FORO ARGENTINO DE EXPERTOS EN HIPERTENSION ARTERIAL

PERFILES CIRCADIANOS DE LA PRESION ARTERIAL. ¿CUAL ES SU IMPORTANCIA CLINICA?

GABRIEL WAISMAN

Hospital Italiano. Buenos Aires

En cualquier individuo, la presión arterial no es constante sino que está sujeta a considerables cambios durante el día y la noche. Las variaciones agudas pueden ser la consecuencia de diversos factores, como el estrés y el ejercicio físico. Sin embargo, estos están sobreimpuestos sobre el patrón de variación del ritmo circadiano de la presión arterial, que se evidencia aún en personas inmovilizadas. En la mayor parte de los individuos el rasgo más importante de este perfil es una sustancial caída de la presión arterial (mayor del 10% con respecto a la presión arterial diurna) durante el sueño (dippers).

Aunque no es posible definir por completo cuál es el patrón normal de la presión arterial durante las 24 horas, se ha progresado mucho en la caracterización de estos perfiles en individuos sanos y en la determinación de los cambios que ocurren en la hipertensión arterial y en otras patologías.

La fuente más importante de variación de la presión arterial son los cambios diurnos asociados con el ciclo sueño-vigilia. La presión arterial sigue un ritmo circadiano, con niveles generalmente más bajos durante la noche, y el despertar se asocia con un rápido incremento en los valores de presión arterial sistólica y diastólica, junto con un marcado incremento en la variabilidad de la frecuencia cardíaca y en la agregabilidad plaquetaria.

La baja reproducibilidad es uno de los problemas aún no completamente resueltos en la evaluación del ritmo circadiano de la presión arterial. El descenso nocturno de la presión arterial está relacionado principalmente con el sueño en sí mismo, con la inactividad física asociada y con los cambios posturales. No se relaciona con el momento o con la hora del día ya que cuando los individuos permanecen despiertos durante la noche no hay un descenso de la presión arterial y, en forma inversa, se produce una sustancial caída en la presión arterial cuando duermen durante el día.

Se ha demostrado, en estudios de corte transversal, que la falta de un adecuado descenso nocturno de la presión arterial en hipertensos tiene valor pronóstico. Los pacientes non-dippers presentan mayor prevalencia de hipertrofia ventricular izquierda, de infartos lacunares cerebrales y de disfunción glomerular precoz, expresada por la presencia de microalbuminuria. Por otra parte, la falta de un adecuado descenso nocturno de la presión arterial se ha identificado con mayor frecuencia en pacientes diabéticos, en hipertensos con otras disautonomías, en individuos con HTA secundaria (como enfermedad de Cushing y feocromocitoma), en pacientes con apnea del sueño y en pacientes trasplantados.

Index Foro -

Index Revista - Index FAC

Publicación: Junio 2000

©1994-2005 CETIFAC Bioingenieria UNER. Reservados todos los derechos
Webmaster - Actualización: 06-Ene-2005