Página Inicial SCVC                                     Area: English - Español - Português

Estudio sobre Tabaquismo en una
Población de Montevideo (Uruguay)

Bianco, Eduardo; Senra, Hugo;
Nieto, Fernando; Sandoya, E.;
Schettini, C; Bianchi, M

Servicio de Cardiología, Asociación Española Primera de
Socorros Mutuos (AEPSM), Montevideo, Uruguay

SUMMARY
Introduction: In Uruguay few studies on smoking prevalence and features have been performed. However, Uruguay was set as one of the latinoamerican countries with higher prevalence (35 to 40%). In 1993, the Cancer Prevention National Program, realized a national survey, and his results showed that 22.3% Uruguayan people older than 14 years old were smokers.
Objectives: To investigate prospectively, in a population of Montevideo, the smoking prevalence, sexual and gender distribution, educational level, health care consultation and associated risks factors.
Material and Methods: In 1995, a random sample of 2650 adults was selected among 190 000 people covered by AEPSM. In June 1998, when the study had finished, we had recruited 2070 (78%).
Results: Showed that 23% were smokers, 15% former smokers and 62% non smokers; 27% of male and 20% of female were smokers.

Gender and age distribution (Table 1):

Discussion: Data were similar to 1993 study, but women showed an increasing smoking prevalence .Women showed lower rates of former smoker at any age. Never smokers prevalence is higher at lower educational levels. Current smokers had lowest medical consultation rates (46%). Current smokers prevalence of hypertension (27%), diabetes (4,7%), dyslipidemia (13,5%) were lower. Regarding overweight prevalence, the study showed 27% in former smokers and 21% in current smokers.
Conclusions: Men have mostly experienced and had a higher prevalence than women, but are also more frequently quitters. It is probably that women smoking prevalence is increasing as well in others underdeveloped countries. People with lower educational levels are the ones who have experienced the least, it is essential to implement necessary measures to prevent the spread to this sociocultural group.

Arriba

INTRODUCCION
   El tabaquismo ha sido definido por la O.M.S. como la principal causa anticipada y evitable de muerte (1). Determinar su prevalencia y evolución en el tiempo, en los distintos países, es un indicador de salud fundamental. Organismos e Instituciones Internacionales han situado a Uruguay como uno de los países latinoamericanos que más fuma, con una prevalencia entre 35 y 40 % (2). Sin embargo, la Encuesta de Hogares de Estadística y Censo de 1993, a solicitud del Programa Nacional de Prevención del Cáncer del Ministerio de Salud Pública, evidenció que sólo fumaba el 22.3% de los mayores de 14 años, en el Uruguay urbano (3) .

OBJETIVO
   El propósito de este estudio es analizar el tabaquismo de una población de Montevideo, desde el punto de vista de su prevalencia , distribución sexual y etaria , relación con nivel educacional, consulta médico en los últimos 6 meses y presencia de factores de riesgo asociados.

MATERIAL Y METODOS
   La Asociación Española Primera de Socorros Mutuos es una Institución de Asistencia Médica sin fines de lucro, localizada en Montevideo, Uruguay. La población cubierta por la misma es de aproximadamente 190.000 individuos, que son representativos de los 1:345.000 habitantes de Montevideo.

   Este análisis, es un estudio subsidiario de un estudio poblacional sobre Hipertensión Arterial, que se planificó y llevó a cabo en el Departamento de Cardiología. En Octubre de 1995 se randomizó, en forma selectiva una muestra de 2650 sujetos mayores de 19 años, sin límite superior de edad, distribuyéndose en seis grupos etarios. Los sujetos seleccionados fueron invitados a participar en el estudio, por teléfono y/o carta. Cuando el estudio finalizó, en Junio de 1998, se habían reclutado 2070 de ellos (78%). Los datos fueron obtenidos por interrogatorio y llenado de planillas, realizados por enfermeras y médicos. No se realizó convalidación biológica. Se definieron tres poblaciones a estudiar:1) Fumadores: aquellos que habían consumido cigarrillos en los últimos 6 meses. 2) Ex fumadores: aquellos que habiendo consumido diariamente, llevan más de 6 meses sin fumar. 3) Nunca fumadores: aquellos que nunca consumieron cigarrillos. l nivel educativo se determinó según la cantidad de años de estudio cursados, definiéndose 3 grupos: 0 a 6 años, 7 a 12 años y más de 12 años.Además, se interrogó a los participantes sobre si habían consultado médico en los últimos 6 meses, y sobre la coexistencia de otros factores de riesgo (hipertensión arterial, diabetes y dislipemia). Además se midió la altura en cms y el peso en Kg., a fin de determinar el Índice de Masa Corporal, y estudiar el sobrepeso (IMC 25 a 29) u obesidad (IMC igual o mayor a 30) de población.

