Index FAC - Index Cardiología para la Comunidad

¿Qué debe saber Ud. acerca de la Hipertensión Arterial?

Dr. Guillermo Fábregues
Médico Cardiólogo. Fundación Favaloro

¿Qué es la presión arterial?
El corazón actúa como una bomba que envía al organismo alrededor de 5 litros de sangre por minuto. Cuando el corazón se contrae, impulsa sangre hacia las arterias. La más alta presión alcanzada se llama sistólica o máxima. Cuando se relaja, la mas baja presión se llama diastólica o mínima.

Una presión normal para una persona adulta es menor a 130-85 mmHg o "13-8,5" (mmHg -milímetros de mercurio- es la unidad de medida de la presión arterial).

¿Qué es la Hipertensión Arterial?
La hipertensión es una enfermedad de la pared arterial, que se caracteriza por sus cambios de estructura. También es, junto con el colesterol elevado y el tabaquismo, el principal factor de riesgo para el desarrollo de enfermedad coronaria (infarto de miocárdio o angina de pecho)

La Hipertensión es una Enfermedad de la Pared Arterial
         Arteria Normal                     Hipertensión Arterial

¿La presión arterial varía?
Es muy importante destacar que la presión varía de latido a latido, durante el día y la noche, frente a situaciones cotidianas como caminar, hablar por teléfono o realizar ejercicios. Por lo tanto, la variación de la presión arterial es un fenómeno normal.

¿Cuál es la causa de la Hipertensión Arterial?
En la mayoría de los casos es desconocida, pero existe un componente genético o hereditario que provoca que una persona la desarrolle en algún momento de su vida. En un pequeño porcentaje su causa es secundaria a algunas enfermedades del riñón, glándulas suprarrenales, algunos medicamentos como las anfetaminas, gotas nasales, corticoides, y el uso de antiinflamatorios y anticonceptivos orales. Finalmente una causa importante es el consumo excesivo de alcohol.

Mi presión es nerviosa:
Cuando uno le pregunta al paciente ¿cual cree que es la causa de su hipertensión? La respuesta es casi siempre la misma "Mi presión es nerviosa". Lamentablemente es la creencia de la gran mayoría de los pacientes hipertensos y esto los lleva a pensar que la hipertensión se debe a un estado emocional y no a lo que realmente es: una enfermedad de la pared arterial con engrosamiento de su capa muscular (hipertrofia vascular). Estos cambios anatómicos hacen que una persona hipertensa reaccione en forma exagerada a situaciones de estrés (liberación de catecolaminas) llegando su presión a valores muy elevados.

Un ejemplo: dos personas sufren una misma situación de estrés, mientras que la persona normal presenta una leve elevación de su presión (su arteria es normal), la persona hipertensa presenta un "pico de presión arterial" (secundaria a su pared arterial enferma).

¿Cómo se clasifica?
El Joint National Committee de los Estados Unidos publicó en 1977 la última clasificación de hipertensión arterial. En la misma se toma tanto la presión sistólica o máxima como la diastólica o mínima para clasificarla en 3 estadíos.

Clasificación de la Presión Arterial
 
Sistólica
Diastólica
Optima
<120
<80
Normal
<130
<85
Normal - Alta
130-139
85-89

Hipertensión
Leve
140-159
90-99
Moderada
160-179
100-109
Severa
>180
>110

 

¿Quién es hipertenso?
Es importante destacar que no se puede hacer diagnóstico de hipertensión ni de severidad de la misma con una toma aislada de presión arterial. Se considera que una persona tiene hipertensión arterial cuando después de reiterados controles de presión arterial, la misma es igual o mayor a 140-90 mmHg o "14-9".

¿La Hipertensión Arterial es una enfermedad frecuente?
Es la enfermedad más frecuente en occidente, llegando a prevalecer en un 20% de la población adulta y en el 60% de las personas mayores de 65 años. Es importante destacar que la mitad de los pacientes hipertensos ignoran que están enfermos y de aquellos que conocen su enfermedad, muy pocos son tratados. Además de los que están tratados, muy pocos siguen el tratamiento en forma correcta y la mayoría lo abandona al poco tiempo.

¿La Hipertensión provoca algún síntoma?
Pueden aparecer síntomas inespecíficos como dolores de cabeza, irritabilidad, cansancio y mareos. Pero en la mayoría de los casos es asintomática. Recuerde: la única manera de saber si usted tiene la presión arterial alta es midiéndola.

La toma domiciliaria o en la farmacia ¿es de utilidad?
Es de mucha utilidad ya que nos permite conocer los cambios de la presión arterial durante la vida de nuestros pacientes. En la actualidad existen equipos automáticos que son útiles, económicos y de muy fácil manejo. Los más útiles son aquellos que tienen un manguito que se coloca en el brazo. Es conveniente que su médico controle el correcto funcionamiento del equipo antes de usarlo. No se recomiendan los que registran la presión arterial en el dedo ni en la muñeca porque son inexactos.

Es importante que sepa que una toma aislada de presión arterial elevada no debe ser motivo de angustia ya que raramente puede provocarle una complicación. Sería conveniente que durante la consulta le pregunte a su médico cual es la conducta a seguir en estos casos.

¿Cuáles son las complicaciones de la Hipertensión Arterial?

Es importante destacar que la mayoría de estas complicaciones pueden ser evitadas con un adecuado tratamiento antihipertensivo.

La hipertensión arterial en mayores de 60 años ¿debe ser tratada?
Durante muchos años existió la creencia de que la presión arterial aumentaba con los años y que la hipertensión arterial sistólica o máxima era señal de un proceso normal de envejecimiento. Por lo tanto no requería tratamiento.

