ARTICULOS ORIGINALES

Evaluación invasiva y no invasiva de la contrapulsación arterial

EDMUNDO I. CABRERA FISCHER*†, ALEJANDRA I. CHRISTEN*, DIEGO TASSI*, EDUARDO DE FORTEZA*, MAXIMILIANO OTERO LACOSTE*, MARCELO R. RISK#

* Instituto de Investigación en Ciencias Básicas. Universidad Favaloro. Buenos Aires. Argentina.
# Department of Neurology. Beth Israel Deaconess Medical Center, Harvard Medical School, Boston, Massachusetts. USA.
† Miembro de la Carrera de Investigador del CONICET.
Dirección postal: Edmundo Cabrera Fischer. Solís 453. 1078 Buenos Aires. Argentina.
e-mail: fischer@favaloro.edu.ar
Recibido: Septiembre de 2001.
Aceptado: Octubre de 2001.

Summary

La contrapulsación aórtica es una técnica útil en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca refractaria al tratamiento médico y fue el primer método de asistencia circulatoria utilizado ampliamente en pacientes. Actualmente la contrapulsación arterial puede ser realizada en forma aguda o crónica y por ello se estudió un nuevo índice de eficacia de la contrapulsación, el cual se puede obtener considerando las áreas bajo las curvas de presión aórtica obtenidas en forma invasiva y no invasiva. El cálculo del índice DABAC/SABAC (diastolic area beneath arterial curve/systolic area beneath arterial curve) se realizó utilizando registros instantáneos de presión digital obtenidos mediante una técnica no invasiva que utiliza el principio del volumen clampeado de Penaz combinado con el control infrarrojo. El cálculo del índice DABAC/SABAC fue aplicado en animales de laboratorio y en pacientes ambulatorios, mostrando una asociación significativa (p < 0,001) entre el índice tradicional invasivo y este nuevo índice. En conclusión, el índice propuesto DABAC/SABAC permite la evaluación invasiva y no invasiva de la contrapulsación realizada en forma clínica.

Rev Fed Arg Cardiol 2001; 30: 628-631

La contrapulsación arterial es el método de asistencia circulatoria más utilizado en el último medio siglo, desde sus comienzos como método biológico experimental hasta los modernos contrapulsadores crónicos.1 La demostración de que el aumento de la presión diastólica tenía efectos benéficos, tanto en la función ventricular izquierda como en la circulación sistémica, es conocida y aceptada. Las formas de contrapulsación existentes en la actualidad son variadas: contrapulsación intraaórtica con balón, contrapulsación externa con “pantalón” inflable, contrapulsación biológica crónica con aortomioplastia dinámica, contrapulsación crónica con contrapulsador mecánico implantable.1-4 Además, la contrapulsación es tema de investigación en otros campos, como la circulación pulmonar5-6 y la aorta abdominal7.

Las indicaciones clínicas de la contrapulsación son la enfermedad coronaria y la insuficiencia cardíaca, razón por la cual su uso es tan extenso como la cantidad de pacientes que son refractarios al tratamiento médico y cuya única alternativa es la asistencia circulatoria.8 La indicación profiláctica de la contrapulsación hace aún más amplio el campo de aplicación del balón intraaórtico. La contrapulsación arterial es capaz de revertir casos de insuficiencia cardíaca y sus efectos se hacen evidentes mediante la medición de parámetros indirectos.

Habitualmente el seguimiento de la evolución del paciente se realiza mediante el monitoreo del volumen minuto, las presiones cardíacas y vasculares, y el estado clínico general. La medición directa de la eficacia de la contrapulsación arterial se podría lograr mediante un índice que tuviera en cuenta el efecto directo: cambios en la curva de presión diastólica aórtica. Experimentalmente existe un índice de esas características que fue desarrollado por Buckberg9 en 1972.

