alerta9


La Obesidad es un problema de salud a nivel mundial y ningún país es ajeno a esta pandemia con lo que ello trae aparejado en la salud cardiovascular y disminución de la esperanza de vida de la población

La obesidad es una enfermedad compleja y con escaso tratamiento farmacológico. El estudio Step 1 forma parte del programa STEP (Semaglutide Treatment Effect in People with obesity) que está conformado por estudios clínicos que buscan determinar la seguridad, eficacia y beneficios de la semaglutida en pacientes que necesitan reducción de su peso corporal.

Semaglutida disminuye el peso en obesos no diabéticos y disminuye el riesgo cardiometabólico.

El Estudio Step 1(doble ciego) incluyo a 1961 adultos con IMC > 27 más 1 o > factores coexistentes relacionados al peso o IMC > 30. No eran diabéticos y se los aleatorizo 2:1 a semaglutide 2.4 mg SC una vez por semana vs placebo todo ello acompañado de cambios en el estilo de vida. La semaglutida es un análogo de la hormona del péptido 1 similar al glucagón humano (GLP-1) que induce pérdida de peso al reducir el apetito aumentando la saciedad, por lo que las personas reducen la ingesta y el consumo de calorías. Este estudio se extendió por 68 semanas y como resultado se vio un descenso de peso de -15.3 Kg grupo semaglutida vs 2.6 Kg en el grupo placebo. En el grupo Semaglutida se vio una reducción de peso significativa, mejoría del riesgo cardio metabólico y de la capacidad funcional.

Estos hallazgos que se desprenden de este estudio abren nuevas puertas en el tratamiento de la Obesidad

La utilización de Semaglutida 2.4 mg en forma subcutánea una vez por semana en personas con sobrepeso-obesidad se asoció con beneficios en la reducción de peso sostenido y fue relevante desde el punto de vista clínico siempre acompañada de cambios en el estilo de vida. Este tipo de drogas se posicionan como un tratamiento esperanzador y a futuro a tener en cuenta por la comunidad médica. Teniendo en cuenta que la Obesidad es una enfermedad crónica y que requiere un control a largo plazo.

Fuente

Dr. Diego Martínez Demaria, Comité de Obesidad y Diabetes.