RESULTADOS
   Ingresaron al estudio 2070 participantes, de los cuáles 799 (38%) fueron hombres y 1271 (62%) mujeres. Del total de los participantes, 1296 (62%) nunca fumó, 305 (15%) eran exfumadores y 469 (23%) eran fumadores. De los 799 hombres, 396 (50%) manifestó que nunca fumó, 185 (23%) eran exfumadores y 218 (27%) fumadores. Entre las mujeres, 900 (71%) nunca fumaron, 120 (9%) eran exfumadoras y 251 (20%) eran fumadoras actuales.

    Distribución etaria y sexual: La distribución por décadas se desarrolló de la siguiente manera: (Tabla 1)

    Media etaria: Población global 49,9; Nunca fumaron 51,0; Exfumadores 54,3; Fumadores 44,0 años.

    Hombres: Global 48,9; Nunca fumaron 48,1; Exfumadores ; 56,5; Fumadores 43,8. Mujeres: Global 50,6; Nunca fumaron 52,3; Exfumadores 51,0; Fumadores 44,1 años.

    Si consideramos la población en tres subgrupos: joven, maduro y mayor, encontramos que: (Tabla 2)

    Distribución según nivel educacional: Se pudieron recabar datos sobre 1250 de las 1271 mujeres y 790 de los 799 hombres (Tabla 3).

   Con respecto a si consultaron médico en los últimos 6 meses, se obtuvieron datos sobre 2044 de los 2070 participantes: Nunca fumaron: 780 de 1281 (59%); Ex fumadores :185 de 303 ( 61%); Fumadores: 212 de 240 (46%).

    En relación a la coincidencia con otros factores de riesgo, encontramos:
1) Hipertensión Arterial (HTA) : Manifestaron tener HTA 760 de 2070 (36,7%), dentro de los cuales: Nunca fumadores: 499 de 1293 (38,6%); Exfumadores: 132 de 305 (43,3%); Fumadores: 129 de 467 (27,6%).
2) Diabetes: Manifestaron ser diabéticos 117 de 2070 (5,7%). Nunca fumadores: 28 de 1291 (6,0%); Ex fumadores: 17 de 304 (5,6%); Fumadores: 22 de 467 (4,7%).
3) Dislipemia: Manifestaron tener alteraciones de los lípidos plasmáticos, 345 de 2070 (16,7%); Nunca fumadores: 220 de 1286 (17,1%); Ex fumadores: 62 de 301 (20,6%); Fumadores: 63 de 406 (13,5%).
4) Sobrepeso/Obesidad: Sobrepeso (IMC 25 a 29): 854 de 2057 (41,5%); Nunca fumadores : 489 de los 1290: (38%); Ex fumadores: 117 de los 303: (39%); Fumadores:168 de los 464:(36%). Obesidad: (IMC 30 o más) 478 de 2057 (23,2%). Nunca fumadores: 297 de 1290 (23%); Ex fumadores: 82 de 303 (27%); Fumadores: 99 de 464 (21%).

DISCUSION
   Del análisis surge que en dicha población, el 23% son fumadores actuales, con un 15% de exfumadores y un 62% de personas que manifiestan no haber fumado nunca. Dichos resultados tienen similitud con los encontrados en la Encuesta de Hogares de 1993, donde para la población de Montevideo se halló una prevalencia de 24% de fumadores, 14% de exfumadores y 62% de nunca fumadores (3). Analizando la media etaria observamos que la población fumadora es más joven (44 años) que la nunca fumadora (51 años) y la exfumadora (54,3 años). Con respecto a la influencia del sexo: dentro de los hombres, el 50 % manifestó no haber fumado nunca, 23 % que eran exfumadores y un 27 % que eran fumadores actuales. Entre las mujeres, 71% dijeron no haber fumado nunca, 9 % que eran exfumadoras y 20 % que eran fumadoras actuales. Dichos datos permiten evidenciar tendencias que se han manifestado en otros países en similar etapa evolutiva de la epidemia de tabaquismo. Es mayor el porcentaje de mujeres que no consumieron tabaco (71% vs. 50%). Entre los hombres, es mayor la prevalencia de personas que abandonaron la conducta de fumar (23% vs. 9 %). Por los datos obtenidos en lo referente al consumo ,y si se considera la evolución de las tasas de muerte por cáncer de pulmón aportadas por el Programa Nacional de Cáncer de Pulmón, es muy nítida la diferencia que existe entre hombre y la mujer con respecto a la etapa de la epidemia de tabaquismo (4). El hombre parecería encontrarse en la fase de declinación del consumo. Mientras que la mujer estaría en las primeras fases de la etapa II, con un consumo en crecimiento y muy bajo porcentaje de individuos que abandonan. Si comparamos estos resultados con la Encuesta de Hogares/93, hallamos que las prevalencias tanto del hombre como de la mujer, son diferentes. En aquel momento, en Montevideo, fumaba el 32% de los hombres y el 17% de las mujeres. Si bien la prevalencia global de exfumadores era de 14 %, la discriminación por sexo mostraba que 21% de los hombres y 8 % de las mujeres habían abandonado su tabaquismo. Si bien se trata de poblaciones diferentes, las cifras obtenidas, y su evolución en el tiempo, podrían estar corroborando la sospecha antes mencionada: decrece el tabaquismo de los hombres y se incrementa progresivamente el de la mujer, la cual experimenta escaso abandono.