El índice de viabilidad subendocárdica descripto por Buckberg es muy preciso y consiste en dividir el valor numérico del área diastólica encerrada entre las ondas de presión aórtica y ventricular izquierda por el valor del área sistólica bajo las mismas presiones. Como es obvio, si aumenta el valor de presión diastólico aumenta el área bajo la curva y también el índice de viabilidad subendocárdico.9 Este índice es muy eficaz pero tiene el inconveniente de que necesita de la presión ventricular izquierda, razón por la cual no es práctico en clínica y mucho menos en pacientes ambulatorios.

El presente trabajo tiene por objeto describir un índice directo de contrapulsación arterial que puede ser utilizado con el solo registro de la presión arterial instantánea obtenida por medios invasivos o no invasivos.

MATERIAL Y METODO
Cálculo del índice de contrapulsación
Técnicamente, el índice de contrapulsación puede obtenerse contando con ondas de presión aórtica digitizadas y con un programa específico de cálculo de este nuevo índice de contrapulsación llamado DABAC/SABAC (diastolic area beneath aortic curve/systolic area beneath aortic curve).

Para obtener la onda de presión aórtica se utilizan las técnicas habituales, ya sea la presión del catéter de contrapulsación o la presión radial. La adquisición de la presión arterial puede estar acompañada o no por la señal del electrocardiograma de superficie, y se realiza mediante una plaqueta (Keithley DAS802; Keithley Corp, USA), con la ayuda de un programa específico realizado en Visual Basic for Windows (Microsoft Corp, Seattle, WA). Los registros se realizan con una frecuencia de 159 Hz y en general se obtienen 800 muestras en las condiciones más estables que pueda tener el paciente. Es decir que en unos pocos segundos se pueden obtener varios latidos para el procesamiento. En forma práctica se aconseja colocar el balón de contrapulsación 1:2 o realizar dos digitizaciones de presión arterial, una con el paciente contrapulsado y otra sin contrapulsación. Todo el procedimiento se realiza sin dejar de considerar las características clínicas del paciente.

Una vez que se almacenan los archivos electrónicos se puede hacer el cálculo del índice de contrapulsación mediante un programa específico que delimita las áreas diastólicas y sistólicas bajo la onda de presión aórtica. Tal como se puede observar en la Figura 1, el área diastólica se encuentra encerrada entre un límite impuesto por la incisura dícrota y otro por el pie de ascenso de la presión aórtica. El área sistólica se encuentra limitada por el pie de ascenso de la curva de presión arterial y la incisura dícrota. El programa de cálculo del índice DABAC/SABAC fue escrito en lenguaje C++ y se usó una PC IBM compatible.


Figura 1. El programa específico bajo entorno Windows determina las áreas bajo la curva aórtica en latidos no asistidos y asistidos (C). El índice DABAC/SABAC simplemente considera la relación área diastólica versus área sistólica para ciclos asistidos y no asistidos.

RESULTADOS
Estudio experimental
El índice DABAC/SABAC, que evalúa eficacia de la contrapulsación, fue estudiado experimentalmente y validado mediante su comparación con el índice de viabilidad subendocárdica descripto por Buckberg en 1972: DPTI/TTI (diastolic pressure time index/tension time index). Se tomaron, al azar, valores de los índices DABAC/SABAC y DPTI/TTI, totalizando 33 registros. Es decir que cada ciclo cardíaco fue evaluado al mismo tiempo por un índice tradicional y por el que se propone en este trabajo. Los valores hallados del índice propuesto DABAC/SABAC (1.028 ± 0,198 y 1.152 ± 0,224, para ciclos no asistidos y asistidos, respectivamente) fueron similares a los valores del índice invasivo DPTI/TTI (1.008 ± 0,319 y 1.117 ± 0,352, para ciclos no asistidos y asistidos, respectivamente). Una fuerte asociación entre los índices DPTI/TTI y DABAC/SABAC fue demostrada por medio de: 1) un alto coeficiente de correlación (r = 0,759; p = < 0,001); 2) un estudio de regresión lineal (cuadrados mínimos) mostrando una pendiente de 0,854 (p < 0,001); 3) una prueba de t (two-tailed) de la regresión, mostrando una pendiente sin diferencia significativa con respecto de 1 (0,854) y con un valor de intercept cercano a cero (0,027). Tampoco en este caso se observó una diferencia significativa, o sea que la línea de ajuste se aproxima a una recta que apunta a la intersección de los ejes de coordenadas cartesianas.7

