA Y REVERSION. MECANISMOS MOLECULARES DE SU DESARROLLO

HERNAN GOMEZ LLAMBI
Jefe de Clínica. Centro Universitario de Hipertensión Arterial. Instituto de Investigaciones Cardiológicas. UBA.

Es conocida la importancia de la hipertrofia cardíaca secundaria a hipertensión como marcador de riesgo de eventos cardiovasculares. Por lo tanto resulta muy importante el conocimiento de los mecanismos fisiológicos y moleculares de su génesis.

El ecocardiograma permite diferenciar cuatro patrones en hipertensión arterial (HTA): normal, remodelado concéntrico (mayor espesor relativo con masa normal), hipertrofia concéntrica y excéntrica. Es discutido si el camino en la HTA es en ese mismo sentido, pero el remodelado de por sí genera mayor riesgo.

La hipertrofia cardíaca es el resultado de la reexpresión genética del fenotipo fetal miocárdico, y como tal es la regresión a un patrón fetal funcional; éste es el principal cambio cualitativo. El aumento del tamaño celular y la fibrosis intersticial que lleva al remodelado son cuantitativos.

El estímulo desencadenante para dicha reexpresión estaría mediado por receptores de tensión en la membrana sarcoplasmática, ligada a canales específicos. Sin embargo algunos autores han demostrado otras alteraciones que acompañan al estiramiento como partícipes necesarios.

Aparte del estímulo mecánico, otros tipos de estímulos como los agonistas (AII, noradrenalina, endotelina), la obesidad, el consumo exagerado de sal, la hormona tiroidea, pueden desencadenar o potenciar el proceso.

Las alteraciones moleculares desencadenadas por el estiramiento incluyen, entre otras, la activación del sistema renina-angiotensina del miocito y fibroblastos circundantes, en un proceso complejo en el que participan proteincinasas, fosfolipasas y AII autocrina, y se produce la reexpresión de protooncogenes que generarán la hipertrofia.

En el miocito aumentan el factor de crecimiento TGF b1, la miosina beta, la actina alfa y los factores natriuréticos, que incidirán en cambios en la función sistólica. En los fibroblastos aumentan el TGF b1, la fibronectina y el colágeno I y III, lo cual incidirá en la función diastólica.

Distintas evidencias prueban la participación de receptores AT1 en los procesos descriptos. También los receptores para aldosterona participan en los procesos complejos de remodelado e hipertrofia, y hay investigaciones que probarían un sinergismo entre éstos y los receptores AT1, lo cual podría explicar la potenciación antihipertrófica cuando se usan antagonistas selectivos de ambos receptores.

La participación de los diferentes tipos de receptores de angiotensina, aldosterona y de nuevos factores hipertróficos locales, y el resultado de su inactivación por antagonistas selectivos o por mecanismos inmunológicos en los diferentes modelos experimentales, plantean la potencialidad futura de nuevas terapéuticas. En este sentido, la creciente importancia del remodelamiento cardíaco secundario al envejecimiento y la participación del sistema renina angiotensina en dicho fenómeno plantean la necesidad de desarrollar investigaciones en dicha área.

Index - Tope

© CETIFAC Bioingeniería UNER 1994-2000. Reservados todos los derechos