    Volviendo al análisis de nuestra población, cuando se tiene en cuenta la distribución por grupos etarios y sexo, nos encontramos lo siguiente:
    1. Dentro de los nunca fumadores, los mayores porcentajes se alcanzan en el grupo de más de 70 años con respectivamente 76%. Obviamente la situación de este grupo puede deberse al menor número de fumadores vivos (8%). Con respecto al sexo, dentro de los nunca fumadores predominan ampliamente ,hasta el momento, las mujeres en todos los grupos etarios.
    2. Con respecto a los exfumadores, considerando la totalidad de la población, la prevalencia máxima se encuentra en la década de los 60-69 años (20%) y la mínima en la década de los 20-29 (4%). Con respecto a las diferencias sexuales, en el hombre el pico máximo de abandono se observa en la década de los 60-69 (38%) mientras que en la mujer se encuentra en la década de los 30-39 años.
   3. Entre los fumadores, el máximo de prevalencia se encuentra en las décadas 30-39 y 40-49 con (32% en ambas). Al considerar diferencias según sexo observamos que el máximo en los hombres coincide con las citadas décadas en donde fuma el 37% de los mismos. La mujer tiene su máximo (32%) en la década de los 30-39 años.

   El análisis por "Grupos generacionales" nos muestra:
   1) El mayor porcentaje de nunca fumadores (73%) se encuentra entre la adultos mayores, coincidiendo con la más baja prevalencia de fumadores (8%), lo cual reafirmaría lo expresado anteriormente: son pocos los fumadores activos que se encuentran vivos luego de los 60 años.
   2) Con respecto a los exfumadores: en los adultos jóvenes es donde se observa la menor prevalencia (10%), siendo en este grupo la misma para los hombres y mujeres . A medida que avanza la edad se incrementan los exfumadores, encontrándose 15% en el adulto maduro y 19% en el adulto mayor, pero dicho incremento se observa fundamentalmente a expensas de los hombres que registran 24% en el adulto maduro y 37% en el adulto mayor.
   3) Dentro de los fumadores, la prevalencia es similar en adulto joven y adulto maduro (30% y 28%), y muy baja prevalencia en el adulto mayor (8%). Considerando el sexo tampoco hay diferencias significativas entre adulto joven y adulto maduro: Hombres: 35 y 32 % respectivamente, y Mujeres: 27 y 25%. Pero en el adulto mayor es franco el predominio femenino (Hombres 12% y Mujeres 26%) . Cuando se considera el nivel educacional: la prevalencia de nunca fumadores es mayor en el grupo con menor nivel educacional (67%) y va disminuyendo, a medida que se incrementa el nivel educativo: 57% para enseñanza media y 50% para enseñanza superior. Con respecto a exfumadores: La prevalencia es similar entre los grupos bajo y medio (17% y 16%), encontrándose el nivel menor dentro de aquellos con mayor nivel educacional (12%). A su vez, la mayor prevalencia de fumadores actuales se encuentra en el grupo de enseñanza media (27%) y la menor, en el grupo de menor nivel de educación (16%). Dado que la epidemia de tabaquismo suele comenzar en los grupos de mayor nivel sociocultural para luego trasladarse a los de menor nivel, los porcentajes registrados en nuestra encuesta , parecerían reproducir la misma situación . Ello debe alertarnos para tomar medidas efectivas (como el incremento del precio del tabaco). Cuando se considera el control de su salud, en base a si consultó medico o no en los últimos 6 meses, observamos que si bien los fumadores son los que consultan menos, el 46% de ellos por lo menos consultó una vez al médico en dicho período. Esto es un aspecto muy importante, dado que el médico tiene la posibilidad de intervenir sobre el tabaquismo de dichas personas e impulsarlo a intentar el abandono. Según estadísticas internacionales, casi el 70% de los fumadores consultaron médico en el año previo (5). Los nunca fumadores y los exfumadores, presentan un nivel de consulta similar (59% y 61%).Cuando se valoran factores de riesgo asociados:, los fumadores presentan una prevalencia de hipertensión arterial de 27,6%, diabetes de 4,7% y dislipemia de 13,5%, que es menor de lo que se observa entre los nunca fumadores y exfumadores , lo cual es explicable dado que el grupo fumador corresponde a una población más joven y al hecho de que el diagnóstico de alguna de estas enfermedades suele movilizar a los fumadores a considerar el abandono del tabaquismo, y muchos pasan a integrar el grupo de exfumadores. La asociación de tabaquismo con cualquiera de los factores mencionados, implica un riesgo cardiovascular muy elevado y transforma al consumidor , en fumador de alto riesgo.