El uso del índice de contrapulsación DABAC/SABAC ha sido adoptado en otros laboratorios experimentales, como el del Milwaukee Heart Insti­tute10. En un estudio de contrapulsación experimental presentado en Lübeck, Alemania, se presentó un nuevo modelo de electromioestimulador y se utilizó para su análisis el método aquí descripto.

Estudio clínico
Como el objetivo final del desarrollo de un nuevo índice de contrapulsación era que no fuese invasivo, el desarrollo del índice DABAC/SABAC se basó en la utilizacion de la onda de presión aórtica digitizada, sin utilizar ninguna presión ventricular izquierda. En este trabajo luego de la demostración experimental de una fuerte asociación entre el índice tradicional y el que se proponía, se hicieron estudios en ondas de presión arterial obtenidas en forma no invasiva.

Los registros no invasivos de presión arterial se hicieron en un paciente de 53 años con antecedentes de miocardiopatía dilatada de origen chagásico y sometido 26 meses después a una aortomioplastia dinámica, y en un voluntario sano, de 44 años de edad. Para la obtención de la onda de presión se utilizó una técnica no invasiva que sirve para el control latido a latido de la presión arterial en pacientes ambulatorios. Esta técnica está basada en el principio de Penaz (Dresden, 1973). Usualmente el dispositivo para uso clínico es conocido como Finapres (2300 Finapres, Ohmeda, Colorado, USA) o Portapres (Portapres Model-2, TNO-TPD Biomedical Instrumentation, Amsterdam, The Netherlands).

Esta técnica utiliza el estudio de Penaz, que contempla el volumen clampeado combinado con un fotopletismógrafo que mantiene un valor predeterminado durante el tiempo de estudio.11 La onda de presión que se obtiene es instantánea y está calibrada.

Estos estudios se hicieron en los dos sujetos en estado basal y luego de la maniobra de Valsalva, al mismo tiempo que se registraba un electrocardiograma de superficie. Ambas señales fueron digitizadas con una computadora IBM PC compatible. Los índices DABAC/SABAC fueron calculados con el mismo software que se utilizó para el cálculo del índice DABAC/SABAC en animales.

Los valores de DABAC/SABAC obtenidos durante la medición repetida de latidos no asistidos fueron semejantes en ambos casos (rango: 2,03-2,13) mientras que los valores observados en los ciclos asistidos mostraron un claro aumento (tan alto como 2,62) (ver Figura 2).


Figura 2. Registro no invasivo de la curva de presión arterial en un paciente sometido a aortomioplastia dinámica torácica. Canal 0: registro del electrocardiograma con el estímulo eléctrico correspondiente al pulso de trenes estandarizado y una relación de 1:2 con la frecuencia cardíaca espontánea. Canal 1: registro de electrocardiograma con los límites del fin de la sístole y del inicio de tren de pulsos. Canal 2: registro de la curva de presión arterial, con cambios diastólicos correspondientes a la contrapulsación. dPAo/dt: registro de la segunda derivada de la curva de presión en función del tiempo, con los límites del inicio de la sístole y del inicio de la diástole que separan, en la curva de presión del Canal 2, las áreas sistólica y diastólica debajo de la curva de presión arterial para la obtención del índice DABAC/SABAC.

