FORO ARGENTINO DE EXPERTOS EN HIPERTENSION ARTERIAL

VALOR DEL ECOCARDIOGRAMA EN EL ESTUDIO DE LA FUNCION DIASTOLICA DEL HIPERTENSO

DANIEL L. PISKORZ
Jefe de la Sección Ecocardiografía. Hospital Dr. Clemente Alvarez.
Dirección postal: Daniel Piskorz. Salta 2942. 2000 Rosario. Santa Fe. Argentina.

La hipertensión arterial, como cualquier otra sobrecarga o injuria miocárdica, produce remodelado ventricular izquierdo. El mismo se manifiesta inicialmente como dilatación e hipertrofia ventricular en aproximadamente el 50% de los pacientes, dependiendo de la edad y sexo de la muestra analizada. En la evolución de la enfermedad, luego de una etapa de disfunción sistólica asintomática, entre el 5% y el 10% de los pacientes hipertensos desarrollan el síndrome clínico de insuficiencia cardíaca en un plazo de 10 años, variando estas cifras en función de los niveles de presión arterial iniciales.

Sin embargo, no sólo los niveles de presión arterial determinan el remodelado ventricular. Factores genéticos y neurohormonales, como el sistema renina angiotensina aldosterona, el sistema nervioso simpático o la insulina pueden estimular citoquinas y factores de crecimiento, generando síntesis de proteínas a nivel miocítico y en la matriz extracelular, que llevan al incremento de la masa ventricular izquierda. Prueba de ello es que la masa ventricular izquierda aumenta cada 10 años 6,3 gr/m2 en el hombre y 13,3 gr/m2 en la mujer, y esto es independiente de la presión arterial.

Por otra parte, en un grupo de hipertensos del estudio SHEP se detectó que el 26% presentaba masa ventricular aumentada, pero en un grupo apareado de sujetos normotensos también se la detectó en el 10% de los casos.

La disfunción diastólica ventricular izquierda es uno de los primeros fenómenos que se pueden presentar en esta etapa de remodelado ventricular, y se ha demostrado que aun entre el 20% y el 30% de los casos con síndrome clínico de insuficiencia cardíaca pueden presentar una función sistólica conservada.

Sin embargo, y relacionándolo con el incremento de la masa ventricular inevitable en función del envejecimiento, es prácticamente excepcional encontrar un individuo geronte con función diastólica normal y, por lo tanto, muy difícil de diferenciar si esta alteración se debe o no a la hipertensión arterial.

Mediante ecocardiografía modo M y B se pueden determinar claramente índices de excentricidad del ventrículo izquierdo e índices de masa ventricular izquierda, y con estos parámetros diferenciar cuatro grupos de pacientes hipertensos arteriales en función de su geometría ventricular, con pronósticos ostensiblemente diferentes: 1) ventrículo izquierdo normal; 2) remodelado excéntrico; 3) hipertrofia excéntrica; 4) hipertrofia concéntrica.

Continuando con el estudio ecocardiográfico, mediante el examen del flujo de entrada al ventrículo izquierdo con eco Doppler pulsado a nivel de los "tips" de las valvas mitrales, se puede analizar el espectro de llenado ventricular izquierdo, determinando si el mismo es normal o presenta un patrón compatible con alteración en la relajación diastólica o de restricción al llenado ventricular.

El análisis espectral del flujo de entrada de las venas pulmonares en la aurícula izquierda mediante ecocardiografía transesofágica puede ser una alternativa válida en los casos en que la ecocardiografía transtorácica no es suficiente. Ultimamente, con la introducción del eco Doppler tisular y del eco Doppler color se han detectado imágenes espectrales que podrían tener el mismo significado que las de eco Doppler pulsado; sin embargo, el paso del tiempo y un desarrollo más profundo determinarán cuál es la utilidad clínica de estos parámetros.

Index - Tope

© CETIFAC Bioingeniería UNER 1994-2000. Reservados todos los derechos