   Cuando se considera la totalidad de la población:
   *se declaran hipertensos el 36,7%, dentro de los cuales, el 65,7% son nunca fumadores, el 17,4% exfumadores y el 17% fumadores.
   *De los que se conocen como diabéticos (el 5,7% de la población), son nunca fumadores el 66,7%, ex fumadores el 18% y fumadores el 18,3%. Es decir que casi uno de cada cinco diabéticos ,de esta población, fuma, y la mitad de los diabéticos que alguna vez fumaron , han dejado de fumar.
   *Los dislipémicos conocidos son el 16,7%, de los cuales el 63,6% son nunca fumadores, el 18% ex fumadores y el 18,3% fumadores.
   *Con respecto a sobrepeso/ obesidad, el 64,7% de la población presenta un exceso de índice de masa corporal, correspondiendo un 41,5% a sobrepeso y un 23,2% a obesidad.

   No existe diferencia significativa en la población con sobrepeso, entre exfumadores (39%) y fumadores (36%), pero dentro de la población obesa, existe un leve incremento de exfumadores con respecto a fumadores actuales (27% vs. 21% respectivamente).

CONCLUSIONES

   1) Los hombres han experimentado con tabaco en mayor proporción y tienen una prevalencia actual mayor que las mujeres, pero también han dejado más.

   2) Si bien no son poblaciones comparables con respecto a la encuesta de Hogares de 1993, los datos nos permiten sospechar que el consumo en la mujer estaría creciendo en nuestro país, al igual que en otros países en desarrollo, y el abandono no está siendo considerado por ellas.

   3) Las personas con menor nivel educacional, son la que menos han experimentado y las que menos consumen tabaco actualmente. Es necesario implementar medidas que impidan la extensión de la epidemia a estos grupos socioculturales.

   4) La prevalencia de factores de riesgo es menor en la población fumadora.

REFERENCIAS

1. Tabaquismo: Una amenaza constante para la salud. Organización Panamericana de la Salud (OPS), 1997, 40 p.OPS Comunicación para la Salud Nº 12.

2. Country Collaborator's report, Uruguay. OPS. Silva Sosa,R. 1990.

3. Investigación Sociolaboral del Tabaquismo en el Uruguay urbano. Carámbula,J;Ronco,A. Programa Nacional del Cáncer de Pulmón. Dirección General de la Salud. MSP,1993.

4. Guidelines for controlling and monitoring the tobacco epidemic. WHO, Geneva,1998.

5. Treating tobacco use and dependence. US Department of Health and Human Services. Public Health Service,June 2000.

 

Arriba

Preguntas, aportes y comentarios serán respondidos por
los autores a través de la lista Epidemiología y Prevención.
Llene los campos del formulario (en español, portugués o inglés) y oprima el botón "Enviar".

Preguntas,
aportes o
comentarios:
Nombre y apellido:
País:
Dirección de E-Mail:

Arriba


2do Congreso Virtual de Cardiología

Dr. Florencio Garófalo
Presidente Comité Organizador
Dr. Raúl Bretal
Presidente Comité Científico
Dr. Armando Pacher
Presidente Comité Técnico - CETIFAC
fgaro@fac.org.ar
fgaro@satlink.com
rbretal@fac.org.ar
rbretal@netverk.com.ar
apacher@fac.org.ar
apacher@satlink.com

Copyright © 1999-2001 Federación Argentina de Cardiología
Todos los derechos reservados

 

Esta empresa colaboró para la realización del Congreso: