FORO ARGENTINO DE EXPERTOS EN HIPERTENSION ARTERIAL

LA EFICACIA DE DISTINTAS DROGAS ANTIHIPERTENSIVAS EN NIÑOS

ROSA B. SIMSOLO
Investigadora Adjunta CONICET.
Consultorio de Hipertensión Arterial.
Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.
Dirección postal: Rosa B. Simsolo. Niceto Vega 4871. 2º 6 1414 Buenos Aires. Argentina.

El tratamiento de un niño hipertenso requiere, como primer paso, un diagnóstico adecuado. Los pediatras nos enfrentamos con individuos en constante crecimiento y desarrollo, que llevan también a un cambio concomitante de los niveles de presión arterial. Como ejemplo se muestran los niveles de presión arterial significativa y severa para diferentes edades (Reporte de la Task Force).

Edad

Hipertensión significativa

Hipertensión severa

(mmHg)

(mmHg)

RN 7 días

PS > 96

106

8-30 días

PS > 104

110

Niños < 2 años

PS/PD 112/74

118/82

3 a 5 años

PS/PD 116/76

124/84

6 a 9 años

PS/PD 122/78

130/86

10 a 12 años

PS/PD 126/82

134/90

13 a 15 años

PS/PD 136/86

144/92

16 a 18 años

PS/PD 142/92

150/98

Un número importante de niños y adolescentes hipertensos no tienen causa identificable de su hipertensión y son considerados hipertensos esenciales. Una vez que la hipertensión arterial ha sido documentada por múltiples observaciones debe considerarse la instauración del tratamiento.

El tratamiento no farmacológico es un primer paso importante en el manejo de la hipertensión no severa en niños y adolescentes, así como un coadyuvante del tratamiento farmacológico. La pérdida de peso (cuando esté indicada), la actividad física regular y una restricción moderada del sodio de la dieta son tratamientos efectivos en muchos casos. En general, un período de 6 meses es suficiente para determinar si estas intervenciones son efectivas. Es importante señalar al paciente y a su familia que el cumplimiento de estas medidas no farmacológicas puede prevenir o retrasar la necesidad de medicación. Deben incluirse también esfuerzos para disminuir otros factores de riesgo, como el consumo de cigarrillos, la hipercolesterolemia o hiperlipemia, estilos de vida estresantes y sedentarios (muchas horas de televisión, computadora o video-juegos).

Cuando se inicia el tratamiento farmacológico es responsabilidad del médico elegir las drogas que maximicen los efectos de la reducción de la presión arterial. La reducción de la microalbuminuria, de la hipertrofia ventricular izquierda, la alteración de los parámetros metabólicos (perfil lipídico y metabolismo de la glucosas), y la reducción del riesgo de eventos cardíacos, deberían ser considerados en conjunto cuando se elige una droga.

En el Centro de Hipertensión Arterial y Lípidos del Hospital de Niños "Ricardo Gutiérrez" hemos medicado y seguido a 404 niños y adolescentes. Las causas de hipertensión arterial en estos 404 pacientes fueron: 23% causas renales, 21% coartación de aorta, 16% hipertensión esencial, 13% uropatías, 8% arteriopatías y el resto incluyó causas endocrinológicas, drogas (ciclosporina, corticoides, etc.) y otras.

Las drogas hipotensoras más utilizadas fueron:

- Inhibidores de la enzima de conversión (IECA): 66% (un 27% requirió el agregado de un diurético tiazídico).
- Betabloqueantes: 9%.
- Bloqueantes cálcicos: 6%.
- Otras drogas: 7%.
- Más de 2 drogas: 12% (hipertensos severos).

En ningún caso observamos alteraciones en el crecimiento y desarrollo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas situaciones especiales que se plantean en pediatría, como por ejemplo la elección de la medicación en adolescentes deportistas (evitar los betabloqueantes y los diuréticos), en adolescentes mujeres en riesgo de embarazarse (evitar el uso de IECA) y en puérperas hipertensas que amamantan (las drogas que alcanzan menor concentración en la leche son las IECA y las tiazidas, pero estas últimas disminuyen la producción de leche).

Por último: cuando se medica a un niño o adolescente ¿es para siempre?

Si bien no tenemos aún una respuesta precisa, tenemos la experiencia de adolescentes con hipertensión corroborada tanto clínicamente como con monitoreo ambulatorio de presión arterial, que luego de varios años de normotensión con drogas se han mantenido con presión arterial normal por largos períodos luego de la suspensión de la medicación.

Se necesitan más años de seguimiento para evaluar la posibilidad de modificar la historia natural de la hipertensión arterial cuando se detecta y trata precozmente.

Index - Tope

© CETIFAC Bioingeniería UNER 1994-2000. Reservados todos los derechos