FORO ARGENTINO DE EXPERTOS EN HIPERTENSION ARTERIAL

EL ESTRES OXIDATIVO EN LA HIPERTENSION ARTERIAL

LEON FERDER

Universidad de Buenos Aires.
Dirección postal: León Ferder. Virrey Loreto 3150. 1426 Buenos Aires. Argentina.

 

El estrés oxidativo es la condición en la cual las concentraciones fisiológicas e intracelulares de las especies de oxígeno reactivo se encuentran incrementadas. Se sabe que normalmente se produce una determinada cantidad de especies reactivas de oxígeno que tienen un papel fisiológico pero, en ciertas situaciones, pueden estar incrementadas y a esto se denomina estrés oxidativo.

Se lo relaciona con muchas patologías y con el envejecimiento. El estrés oxidativo tendría relación directa con los mecanismos de envejecimiento y deterioro celular; ahora bien, si se piensa que la hipertensión arterial acelera el reloj biológico es, de alguna manera, envejecer más rápidamente y hay una relación entre el estrés oxidativo y la hipertensión arterial (HTA).

La angiotensina II produce un aumento de radicales superóxidos, especialmente a nivel mitocondrial, a través de los mecanismos oxidasa NAD/NADH; este aumento de radicales superóxido generalmente reacciona con el ácido nítrico y forma peroxinitritos, que tienen la capacidad de oxidar moléculas, formar compuestos muy tóxicos y comenzar los mecanismos aterogénico.

Estas moléculas oxidan otras sustancias y se forman isoprostanos que causan vasoconstricción y pueden tener un papel importante en el desarrollo de la hipertensión arterial y en las lesiones tisulares hipertensivas.

En modelos animales de HTA, como en las ratas genéticamente hipertensas, se ha demostrado una actividad aumentada de superóxidos, actividad que puede ser bloqueada por la superóxido dismutasa que, administrada en forma de correcta llegada intracelular, corrige la hipertensión.

En humanos hipertensos esenciales se demostró que la generación de superóxidos está incrementada en un 50% y la actividad antioxidante (superóxido dismutasa y catalasa) está reducida en un 29%.

¿Cuáles son las defensas fisiológicas ante esta situación de estrés oxidativo?
Las defensas son los llamados antioxidantes. Los hay de tipo enzimático y no enzimático. Entre los enzimáticos están la superóxido dismutasa, la peroxidasa y la catalasa, y entre los no enzimáticos, la vitamina E, los carotenos, la vitamina C, el glutation y el ácido úrico.

Distintos trabajos demuestran que el tratamiento con IECA o antagonistas de la angiotensina reduce el estrés oxidativo y eleva el óxido nítrico endotelial, mecanismos probables por los cuales el bloqueo del SRA ha probado protección tisular en hipertensos y claros efectos antiaterogénicos. Estas drogas, además, probablemente actúen a nivel del ciclo celular, sobre la apoptosis y sobre factores de crecimiento que tendrían que ver con los mecanismos de protección y remodelación, que no pueden ser explicados de otra manera.

En relación con el envejecimiento, se probó que la superóxido dismutasa disminuye con la edad, pero los niveles se mantienen estables si los animales reciben un IECA, lo cual eleva la supervivencia en ratas de experimentación que hemos estudiado, y protege algunos órganos no cardiovasculares, como el hígado, en el que se reduce la incidencia de hígado graso con el bloqueo del SRA. Repetido el estudio con otros antihipertensivos, no obtuvimos mayor sobrevida.

O sea, el bloqueo del SRA parece ser un mecanismos racional para reducir el estrés oxidativo y elevar las defensas antioxidantes, con un balance muy positivo en cuanto a la protección de órganos en la HTA y en el enlentecimiento del proceso de envejecimiento.

Index Foro -

Index Revista - Index FAC

Publicación: Junio 2000

©1994-2005 CETIFAC Bioingenieria UNER. Reservados todos los derechos
Webmaster - Actualización: 06-Ene-2005