Posteriormente el índice DABAC/SABAC fue utilizado en series de pacientes tratados con aortomioplastia dinámica por su insuficiencia cardíaca, en lo que constituye la única serie publicada de pacientes contrapulsados crónicamente por medios biológicos.12,13

DISCUSION
Los avances en farmacoterapia no han sido suficientes para evitar que un número significativo de pacientes necesite de apoyo circulatorio mecánico para el tratamiento de su insuficiencia circulatoria.14 Es por ello que el tratamiento de la insuficiencia cardíaca es un campo activo de descubrimientos y desarrollos biomédicos.

La contrapulsación aórtica es el método de asistencia circulatoria más utilizado, tanto en cantidad de tiempo, considerando su primera aplicación en el humano, como en número de pacientes que lo han recibido. El perfeccionamiento de la técnica ha permitido que se extendieran sus indicaciones.

En este trabajo se muestra una propuesta de monitoreo objetivo de la eficacia de la contrapulsación.

Si bien el índice de contrapulsación descripto por Buckberg tiene innegables atributos, su uso quedó relegado al área experimental de la cardiología debido a su alto grado de invasividad. En el humano no es rutina tener un catéter en el ventrículo izquierdo para medir su presión, y mucho menos si se tratase de una contrapulsación crónica. Es por ello que en el laboratorio de la Universidad Favaloro se desarrolló un índice de contrapulsación que compara las áreas diastólica y sistólica bajo la onda de presión aórtica obtenida de modo no invasivo.

La fácil obtención de ondas de presión instantáneas que permiten un eficiente monitoreo hace posible el cálculo del grado de efecto que se obtiene mediante la contrapulsación, cualquiera sea la técnica que se emplee para lograrla.

El alto grado de significación de la asociación entre el índice tradicional e invasivo (DPTI/TTI) y el nuevo índice no invasivo propuesto en este trabajo (DABAC/SABAC) abre la posibilidad de utilizarlo con precisión similar en los resultados finales. De esta forma es posible el control y seguimiento ambulatorio de pacientes contrapulsados crónicos por medio de una metodología no invasiva.

Actualmente hay series de pacientes que son contrapulsados crónicamente en forma no invasiva, ya sea por su enfermedad coronaria o por su insuficiencia cardíaca; tal es el caso de la contrapulsación externa y de la aortomioplastia dinámica.3,12 En estos casos de pacientes ambulatorios se impone el uso de métodos no invasivos para evaluar la eficacia de la contrapulsación brindada.15

CONCLUSIONES
El nuevo índice de contrapulsación arterial propuesto, DABAC/SABAC, permite la evaluación invasiva y no invasiva del grado de efectividad de la asistencia que se está realizando en un paciente de manera rápida y objetiva.

SUMMARY
INVASIVE AND NON-INVASIVE ASSESSMENT OF ARTERIAL COUNTERPULSATION
Aortic counterpulsation is an useful technique, used successfully in refractory heart failure, and it was the first circulatory assistance method to be used widely in humans. As counterpulsation can be achieved in acute and chronic states, we studied the ability of a new index to assess counterpulsation, analyzing diastolic and systolic areas beneath the arterial pressure curves obtained through invasive and non-invasive techniques.
Calculus of DABAC/SABAC (diastolic area beneath arterial curve/systolic area beneath arterial curve) index was performed by using records of finger artery pressure waves obtained with a technique that uses the Penaz volume-clamp approach combined with a photopletismography method. Calculus of DABAC/SABAC index was performed, both in laboratory animals and in ambulatory patients, showing a close association (p < 0.001) with a traditional invasive index.
In conclusion, DABAC/SABAC index allows invasive and non-invasive assessment of the efficacy of arterial counterpulsation performed clinically.

Agradecimientos
Los autores agradecen especialmente a la licenciada Claudia Saladino, bibliotecaria diplomada de la biblioteca de la Universidad Favaloro, por su dedicación y profesionalismo en la búsqueda bibliográfica realizada con incansable dedicación.

Bibliografía

  1. Kantrowitz A: Introduction to left ventricular assistance. En: Cabrera Fischer EI, Christen AI, Trainini JC (eds): Cardiovascular failure. Pathophysiological bases and management. Buenos Aires, Fundación Universitaria Dr. René G. Favaloro 2001; pp 255-274.
  2. Kantrowitz A: Introduction of left ventricular assitance. SASIO 1987; 10: 39-48.
  3. Arora RR, Chou TM, Jain D y col: The Multicenter Study of Enhanced External Counterpulsation (MUST-EECP): effect of EECP on exercise-induced myocardial ischemia and anginal episodes. J Am Coll Cardiol 1999; 33: 1833-1840.
  4. Chachques JC, Grandjean PA, Cabrera Fischer EI y col: Dynamic aortomyoplasty to assist left ventricular failure. Ann Thorac Surg 1990; 49: 225-230.
  5. Cabrera Fischer EI, Chachques JC, Christen AI y col: Benefits of aortic and pulmonary counterpulsation using dynamic latissimus dorsi myoplasty. Ann Thorac Surg 1995; 60: 417-421.
  6. Cabrera Fischer EIU, Chachques JC, Christen AI y col: Hemodynamic benefits of aorto-pulmonary counterpulsation to assist cardiac failure by using latissimus dorsi myoplasty. En: Carpenter A, Chachques JC, Grandjean P (eds): Cardiac bioassist. New York, Futura Publishing 1997; pp 493-501.
  7. Cabrera Fischer EI, Christen AI, de Forteza E y col: Dynamic abdominal and thoracic aortomyoplasty in heart failure: assessment of counterpulsation. Ann Thorac Surg 1999; 67: 1022-1029.
  8. Unger F: Introduction: Intra-aortic balloon pumping as an established clinical method. En: Unger F (ed): Assisted circulation IV. Berlín, Springer Verlag 1995; pp 9-11.
  9. Buckberg GD, Fixler DE, ARchie JP y col: Experimental subendocardial ischemia in dogs with normal coronary arteries. Circ Res 1972; 30: 67-81.
  10. Dumcius A, Bavarskis E, Chekanov V y col: Effects of thoracic aortomyoplasty using a new cardiomyosimulator for cardiac bioassist LD-PACE II. 1st Congress of the Cardiac Bioassist Association. What´s new in cardiac bioassist? Trends 2001. Lübeck, Travemünde, Alemania, 24-26 de mayo 2001, pp 22.
  11. Parati G, Casadei R, Gropelli A y col: Comparison of finger and intra-arterial blood pressure monitoring at rest and during laboratory testing. Hypertension 1989; 13: 647-655.
  12. Trainini J, Barisani JC, Cabrera Fischer EI y col: Chronic aortic counterpulsation with latissimus dorsi in heart failure: clinical follow-up. J Heart Lung Transplant 1999; 18: 1120-1128.
  13. Trainini J, Barisani JL, Mouras J y col: Chronic aortic counterpulsation with latissimus dorsi: clinical follow-up. Cardiomyoplasty comparison. Basci Appl Myol 2000; 10: 119-125.
  14. CONSENSUS Conference Report: Mechanical Cardiac Support 2000: Current applications and future trial design. J Am Coll Cardiol 2001; 37: 340-370.
  15. Cabrera Fischer EI, Christen AI: Counterpulsation: past, present and future prospectives. En: Cabrera Fischer EI, Christen AI, Trainini JC (eds): Cardiovascular failure: pathophysiological bases and management. Buenos Aires, Fundación Universitaria Dr. René G. Favaloro 2001; pp 275-286.

Tope

Sumario Analítico

Index Revista - Index FAC

Publicación: Diciembre 2001

©1994-2005 CETIFACBioingenieria UNER. Reservados todos los derechos.
Webmaster - Actualizacion: 01-Feb-2005