Hasta 1991 no se sabía si el tratamiento de la hipertensión arterial en personas mayores de 60 años tendría algún beneficio, y algunos sostenían hasta que podría ser peligroso. Para dar respuesta a este interrogante fueron realizados varios estudios, los cuales demostraron en forma categórica el beneficio del tratamiento antihipertensivo: reducción significativa de presentar un accidente cerebrovascular, un infarto de miocardio e insuficiencia cardíaca.

Es tan importante el beneficio del tratamiento en los pacientes mayores de 60 años con hipertensión arterial que hoy no sería ético privarlos del tratamiento.

La hipertensión durante el embarazo ¿es frecuente?
La hipertensión durante el embarazo es una enfermedad frecuente que ocurre en el 10% de todos los embarazos llegando esta cifra a un 30% en una población de alto riesgo (Alto riesgo: pacientes con diabetes, antecedentes de hipertensión arterial crónica y aquellas que presentaron hipertensión en embarazos previos). Su causa es desconocida.

¿Se puede tomar medicamentos durante el embarazo para controlar la hipertensión?
Sí. Hay medicamentos que se pueden administrar con tranquilidad para controlar la hipertensión, ya que han demostrado que no afectan adversamente al bebé. Los más frecuentemente usados son la alfa metil dopa, el atenolol y la nifedipina de acción prolongada.

Si tuve hipertensión en el embarazo ¿puedo volver a quedar embarazada?
Sí. Pero es muy importante que consulte con su médico antes. Además debe saber que si usted presentó una enfermedad, fue como consecuencia de tener una predisposición para desarrollarla y no por haber cometido algún error durante el embarazo, por lo tanto es factible que existan recurrencias.

¿Hasta cuánto hay que bajar la presión arterial?
Hasta 1998 se conocía el beneficio del tratamiento antihipertensivo, pero no conocíamos el nivel óptimo al que se debía descender la presión arterial para lograr los mejores resultados. Ahora lo sabemos. En la siguiente figura se encuentran los niveles de presión arterial recomendados que se deben alcanzar y mantener.

Objetivos del tratamiento
Hipertensión
<140/90 mmHg
Mayores 60 años
<140/90 mmHg
Diabetes
<130/85 mmHg
Insuficiencia renal
<125/75 mmHg

Cuando un paciente hipertenso es tratado y llega a estos niveles de presión, el riesgo de presentar un accidente cerebrovascular o un infarto de miocárdio es mínimo. Lo grave es que muy pocos pacientes llegan a estos valores, y de esta forma están expuestos a presentar complicaciones. Es para resaltar que para llegar a estas cifras de presión arterial es necesario en mas del 70% de los casos, utilizar 2 o más fármacos.

No se preocupe si Usted está tomando varios medicamentos para su presión, lo importante es que la misma este normal.

Mitos y creencias sobre la Hipertensión Arterial:

Generalidades de Tratamiento de la Hipertensión Arterial:
Las modificaciones en el estilo de vida son fundamentales para el control de la hipertensión arterial.

La actividad física no solo disminuirá su presión arterial sino que lo ayudará a mejorar o corregir su perfil lipídico (determinación en sangre de colesterol total, colesterol HDL, colesterol LDL y triglicéridos), disminuir su peso y reducir la respuesta exagerada de su organismo frente a situaciones de estrés.

La disminución de peso hará descender su presión arterial. Tal vez con esta sola medida no sea necesario tomar medicamentos.

Si Usted fuma, PARE. Es la mejor forma de evitar graves complicaciones. Si deja de fumar, el riesgo de presentar enfermedades cardíacas se reducirá en pocos meses y, al cabo de pocos años será equivalente al de no fumadores.

El consumo moderado de sal también ayudará. El exceso de sal contribuye a la evolución de la hipertensión arterial y esto sería secundario a una retención de líquidos por parte del organismo. Actualmente existe acuerdo en que con una reducción moderada del consumo de sal, se reduce levemente la presión arterial.

Sal e Hipertensión

Alimentos
Prohibidos

Alimentos
Limitados

Alimentos
Permitidos
- Sal común de mesa
- Sal marina
- Fiambres y embutidos
- Quesos de pasta dura
(de rayar, gruyere)
- Pan
- Enlatados
- Caldos en cubo o sopas
- Pan
- Mermeladas
- Carnes rojas
- Queso blando
- Galletitas dulces
- Frutas frescas
- Verduras frescas
- Lácteos (leche y yogures)
- Pastas
- Carnes blancas
- Galletitas sin sal

Finalmente, si consume alcohol en exceso, con solo dejar este hábito tal vez normalizará su presión arterial.

¿Cuál es el tratamiento farmacológico ideal?
Hoy disponemos de muchas drogas para tratar al paciente hipertenso. El tratamiento ideal deberá ser eficaz, seguro, fácil de cumplir, sin efectos adversos y económico.

Lamentablemente todas estas características son difíciles de encontrar en un solo medicamento, pero cada día se avanza más en el objetivo de lograrlo. Los tratamientos modernos han demostrado una eficacia del 50 al 70% , y al combinar dos o más medicamentos se logra controlar la presión arterial en más del 90% de los casos.

Preguntas con respuestas:

Recuerde que:
Si Usted tiene dudas de la conducta a seguir, nunca abandone la medicación ni se automedique. Manténgase siempre en contacto con su médico de cabecera.

Tope

"La información proporcionada en el sitio de la Federación Argentina de Cardiología ha sido planteada para apoyar, no reemplazar, la relación que existe entre un paciente/visitante de este sitio web y su médico".

 

Webmaster - Actualización: 05-Oct-2006