FORO ARGENTINO DE EXPERTOS EN HIPERTENSION ARTERIAL

ANGIOTENSINA II Y ENFERMEDAD RENAL

RAMIRO SANCHEZ

Jefe de Servicio de Hipertensión Arterial. Fundación Favaloro.
Dirección postal: Ramiro Sánchez. Belgrano 1746, P 11.1039 Buenos Aires. Argentina.

La hipertensión arterial esencial puede influir en el desarrollo de la insuficiencia renal crónica por dos mecanismos: por un esclerosis de las arterias preglomerulares, con reducción del flujo sanguíneo glomerular e isquemia, y segundo, por hiperfunción e hipertensión capilar glomerular ante la transmisión de una elevada presión sistémica sobre el riñón. La diabetes y la resistencia a la insulina con hiperglucemia incrementan el riesgo de desarrollar insuficiencia renal crónica en los pacientes con hipertensión arterial, siendo la primera manifestación la presencia de microalbuminuria.

La influencia de la angiotensina II o el efecto de bloqueo del sistema renina angiotensina en la evolución natural de la insuficiencia renal crónica se halla vinculada al proceso de adaptación hemodinámica glomerular en el transcurso de la enfermedad. La angiotensina II cumple una función básica en el riñón normal, siendo la vasoconstricción eferencial y la reducción del coeficiente de ultrafiltración glomerular los mecanismos por los cuales se puede conservar el filtrado glomerular en valores aceptables, aún ante situaciones acentuadas de nefroesclerosis.

La actividad del sistema renina angiotensina en la enfermedad renal ha sido extensamente documentada; sin embargo, los efectos sobre la función renal en presencia de hipertensión arterial han sido menos estudiados. La angiotensina II posee un claro efecto sobre la morfología glomerular y sobre las células mesangiales, alterando la superficie de filtración. En este sentido, recientes experimentos han demostrado una reducción del 18% de la superficie con una incubación de 15 minutos de 1 nM de angiotensina II. La angiotensina II actúa como factor de crecimiento y estimula la liberación de otros factores de crecimiento, favoreciendo la proliferación mesangial.

Se ha evaluado también, a nivel experimental y clínico, el efecto de drogas que bloquean el sistema renina angiotensina (IECA y, en menor medida, antagonistas del receptor AT1) sobre la progresión de la enfermedad renal. Estos estudios han demostrado beneficios en la estabilización del filtrado glomerular, la reducción de la proteinuria en diabetes I, diabetes II y en una variedad de enfermedades renales de origen no diabético.

Index Foro -

Index Revista - Index FAC

Publicación: Junio 2000

©1994-2005 CETIFAC Bioingenieria UNER. Reservados todos los derechos
Webmaster - Actualización: 06-Ene-2005